0

La mayoría de las mujeres sueñan con poder tener el cabello hermoso en cada momento. Imagínate salir de tu casa todos los días con un cabello espectacular, como recién salido del salón de belleza. ¡Y que tu pelo se mantenga así de elegante y manejable durante todo el día!

Lamentablemente, esa no es la realidad de todo el mundo. Puedes echarle la culpa a tu tipo de cabello, a los productos que usas o a tu rutina de cuidado capilar. Pero lo cierto es que la madre naturaleza también juega un papel importante. Todos podemos tener el cabello rebelde, encrespado y grasoso sin razón aparente.

Pero también hay buenas noticias: te presentaremos algunos trucos increíblemente sencillos que pueden ayudarte a cambiar el aspecto y la textura de tu cabellera. Aunque tengas una tendencia natural a la resequedad, estos consejos para el cuidado del cabello pueden ayudarte a domar esa melena rebelde.

#1. Lávate el cabello de la forma correcta

Hemos estado haciendo esta sencilla tarea durante toda la vida. Sin embargo, muchas personas siguen cometiendo serios errores a la hora de lavarse el cabello. Y sí, aunque no lo creas, ¡hay formas correctas e incorrectas de lavarse el pelo!

A veces usamos demasiado champú, no lo aplicamos de forma pareja, o no lo enjuagamos bien. Siempre hay margen para mejorar, así que debes tratar de prestarle atención a esta sencilla pero importante tarea.

Al lavarte con champú, recuerda que el cuero cabelludo requiere más atención, porque las raíces son las que tienden a acumular más grasa. Por lo tanto, concéntrate más en limpiar el cuero cabelludo que las puntas, y frótate suavemente con las palmas y con las yemas de los dedos.

Al momento de usar acondicionador, en cambio, debes evitar el área del cuero cabelludo. El acondicionador puede hacer que las raíces se pongan más grasosas. Las hebras son las que necesitan más hidratación, y el acondicionador es perfecto para eso.

#2. Invierte en un champú en seco

Este truco para el cabello es particularmente beneficioso para las personas que tienen el cabello fino y graso. El champú en seco contiene ingredientes activos que absorben el sudor y los aceites del cabello, dejándolo más limpio y con un olor más fresco durante todo el día.

Los calurosos trayectos al trabajo y las sesiones de entrenamiento en el gimnasio nos pueden dejar el cabello grasoso y lleno de sudor. Para esos casos, el champú en seco puede ser ideal, porque nos saca de un apuro en un dos por tres. Rocíatelo directamente sobre las raíces, y luego cepíllate todo el cabello suavemente. Ten en cuenta que el champú en seco no necesita enjuague.

Esta fórmula también se puede usar para limpiar el cabello rizado, aunque es posible que tengas que modificar ligeramente el proceso de aplicación. En esos casos, no hay que cepillar el cabello después de aplicar el champú en seco. Si te cepillas, en vez de ponerte esos hermosos rulos más flexibles, terminarás poniéndotelos más encrespados y secos.

#3. Recurre a las horquillas

Independientemente del tipo de cabello que tengas o de su longitud, las horquillas para el pelo pueden convertirse en tus grandes aliadas. Son lo suficientemente pequeñas como para caber en cualquier monedero, así que no tienes excusas para no llevar algunas contigo en todo momento. Te pueden ayudar a controlar los cabellos sueltos, manteniéndolos lejos de tu rostro. ¡Y con ellas te puedes hacer un peinado bien elegante! Las horquillas son un accesorio esencial para toda mujer.

Si tienes suficiente imaginación, encontrarás muchas formas fáciles y creativas de utilizar esas pinzas. ¡Son muy prácticas! Por ejemplo, puedes ponértelas verticalmente y darle un toque muy elegante a tu peinado favorito. También puedes crear una atractiva cuadrícula de horquillas, o simplemente sujetar los mechones con pinzas decorativas dispersas.

#4. Usa la técnica de cepillado adecuada

Si vamos a hablar de instrumentos de peinado, el cepillo de cerdas de jabalí es la herramienta ideal, porque sus suaves cerdas permiten que el cabello se deslice fácilmente. Este tipo de cepillo deja las hebras bien pulidas, y elimina los residuos, el polvo y la suciedad, mientras distribuye los aceites naturales del cuero cabelludo desde las raíces hasta las puntas. Cepillarse el cabello puede parecer una tarea muy intuitiva, pero en realidad hay que conocer unos cuantos detalles para hacerlo bien. Tenemos que evitar cepillarnos desde la raíz hasta las puntas, sobre todo cuando tenemos el cabello seco, ya que corremos el riesgo de crear más nudos y enredos. En última instancia, le causaremos daños innecesarios a nuestra cabellera.

Lo correcto es empezar a unos pocos centímetros de las puntas, y tratar de cepillar siempre hacia abajo. Después hay que seguir cepillando con cuidado y poco a poco, hasta haber desenredado todos los nudos. También hay que tener en cuenta que no debemos cepillarnos el cabello cuando está mojado, porque el cabello es muy frágil cuando está húmedo. Antes de empezar a cepillarlo, hay que esperar a que se seque. Pero no debe estar ni mojado ni seco: lo ideal es que lo cepilles cuando esté ligeramente húmedo.

#5. Combate la estática con hojas para secadora

Tal vez te parezca extraño, pero las toallitas que se usan para suavizar la ropa en la secadora pueden convertirse en tu arma secreta contra la estática del cabello. Antes de peinarte, coloca una hoja para secadora sobre tu cabello o sobre tu cepillo, para eliminar la estática. Así tu cabello quedará más suave y fácil de peinar. Con esta técnica podrás domar esos cabellos rebeldes, y tu cabello quedará con un aroma agradable.

Conclusión

Si tu cabello no está en su mejor momento, tal vez se deba a que estás usando una técnica de lavado o cepillado incorrecta. También debes tener en cuenta que hay muchas herramientas y accesorios que puedes usar para alcanzar ese estilo que estás buscando. No hay ninguna razón para no lucir una melena fantástica, independientemente de tu tipo de cabello.

Si tienes problemas con tu cabello y necesitas ayuda profesional, los especialistas de Vinci Hair Clinic están a tu disposición. Ponte en contacto hoy mismo, para que reserves tu consulta gratuita sin ningún tipo de compromisos.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X