Normalmente, una persona pierde alrededor de 100 pelos del cabello a diario. Aunque este número podría resultar alarmante para ti, es algo totalmente normal. Sin embargo, lo que es más preocupante es el período postparto en las mujeres. Técnicamente conocido como telogen effluvium, el proceso de pérdida de cabello tras el embarazo puede causar que una mujer pierda hasta 300 pelos del cabello en un día.

De acuerdo con científicos, este es un proceso natural que no debería alarmarte. La pérdida de cabello postparto ocurre debido a la falta de regulación en los niveles hormonales (principalmente estrógeno) cuando el cuerpo comienza a recuperarse de la fase de embarazo.

El comienzo de la pérdida de tiempo postparto

La pérdida de cabello postparto puede notarse de dos a cuatro meses después de dar a luz y puede durar por varios meses. Las mujeres con un cabello largo y un cabello que crece rápidamente durante el período de embarazo también tienen una mayor probabilidad de experimentar una pérdida de cabello más intensa.

Sin embargo, los científicos sostienen que la cantidad de pérdida de cabello no siempre es proporcional al crecimiento del cabello durante el embarazo. Durante los meses de embarazo, los elevados niveles de estrógeno extienden el proceso de crecimiento del cabello. La cantidad de cabello en estado de reposo es menor y el número de pelos que cae es menor al normal, lo que le da una apariencia más densa al cabello.

Luego del embarazo, las mujeres experimentan una reducción en los niveles de estrógeno y el número de folículos del cabello que pasan al estado de reposo se incrementa. Este cabello se caerá de tres a cinco meses después. Entonces, dentro de cinco meses, no te sorprendas si encuentras más cabello en la ducha o atrapado en tu cepillo de peinar.

Esta condición es considerada temporal y el ciclo de crecimiento del cabello regresa a lo normal después de un año. Si estos síntomas persisten más allá de los 12 meses, es recomendable consultar con un doctor para obtener una asesoría profesional.

Cómo puedes tratar la pérdida de cabello postparto

Prevenir la pérdida del cabello aún no es posible. Las hormonas de las mujeres deben regularse solas luego del nacimiento del niño y este es un efecto secundario del proceso. Los cambios en tu dieta y otros consejos pueden ayudar a suavizar el efecto de pérdida de cabello. Debajo hemos reunido cinco consejos que no necesitan asistencia médica alguna y son bastante directos.

  1. Mantén una dieta saludable

Seleccionar los alimentos que ingresan a tu cuerpo es esencial para regular el sistema hormonal y mantener una condición saludable. Además, una dieta planificada que contenga los nutrientes necesarios ayuda a que el cuerpo se recupere más rápidamente y ralentiza el proceso de pérdida de cabello postparto. En general, una dieta adecuada debe estar balanceada y debe ser rica en nutrientes y vitaminas absorbidas a través de frutas frescas, granos, vegetales y pescado. Para procesar todos los alimentos adecuadamente, asegúrate de mantener un buen nivel de hidratación.

  1. Reduce tu nivel de estrés

El estrés afecta los folículos pilosos y evita que sigan produciendo nuevos pelos, lo que reduce la densidad del cabello y hace que el cabello se caiga con más facilidad. Reducir tus niveles de estrés ayuda a equilibrar la actividad de la hormona que afecta los folículos pilosos. Añade técnicas de relajación prácticas a tu rutina diaria, como el yoga, caminatas casuales, meditación, sesiones de respiración controlada y pasar tiempo con los amigos para mantener bajos tus niveles de estrés.

  1. Usa un champú que dé volumen

Estos champús ayudan a evitar que se caigan las raíces del cabello. Estos hidratan y humectan la piel y las raíces del cabello para una mejor elasticidad y una reparación rápida de las cutículas de los folículos pilosos. Los champús y acondicionadores contemporáneos están hechos de soluciones que complementan el aumento de visibilidad y mantiene el cabello hidratado sin ponerlo pesado. Al aplicarlo, acondiciona solo las puntas de tu cabello para evitar ponerlo pesado.

  1. Evita el daño que causan los químicos o el calor

Luego del embarazo, el cuerpo pasa por un proceso de recuperación. Durante este período, el cabello está débil y frágil y la exposición al calor de rizadores o secadores, e incluso químicos del salón de belleza podrían dañarlo. En lugar de aplicar tratamientos y químicos fuertes en tu cabello, enfócate en champús y acondicionadores que te ayuden y reduce el uso de herramientas que usen calor.

  1. Toma muchas vitaminas

Las vitaminas juegan un papel importante en aliviar la pérdida del cabello postparto. Busca las vitaminas D, B, C, A, B12, zinc e hierro, ya que la falta de alguno de estos elementos puede prolongar la pérdida de cabello postparto. Estos minerales estimulan el crecimiento de los glóbulos rojos, los cuales transportan el oxígeno a todas las células del cuerpo.

Pensamientos finales

La pérdida de cabello postparto hace que algunas mujeres se sientan incómodas con su cabello, lo que lleva al uso de tratamientos y acondicionadores. No hay nada malo con tratar diferentes métodos hasta que encuentres el que ayude a tu cabello. Sin embargo, debes tener cuidado y, si no te sientes segura, pedir el consejo de un experto.

Vinci Hair Clinic ofrece una consulta gratuita a todos nuestros clientes, así que si estás buscando un tratamiento en específico o simplemente buscando asesoría, un experto de Vinci puede ayudar. ¡Ponte en contacto hoy mismo y reserva tu cita!