Welcome to Vinci Hair Clinic!

Calvicie, micropigmentación capilar y otros tratamientos

En otros tiempos no podíamos hacer nada para combatir la caída del cabello, pero eso quedó en el pasado. Actualmente la ciencia nos ofrece distintas soluciones y procedimientos quirúrgicos no invasivos, que requieren un cuidado realmente mínimo.

Sin embargo, para aprovechar al máximo los tratamientos disponibles, hay que saber escoger bien. Es fundamental elegir el procedimiento más adecuado para nuestro tipo de cabello, y ponernos en manos de profesionales certificados, con una dilatada trayectoria, que hayan tratado satisfactoriamente a otras personas con condiciones similares.

Vinci Hair Clinic opera en más de 25 países, y siempre nos aseguramos de ofrecer tratamientos de vanguardia, para garantizar que nuestros clientes queden bien satisfechos. En este artículo repasaremos los principales factores que inciden en la caída del cabello, y veremos cuáles son algunos de los tratamientos que se utilizan en la actualidad. Pero primero que nada, ¿Qué es la caída del cabello, y por qué aparece?

“¿Por qué se me está cayendo el pelo, y cómo debo tratarlo?”

Tanto a los hombres como a las mujeres se les puede caer el cabello, y hay varios factores que pueden estar detrás de ese problema. Algunas causas son genéticas, y otras son ambientales. La mala alimentación, la contaminación atmosférica y el estrés crónico son solo tres causas muy comunes. La caída del cabello puede minar nuestra autoestima, afectando nuestro rendimiento tanto en el campo personal como en el profesional.

Encontrar la causa de la pérdida del cabello es el primer paso para poder tratar el problema de forma adecuada y eficaz. Si consultas a un buen especialista, evitarás optar por medicamentos o tratamientos innecesarios o equivocados. Incluso, es posible que tu pérdida capilar no sea un problema realmente. A todos se nos caen unas 100 hebras de cabello al día. ¡Eso forma parte del ciclo natural de crecimiento del cabello!

Cuando de verdad existe un problema de pérdida capilar, podemos optar por tratamientos tópicos u orales, que no dejan cicatrices visibles. Si estas alternativas no surten el efecto deseado, hay otros procedimientos (como los trasplantes capilares, por ejemplo), que pueden devolvernos esa preciada cabellera.

Hay diversas opciones de tratamiento, incluyendo:

  • Plasma rico en plaquetas (PRP)
  • Mesoterapia
  • Micropigmentación capilar (MSP)
  • Trasplantes capilares: Extracción de unidades foliculares (FUE) y Trasplante de unidades foliculares (FUT)
  • Gorra láser
  • Medicamentos tópicos u orales (como Finasteride y Minoxidil)

La MSP, cuando se usa junto con la gorra láser y medicamentos como el Minoxidil o el Finasteride, puede ayudarnos a recuperar nuestra imagen de la forma menos invasiva posible. Sin embargo, la mayor diferencia entre la MSP y los otros tratamientos es que ésta no pretende hacer que el cabello vuelva a crecer, sino simplemente crear un efecto de cobertura capilar en las zonas que presentan calvicie.

¿Qué es la MSP y cómo funciona?

La MSP es una revolucionaria técnica no quirúrgica que nos puede ayudar a recuperar la apariencia de un cabello denso. El procedimiento consiste en aplicar un pigmento del mismo color que el cabello real, para que el pelo se vea más frondoso y abundante.

El proceso se lleva a cabo con un aparato eléctrico similar al que utilizan los tatuadores, aunque con pequeñas diferencias, para adaptarse a los requerimientos específicos del cuero cabelludo. El procedimiento puede resumirse en cinco pasos:

  • El especialista examina el cuero cabelludo del paciente, para analizar su condición y flexibilidad antes de empezar con el procedimiento.
  • Después de evaluar y determinar la densidad capilar, se marcan las zonas que son apropiadas para recibir la MSP.
  • Se prepara el pigmento del tipo adecuado, de forma que se ajuste al máximo al color de los folículos preexistentes.
  • El experto en MSP rellena las zonas previamente marcadas con el pigmento respectivo, utilizando microagujas no invasivas.
  • El procedimiento se aplica siguiendo el ángulo de crecimiento natural del cabello, y queda completado en unas seis horas.

A diferencia de los tatuajes comunes, la MSP usa más pigmentos orgánicos, y evita los pigmentos con altos componentes metálicos, buscando generar el menor impacto posible sobre el cuero cabelludo. Además, en la MSP se utilizan técnicas diferentes. El tatuaje convencional implica cicatrización, y penetra más profundamente. En cambio, con la MSP solo se tocan las capas más superficiales de la piel, y se usa una técnica de punteado.

La duración de la MSP y sus cuidados posteriores

A veces no es fácil que el cabello vuelva a crecer. Pero como la MSP no busca aumentar el crecimiento del cabello, sus resultados son mucho más controlables. Eso significa que puede brindar resultados a largo plazo, siempre que se realice correctamente, utilizando el tipo de pigmento adecuado. Si se siguen los cuidados respectivos, la MSP puede ofrecer un resultado satisfactorio al menos por unos seis años. Además de los cuidados habituales, el pigmento puede requerir un retoque al cabo de unos cuatro años, para mantener la nitidez de los colores.

Inmediatamente después de realizar la MSP, el cuero cabelludo se pone tenso, al comenzar el proceso de cicatrización. Por lo tanto, hay que tener cuidado de no aplicar presión, evitando frotar o acariciar el cuero cabelludo. Además de ralentizar el proceso de cicatrización, eso podría hacer que el cuero cabelludo sufra alguna infección. Hasta la ducha y el lavado con champú se deben limitar en las horas posteriores al procedimiento.

Entre cinco a diez días después de realizada la MSP, se debe limitar el ejercicio intenso, para evitar que el cuero cabelludo se llene de sudor, o quede dañado por la presión. El cuero cabelludo necesita un tiempo para recuperarse, y también debemos dejar que el pigmento se seque y se asiente adecuadamente. Una vez completado el período de recuperación, hay que tener en cuenta dos cosas sobre el cuidado de la MSP:

  • Hidratación. Al principio, el paciente puede sentir el cuero cabelludo irritado, debido a la tinta. Para evitar cualquier picor o descamación, hay que usar una crema hidratante a diario, para mantener la salud y la limpieza del cuero cabelludo.
  • Exposición al sol. La radiación ultravioleta puede dañar los pigmentos de la MSP. Por eso hay que usar sombrero y protector solar, evitando la exposición directa al sol siempre que sea posible.

Reflexiones finales

Combatir la caída del cabello supone un gran reto, pero no siempre es necesario que nos sometamos a un trasplante capilar para recuperar nuestra imagen. Hay procedimientos mínimamente invasivos, como la MSP, que son rápidos y accesibles, y que pueden ofrecer resultados satisfactorios. Además, requieren poco mantenimiento y su duración se puede extender con unos simples retoques.

Los especialistas capilares de Vinci Hair Clinic llevan años realizando procedimientos de MSP. Aproveche nuestra evaluación gratuita, y consulte a uno de nuestros expertos. ¡Póngase en contacto con nosotros y aparte su cita hoy mismo!