Hace tiempo, Benjamín Franklin dijo que las únicas certezas en la vida son la muerte y los impuestos. ¡Pero le faltó algo! Debió haber dicho “la muerte, los impuestos y la calvicie masculina”. La mayoría de los hombres desarrollan cierta caída del cabello en algún momento de sus vidas. Si eres hombre, esto te puede resultar un poco deprimente; pero no significa que tengas que quedarte de brazos cruzados, esperando a que se te caiga el pelo. ¡Hay algunos tipos de calvicie que son perfectamente tratables!

Todos sabemos que el conocimiento es poder. Si entiendes algunas de las causas de la calvicie, estarás en una mejor posición para tomar medidas preventivas. Ciertamente, hay algunos tipos de pérdida capilar que no se pueden evitar, pero si sabes en qué consiste tu problema, podrás evitar lo que se pueda evitar, retrasando la enfermedad al máximo y tratándola de la mejor forma posible. ¡Sigue leyendo para que descubras más!

La caída del cabello y sus causas más comunes

Herencia

Algunos hombres sufren calvicie como resultado directo de su herencia genética. Si quieres saber si entras en esta categoría, simplemente échales un vistazo a tus parientes masculinos de mayor edad. Si hay antecedentes de calvicie en tu familia, lo más probable es que tú también experimentes algo parecido.

Pero aunque entres en la categoría de los “condenados por la genética”, no todo está perdido. Más adelante veremos cuáles son los tratamientos disponibles.

Condiciones médicas

Hay algunas enfermedades que pueden provocar caída del cabello. Si tienes una enfermedad grave y te haces un tratamiento de radioterapia o quimioterapia, es muy probable que se te caiga el pelo. Los medicamentos fuertes también pueden afectar al cabello. Los esteroides, los anticoagulantes, los antidepresivos y las dosis altas de vitamina A pueden contribuir a la caída del cabello.

Otras afecciones que pueden provocar pérdida del cabello son la anemia y los problemas de tiroides. La inflamación del cuero cabelludo, la psoriasis y la caspa también son señales de alerta. Generalmente, el picor que causan estas enfermedades hace que el paciente se rasque, y el rascado continuo hace que el cabello se desprenda y, en casos graves, puede incluso dejar cicatrices en el cuero cabelludo.

Las enfermedades autoinmunes aparecen cuando nuestro sistema inmunitario identifica una supuesta amenaza externa por error, y empieza a atacar células sanas. Esto puede dar lugar a una forma de calvicie en forma de parches, conocida como alopecia areata.

Estilo de vida

La mala alimentación es otro factor que contribuye de forma importante a la caída del cabello. La falta de nutrientes críticos, particularmente de proteínas, vitaminas, ácidos grasos y zinc, puede provocar un tipo de pérdida capilar conocido como efluvio telógeno. Otros factores relacionados con el estilo de vida, como el tabaquismo y la falta de ejercicio, pueden afectar al ciclo natural de crecimiento del cabello debido a la restricción en el flujo de sangre que va al cuero cabelludo. ¡Y el estrés también puede provocar caída del cabello!

Cómo tratar la caída del cabello

Prevención

Es mejor prevenir que lamentar. Algunas de las causas de la calvicie que acabamos de mencionar pueden detenerse e incluso revertirse, en algunos casos. En este sentido, identificar la causa subyacente es un paso crucial.

Por ejemplo, la mayoría de los casos de pérdida capilar causados por enfermedades o tratamientos médicos empezarán a desaparecer una vez que la afección haya remitido, y cuando los tratamientos ya no sean necesarios. Los cambios en la dieta y en el estilo de vida también pueden corregir la caída del cabello causada por estos factores.

Cómo tratar la caída del cabello hereditaria o avanzada

No todos los tipos de pérdida capilar se pueden revertir fácilmente. Cuando la calvicie es causada por factores genéticos o está en fase avanzada, no se puede revertir con solo hacer cambios en nuestro estilo de vida. Las personas que tienen calvicie en estadio tres o más en la escala de Norwood pueden necesitar una intervención más directa.

Para tomar una decisión sobre los tratamientos a seguir, siempre hay que consultar a un verdadero experto. El trasplante capilar es una de las opciones de tratamiento. En años recientes, los avances científicos y técnicos han mejorado enormemente la eficacia de la cirugía de trasplante capilar. Uno de los procedimientos más populares y eficaces se lleva a cabo mediante la cirugía de extracción de unidades foliculares (FUE), la cual consiste en trasplantar folículos capilares extraídos de zonas donantes de la cabeza a las zonas afectadas por la calvicie.

Otra opción es la micropigmentación capilar (MSP), que consiste en darle al cuero cabelludo una apariencia de pelo rapado, mediante la aplicación de pigmento. Este proceso tiene similitudes con el tatuaje.

Reflexiones finales

Aunque la caída del cabello en hombres es cada vez más común, sigue siendo una experiencia traumática para algunos, sobre todo para los más jóvenes. Por eso es alentador saber que hay diversas opciones para prevenir, retrasar y tratar la caída del cabello. Y el primer paso es averiguar cuáles son esas alternativas. ¡Esperamos que este artículo te haya ayudado!

Si has probado algunos de los tratamientos que hemos descrito en este artículo pero sigues preocupado por la caída del cabello, tal vez sea el momento de consultar a un verdadero profesional. En Vinci Hair Clinic contamos con los mejores especialistas, y les ofrecemos una consulta gratuita a todos nuestros clientes nuevos. No pierdas esta oportunidad. ¡Ponte en contacto y reserva tu cita hoy mismo!