0

El olivo es un cultivo arbóreo originario de la cuenca mediterránea, y sus frutos se han vuelto famosos por ser el ingrediente principal de la gastronomía del sur de Europa. A partir de estos frutos se produce el aceite de oliva, que se utiliza para fabricar aderezos para ensaladas, combustibles, productos farmacéuticos y cosméticos. Además, personas de todo el mundo han utilizado el aceite de oliva como producto orgánico para el cuidado del cabello, ya que muchos consideran que pone el pelo más suave, brillante y resistente.

Los principales componentes químicos presentes en el aceite de oliva son el ácido palmítico, el ácido oleico y el escualeno, además de otros ácidos grasos, como el ácido linoleico. Todas estas sustancias son emolientes, lo que significa que tienen elementos hidratantes y suavizantes, que resultan beneficiosos para todo tipo de cabello. El aceite de oliva es una fuente natural de emolientes, a diferencia de la mayoría de los champús, acondicionadores y pomadas que podemos encontrar en el mercado, los cuales contienen emolientes artificiales.

Cómo empezar una rutina de cuidado capilar con aceite de oliva

Diversas investigaciones han demostrado que el aceite de oliva es un excelente hidratante para el cabello, gracias a sus notables características nutricionales y organolépticas. Además, el aceite de oliva penetra en el tallo capilar, aportándole suavidad y fuerza; y conservando su humedad. A continuación te presentamos algunos consejos prácticos para que añadas el aceite de oliva a tu rutina.

Mide la cantidad de aceite que vas a usar

Si es la primera vez que usas aceite de oliva en tu cabello, mide con una cuchara la cantidad que vayas a utilizar. Por ejemplo, una o dos cucharadas de aceite de oliva serán suficientes para tu primer tratamiento capilar. Ten en cuenta que la cantidad de aceite que vayas a usar en el futuro dependerá del nivel de hidratación que quieras alcanzar.

Si tu cabello no muestra ninguna reacción adversa a esa primera experiencia, puedes proceder a utilizar el aceite de oliva de forma más abundante. Para tratar toda tu cabellera, dos cucharadas no serán suficientes. Necesitarás al menos un cuarto de taza de aceite de oliva para poder hacerte un tratamiento capilar completo, sobre todo si tienes el cabello muy largo o grueso.

Utiliza el arte del masaje

El aceite de oliva también puede hacer maravillas para el cuero cabelludo seco. Basta con masajear una buena cantidad de aceite en el cabello y en el cuero cabelludo durante varios minutos. Para un uso más eficaz, envuélvete el cabello con un gorro de ducha durante 15 minutos o más, para que el aceite se pueda absorber bien.

Peina antes de enjuagar

Antes de enjuagarte el aceite del cabello y del cuero cabelludo, péinate con un cepillo de púas anchas. Esto no solo acondicionará bien tu cabello, sino que también facilitará el peinado y la limpieza. Para obtener los mejores resultados, lávate el cabello rigurosamente con un champú orgánico, y después déjatelo secar muy bien. Es posible que tengas que lavarte el pelo más de una vez, dependiendo de la cantidad de aceite de oliva que te hayas aplicado.

¿Quién debe utilizar el aceite de oliva?

El aceite de oliva puede no ser adecuado para algunos tipos y texturas de pelo, ya que algunos cabellos retienen la grasa por mucho más tiempo que otros. El cuero cabelludo produce su aceite natural a través de las glándulas sudoríparas que se encuentran en los folículos pilosos. Este aceite natural se desplaza más rápidamente por el cabello fino y liso que por el cabello rizado o de textura gruesa.

Qué puede hacer el aceite de oliva por el cabello grueso

El aceite de oliva es el más adecuado para las personas con cabello grueso, ya que mantiene las hebras sólidas y suaves. Además, el aceite de oliva es rico en nutrientes cruciales, como los ácidos omega-3, los cuales son esenciales para la salud del cuerpo como un todo. Si se aplica directamente sobre el cuero cabelludo y el cabello, el aceite de oliva puede hacer que el pelo se ponga más grueso.

El aceite de oliva y el cabello tratado

Los cabellos muy tratados con permanentes, decoloración o alisadores pueden beneficiarse de esa capa de hidratación adicional que ofrece el aceite de oliva. Sin embargo, siempre debes esperar unos tres días después del tratamiento para aplicarte el aceite en el cabello.

El aceite de oliva combate las puntas abiertas

El aceite de oliva es muy beneficioso para quienes tienen puntas abiertas, ya que ayuda a suavizar las puntas quemadas o rotas. Para disfrutar de sus múltiples beneficios, aplícate el aceite en los últimos cinco centímetros de las hebras dañadas, pero asegúrate de sujetar tu cabello mientras lo haces. Para reacondicionar tu cabello, empieza por el cuero cabelludo y masajea el aceite hasta las puntas.

Conclusión

Hay muchos productos en el mercado que aseguran tener aceite de oliva, pero no hay nada mejor que usar el original. Además de sus beneficios acondicionadores, el aceite de oliva también ayuda a eliminar los piojos y a tratar la caspa.

Cuida la salud de tu cabello. Si estás luchando contra las entradas o el adelgazamiento capilar, Vinci Hair Clinic te puede ayudar. ¡Aprovecha la consulta gratuita que les ofrecemos a nuestros clientes nuevos! Ponte en contacto, y reserva tu cita hoy mismo.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Copyright Vinci Medical Group 2006 - 2020

Images included in this and any Vinci Hair Clinic website, especially images of Vinci Hair Clinic clients, are the property of Vinci Hair Clinic and not to be reused by any third party without the express permission of Vinci Hair Clinic

X