¡Bienvenidos a Vinci Hair Clinic!

  • Español
  • Español

Cinco opciones no quirúrgicas para restaurar tu cabello

La mayoría de las personas experimentan una caída anormal de cabello en algún momento de sus vidas. La definición de “anormal” hace referencia a una cantidad claramente superior al número de hebras que perdemos diariamente, como parte del ciclo de crecimiento normal del cabello. Esto puede suponer unos cien cabellos al día. Si se supera esa cifra, podemos considerar que estamos entrando en el terreno de una caída anormal del cabello.

La caída del cabello se puede producir por muchas razones diferentes. Afortunadamente, también hay muchas opciones para afrontarla. El trasplante capilar es uno de los tratamientos más conocidos, en parte porque muchas celebridades han decidido someterse a él, haciéndolo de conocimiento público.

Sin embargo, los trasplantes capilares no son para todo el mundo. Por un lado, no todo el mundo es un candidato adecuado, ni tampoco es el tratamiento apropiado para todos los clientes. Hay muchas otras formas de recuperar el cabello que no requieren cirugía. En este artículo examinamos algunas.

Diagnosticando el problema

Antes de embarcarte en cualquier tipo de tratamiento de restauración capilar, debes saber cuál es la causa de tu problema de calvicie, ya que no existe un tratamiento de restauración capilar que sirva para todos. Algunos tipos de pérdida capilar, como la calvicie masculina y femenina, tienen un origen genético. Otros pueden estar provocados por una enfermedad, un traumatismo o incluso por peinados demasiado ajustados. La calvicie puede ser progresiva y permanente, o puede ser un estado temporal que termine corrigiéndose por sí mismo con el paso del tiempo.

Todas estas diferencias en cuanto a las causas y las consecuencias nos indican que es vital que un profesional cualificado evalúe tu situación, para dar con la causa específica de tu pérdida capilar. Solo después de tener un diagnóstico fiable podrá evaluar las opciones de tratamiento. El trasplante capilar podría ser una de esas opciones, pero hay otros tratamientos sobre la mesa. ¡Sigue leyendo!

Cinco vías de tratamiento alternativas no quirúrgicas

Tratamiento de regeneración celular

El tratamiento de regeneración celular se ha utilizado durante mucho tiempo en diferentes contextos médicos, pero en los últimos años ha ganado popularidad como un procedimiento de restauración capilar eficaz. Se trata de una técnica que utiliza las propiedades curativas y de crecimiento del propio cuerpo para restaurar el cabello. La regeneración celular consiste en separar una pequeña cantidad de plaquetas y plasmas de la sangre del paciente, hasta dar con una solución inyectable. Ésta se aplica a los folículos pilosos, para estimular el crecimiento del cabello y engrosarlo visiblemente. El tratamiento se puede usar para tratar la alopecia y el adelgazamiento capilar en la mayoría de las etapas de la calvicie, o como tratamiento complementario tras un trasplante de pelo.

Micropigmentación capilar (MSP)

Muchos hombres (y algunas mujeres) deciden raparse la cabeza. Lo hacen porque les gusta como se ven, o porque se dan cuenta de que su pelo se está debilitando y quieren disimularlo. Para algunos es una mezcla de ambas razones. El tratamiento MSP permite que los que se están quedando calvos puedan lucir una cabeza “llena de pelo”, pero rapado. Es un proceso que se asemeja a un tatuaje, pero se usan agujas mucho más pequeñas. Se inyectan pigmentos de grado médico en la capa superior de la epidermis, para crear el efecto de una cabellera recién rapada.

Gorra láser

Las gorras láser utilizan la terapia de luz de baja intensidad (LLLT) para estimular el crecimiento del cabello. Diversos ensayos clínicos han demostrado que la LLLT favorece el crecimiento del cabello, al estimular a las células madre epidérmicas del folículo piloso, con lo que los folículos pasan a la fase anágena del ciclo de crecimiento capilar. Las gorras láser son un tratamiento adecuado para cualquier tipo de pérdida capilar, y tienen la ventaja añadida de que pueden usarse en casa, lo que evita la necesidad de acudir a una clínica. Al igual que el tratamiento de regeneración celular, la gorra láser se puede usar para promover la curación después de los trasplantes capilares.

Mesoterapia

La mesoterapia es otro tratamiento inyectable que se usa para estimular el crecimiento del cabello, tanto del nuevo como del previamente existente. Puede engrosar el cabello y mejorar su densidad. El proceso se diseña en función de las necesidades individuales del paciente, por lo que los factores de crecimiento, los medicamentos y las vitaminas utilizados pueden variar de un caso a otro. Se usa para combatir el adelgazamiento capilar, la calvicie por patrones y la pérdida de cabello provocada por condiciones hereditarias u hormonales.

Medicamentos

Actualmente existe una amplia gama de medicamentos orales y tópicos que se utilizan para tratar la caída del cabello. Por poner solo dos ejemplos, la gama incluye el minoxidil, un medicamento vasodilatador tópico que ensancha los vasos sanguíneos para permitir que llegue más oxígeno y nutrientes a los folículos pilosos. También está la finasterida, que se toma en forma de píldora y es eficaz tanto para reducir la caída del cabello como para estimular su crecimiento. Hay muchos otros medicamentos de venta libre y bajo récipe que se usan para combatir la caída del cabello, pero para usarlos es necesario que el paciente reciba el asesoramiento y la orientación de un profesional.

Conclusión

Hoy en día no es necesario tolerar la calvicie. En la actualidad existen muchos más tratamientos eficaces para restaurar el cabello. Eso es una buena noticia para los millones de personas que sufren el trauma de la caída del cabello, pero el primer paso es determinar cuál es la causa del problema. Una vez que lo sepas, podrás empezar a buscar las opciones de tratamiento más adecuadas.

Si te preocupa la pérdida o el debilitamiento del cabello, lo mejor es que hables con un experto cuanto antes. En Vinci Hair Clinic te ofrecemos la posibilidad de hacerlo, y te brindamos una consulta gratuita y sin compromisos con uno de nuestros especialistas. ¡Solo tienes que concertar tu cita!