Call Us
0

Es normal que se nos caiga algo de cabello, pero a veces llega un punto en que ya no es normal. Querámoslo o no, siempre vamos a dejar algunos mechones en la ducha, y cuando nos cepillamos el pelo puede ser aún peor. De hecho, algo tan cotidiano como ir a dormir puede hacer que dejemos unas cuantas hebras capilares en la almohada. Normalmente perdemos entre 80 y 100 pelos diariamente. Si estás dejando más cabello de lo normal en el desagüe de la ducha o en el cepillo, o notas que el pelo se te está poniendo más fino, deberías comenzar a tomar medidas.

Hay muchas cosas que pueden producir calvicie, y por eso no resulta tan sencillo determinar cuál es la causa específica de una caída repentina del cabello. Al no poder diagnosticar la causa concreta, puede ser un poco complicado tratar el problema. En este artículo conocerás las causas más comunes de pérdida capilar, y te explicaremos qué puedes hacer para mantener un cabello saludable.

Desequilibrios hormonales

Los desequilibrios hormonales pueden desencadenar una variedad de problemas de salud y belleza, desde el acné hasta el aumento de peso. Cuando las hormonas se desajustan, todo el cuerpo sufre las consecuencias. Lamentablemente, estos trastornos también afectan a nuestro cabello.

Para mantener un cabello sano, es vital alcanzar un equilibrio entre los estrógenos y los andrógenos. Las hormonas masculinas acortan el ciclo de crecimiento del cabello. Y las hormonas femeninas, en cambio, favorecen ese ciclo.

Los trastornos endocrinos, como el síndrome de ovarios poliquísticos, pueden hacer que el cuerpo produzca un exceso de andrógenos, lo que a su vez puede provocar pérdida capilar. Además, la sensibilidad de los folículos es una predisposición genética que hace que los desequilibrios hormonales afecten más al cabello de algunas personas.

Eventos estresantes

Uno de los desencadenantes más conocidos de la calvicie es el estrés, porque puede elevar los niveles de la hormona masculina, lo que a su vez provoca caída del cabello. Cuando pasamos por un estrés importante, un gran número de folículos pilosos terminan entrando en fase de descanso, una condición que también es conocida como efluvio telógeno. El cabello puede empezar a caerse en poco tiempo, a menos que recibamos tratamientos contra el estrés.

Evidentemente, para solucionar la pérdida capilar generada por el estrés hay que buscar la manera de reducir esos niveles de estrés. La meditación y otras técnicas de relajación pueden ayudar a alcanzar ese objetivo, pero también podemos buscar asesoría profesional para combatir el problema.

Anemia o deficiencia de hierro

El hierro es un mineral esencial, y resulta indispensable para la producción de glóbulos rojos, los cuales suministran oxígeno y nutrientes a diversos tejidos y órganos, incluyendo los folículos capilares. La anemia por deficiencia de hierro se presenta cuando no hay suficiente provisión de hierro en el organismo, lo que hace que éste no pueda funcionar correctamente. Cuando esto sucede, los pocos glóbulos rojos restantes se destinan a oxigenar y nutrir a los órganos más imprescindibles, y así los folículos capilares son privados de oxígeno. Eso termina desencadenando la muda y pérdida del cabello.

La deficiencia de hierro puede ser detectada mediante un análisis de sangre. Su médico puede prescribirle algún suplemento de hierro. Para prevenir esta condición, es fundamental llevar una dieta saludable y consumir alimentos ricos en hierro.

Pérdida de peso drástica

Las pérdidas súbitas de peso pueden causar diversos cambios en el cuerpo, y hacer que los folículos pilosos entren en fase de reposo (efluvio telógeno). La caída capilar excesiva puede ocurrir semanas después del cambio, y se produce porque el cuerpo detecta una disminución repentina en las calorías disponibles, lo que hace que los folículos capilares entren en inactividad. El cabello suele ser la primera víctima de cualquier deficiencia nutricional, pero la buena noticia es que volverá a crecer cuando se estabilice el peso corporal.

Problemas de tiroides

Según un destacado tricólogo, “la glándula tiroidea ayuda a regular el metabolismo del cuerpo, controlando la producción de proteínas y el uso de oxígeno por parte de los tejidos. Por lo tanto, cualquier desequilibrio en la tiroides puede afectar a los folículos pilosos”. Una tiroides poco activa puede causar una condición conocida como hipotiroidismo, y si no se recibe tratamiento contra ella, puede producirse anemia.

La edad

A medida que las mujeres se acercan a la menopausia, empiezan a producirse muchos cambios en el organismo. Estos cambios también tienen un impacto sobre el cabello. Es normal que el pelo se ponga más fino con la edad, pues es un síntoma natural del proceso de envejecimiento.

Hay que estar en sintonía

“Estar en sintonía” significa saber escuchar y entender a nuestro cuerpo y a nuestro cabello. Hay que saber cuánto pelo perdemos normalmente cuando nos lavamos o cepillamos el cabello, porque así podemos detectar cuándo estamos perdiendo más pelo de lo normal. También hay ciertos factores relacionados con el estilo de vida que nos pueden ayudar a mantener un cabello saludable, como seguir una dieta balanceada y elegir peinados que no le agreguen tensión al cuero cabelludo.

Entonces, ¿qué debemos hacer si sospechamos que algo no anda bien con nuestro cabello? Si su familia tiene un historial de calvicie, o usted está presentando los signos clásicos de pérdida capilar, lo mejor es que busque asesoría médica. Un dermatólogo o tricólogo puede ayudarle a detectar las posibles causas de su calvicie.

Las personas que presentan pérdida capilar progresiva pueden reservar una consulta con Vinci Hair Clinic. Un especialista en pérdida y restauración capilar podrá examinar su historial familiar, su cabello y su cuero cabelludo, para determinar cuál es la causa más probable del problema, y recomendar posibles tratamientos. El doctor le ayudará a encontrar la opción que se adapte mejor a sus necesidades, ya sean tratamientos medicinales o incluso una intervención quirúrgica. Llámenos o envíenos un mensaje para reservar su consulta hoy mismo.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Copyright Vinci Medical Group 2006 - 2020

Images included in this and any Vinci Hair Clinic website, especially images of Vinci Hair Clinic clients, are the property of Vinci Hair Clinic and not to be reused by any third party without the express permission of Vinci Hair Clinic

X