0

Tener una cabellera espesa y abundante es el sueño de muchos. Las melenas frondosas siempre han sido un símbolo de vitalidad y buena salud. Sin embargo, los que tienen la dicha de tener el cabello grueso saben muy bien que controlarlo no es tarea fácil.

Es agradable no tener que preocuparse por la pérdida de cabello, pero el pelo abundante puede ser difícil de mantener, porque hay que invertir mucho tiempo peinándolo y luchando contra el encrespamiento. Hay personas que tienen tanto cabello, que ni siquiera saben qué hacer con él. De cierta manera, una cabellera abundante es una bendición y una maldición al mismo tiempo. ¡Si tienes el cabello denso y grueso, los siguientes consejos y trucos te vendrán como anillo al dedo!

Enjuágalo con agua fría

Tal vez no te des cuenta, pero cuando te lavas y enjuagas el pelo, la temperatura del agua puede afectar la salud y el estado de tu cabellera. Por lo tanto, es importante que sepas escoger entre el agua fría y caliente, para poder mantener la fuerza, la vitalidad y el brillo de tu pelo.

Cuando el agua caliente entra en contacto con las raíces, los poros de los folículos pilosos se dilatan y se abren. En cambio, el agua fría hace que los poros se contraigan, manteniéndolos bien cerrados. Además, cierra las capas de la cutícula que el agua caliente ha roto, y restablece los enlaces lipídicos y la queratina. El agua fría les confiere a los tallos capilares una textura suave y bien definida, controlando el encrespamiento. Por consiguiente, la próxima vez que te duches, debes asegurarte de lavar y enjuagar tu cabello con agua fría.

Sé más exigente con tu champú y acondicionador

Ser “exigente” no significa que debas invertir en champús y acondicionadores caros y lujosos. Simplemente debes asegurarte de usar los productos adecuados, para que tu cabello se mantenga más suave y fácil de manejar.

Elige un champú sin sulfatos, y un acondicionador hidratante que no le añada peso a tu cabellera, sino que evite que tus hebras se resequen y se rompan. Es conveniente que añadas a tu rutina un producto que contenga aceite de marula, y que esté formulado para hidratar y humedecer el pelo seco y rizado. Además, debes evitar los champús y los acondicionadores voluminizadores, porque pueden hacer que tu pelo se ponga más prominente todavía.

Hazte un buen tratamiento capilar

Cuando el cabello es grueso y voluminoso, tiende a ponerse áspero, seco y abombado. Para conseguir una textura más brillante y sedosa, no dudes en añadir a tu rutina un buen tratamiento capilar natural.

Escoge una formulación que contenga proteínas de trigo, que te ayude a retener la humedad y a mantener tu cabello más nutrido y menos propenso a la resequedad. Además, una mascarilla capilar a base de miel y aceite de coco puede ser la solución ideal para calmar el cuero cabelludo y mejorar la salud de tu pelo en términos generales.

Conserva la hidratación

Si tu cabello es largo y grueso, tu prioridad debe ser mantenerlo bien hidratado. Aunque las glándulas sebáceas del cuero cabelludo hidratan al cabello, muchas veces este sistema de hidratación natural no es suficiente. Si te peinas, te lavas o te haces tratamientos en exceso, puedes terminar desarrollando resequedad. Además, se puede alterar la producción de sebo en el cuero cabelludo.

Por eso, si tu cabello grueso se ha puesto más seco y áspero que de costumbre, deberías pensar en hacerte un tratamiento de hidratación profunda. Por ejemplo, puedes aplicarte mascarillas capilares que contengan manteca de karité o aceite de argán, que son nutrientes ideales para el cabello seco.

Usa crema para un mayor control

Las cremas capilares le aportan un brillo natural al cabello áspero. No solo eliminan el encrespamiento, sino que también le aportan valiosos nutrientes esenciales. Para maximizar el poder de tu crema capilar, puedes aplicártela antes de usar el secador. La crema actuará como protector contra el calor, y mantendrá las hebras en su sitio.

Controla el encrespamiento con una plancha

Las planchas alisadoras se han convertido en herramientas imprescindibles para quienes tienen el pelo grueso. Estos utensilios nos pueden dejar el pelo liso, suave y fácil de manejar. Eso sí: asegúrate de usarla con el pelo seco, porque el cabello húmedo es demasiado vulnerable. También es fundamental que elijas la plancha más adecuada para tu tipo de cabello. ¡Y siempre debes usar un buen protector térmico antes de alisarte el cabello!

Reserva una cita con tu estilista

Si el pelo se te ha puesto demasiado voluminoso y te cuesta controlarlo, reserva una cita con tu estilista de confianza para que te haga un buen corte. Explícale cuáles son tus preocupaciones, para que pueda sugerirte un corte que vaya bien con tu look y con la textura de tu cabellera. Independientemente de que quieras hacerte un corte bajo, medio o largo, tu estilista te puede ayudar a escoger el estilo que te brinde el mejor resultado.

Conclusión

Si eres como la mayoría de la gente, seguramente querrás tener una melena frondosa, bella y saludable. Pero controlar el cabello grueso no es tan fácil como parece. Se enreda con facilidad, se desprende al cepillarlo y no siempre se mantiene en su sitio. Si sigues los consejos que te damos en este artículo, podrás domar esos mechones tan densos y rebeldes.

Si tienes el cabello grueso, probablemente se te haga más fácil detectar cuando las cosas no van bien. Si estás sufriendo una caída de cabello inusual, Vinci Hair Clinic te puede ayudar. Envíanos un correo electrónico o llámanos. ¡Ponte en contacto con nosotros, y reserva tu consulta gratuita hoy mismo!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Copyright Vinci Medical Group 2006 - 2020

Images included in this and any Vinci Hair Clinic website, especially images of Vinci Hair Clinic clients, are the property of Vinci Hair Clinic and not to be reused by any third party without the express permission of Vinci Hair Clinic

X