0

¿Te pintaste el pelo de rojo, pero el color se te puso anaranjado? ¿Te pintaste el pelo de un ligero tono plateado, pero ahora te ves diez años mayor? Es normal pintarse el pelo y luego arrepentirse del tono elegido. En cualquier caso, lo importante es que siempre hay una solución.

Olvídate de usar un removedor de color, o de probar con otra tonalidad. ¡Esas cosas casi nunca salen bien! De hecho, si usas removedor o te aplicas otra tonalidad, podrías terminar empeorando el problema. ¿Y si te dijéramos que hay una forma muy sencilla de corregir ese teñido mal hecho? Bueno, en este artículo te lo vamos a explicar. ¡Sigue leyendo, para que descubras algunas soluciones fáciles que te sacarán de apuros!

Qué hacer cuando el rubio se pone amarillento

Este es uno de los mayores temores que tienen las mujeres que buscan ponerse rubias de forma artificial. Ocurre con mayor frecuencia cuando se usan tintes de mala calidad. Si usas el producto incorrecto, será más probable que termines con el pelo como paja.

Si te pintaste el pelo de rubio en casa, pero se te está poniendo amarillo, debes tomar acciones de inmediato. Una solución sencilla es elegir una tonalidad del lado opuesto de la paleta de colores. Por ejemplo, el violeta se encuentra perfectamente frente al amarillo, y se destaca por neutralizar los cálidos tonos dorados. Un conjunto de champú y acondicionador de tono púrpura te ayudará a reducir el calor amarillo, y te permitirá atenuar un poco su brillo.

¿El negro se convirtió en latón?

El cabello que se vuelve naranja es toda una pesadilla, porque los tonos anaranjados son difíciles de manejar. Es una tarea desafiante, pero no imposible. Si te pintaste el pelo de rubio pero te quedó anaranjado, lo mejor es que uses tratamientos tonificantes que sean de color índigo o azul oscuro. Usa un acondicionador tonificante de color índigo como mascarilla para el cabello, en vez de solo lavarte el pelo con él. Al usar el acondicionador como mascarilla, le das más exposición a tu cabello, acelerando la reacción para neutralizar rápidamente esos tonos bronce.

A largo plazo, cuando quieras hacerte otro trabajo de tinte, será mejor que acudas a un colorista profesional. Estos técnicos tienen el conocimiento, la experticia y las herramientas adecuadas para dejarte el cabello con un tono más aceptable. Por ejemplo, un colorista podrá ayudarte si tienes el cabello naturalmente oscuro pero quieres alcanzar un tono más ceniciento. El estilista solo deberá aclararlo un poco, y luego tonificarlo más.

Discrepancia de color entre las raíces y las puntas

Es casi imposible lograr que el tinte te cubra uniformemente en toda la longitud del cabello, sobre todo si tienes el pelo muy largo. Por lo tanto, es probable que haya cierta disparidad de color entre las raíces y las puntas. Entonces, ¿cómo podemos corregirlo? Una solución a corto plazo es que uses un corrector para raíces. Existen muchos productos de calidad que te pueden ayudar a disimular el contraste entre el color natural y el tinte. También puedes usar algo tan simple como un champú seco del tono deseado, para atenuar el desajuste.

¿El color te quedó más oscuro de lo que querías?

¿Crees que “menos es más”? Esa máxima podrá funcionar en otras circunstancias, pero a la hora de pintarte el pelo, es mejor que sigas al pie de la letra las instrucciones del fabricante. A veces sucede que ese atractivo color chocolate con el que fantaseabas no termina de materializarse, y terminas con unos mechones negros que te hacen lucir como un cantante de rock gótico.

Entonces, ¿cuál es la solución a este complicado acertijo? Realmente es muy simple: lavar, lavar y volver a lavar. Tu champú de confianza puede eliminar ese exceso de tinte. Después de todo el lavado, es bueno que uses una mascarilla nutritiva para humectarte el cabello y evitar que se seque. Déjate la mascarilla durante la noche, y te despertarás con un cabello más claro y nutrido.

Si quieres que el tinte se desvanezca más rápido, también puedes acudir al salón de belleza y pedirle ayuda a tu estilista. Para remediar el problema, el colorista puede agregar brillo, reflejos o hacerte unas mechas balayage.

Mechas rebeldes

Las mechas pueden quedar mal por diversas razones, pero el problema más común es que se pongan muy rayadas. Los buenos reflejos son difíciles de lograr, sobre todo si te los haces en una habitación pobremente iluminada y con los ojos cansados. En vez de sutiles reflejos, terminarás con mechas muy gruesas y rayadas, un resultado muy alejado de lo que esperabas.

Si estás en una emergencia o tienes que asistir a algún evento, el champú seco puede ser una solución rápida y eficaz. Rocía el champú coloreado en las áreas que deseas enmascarar, y eso es todo. El efecto te debería durar lo suficiente. El balayage es una solución a largo plazo que te puede hacer el estilista. Con esta técnica se cubren las rayas gruesas con un color similar al de las raíces.

En los largos meses de cuarentena, se ha registrado un gran aumento en la cantidad de desastres con los tintes. Mucha gente ha tenido que pintarse el pelo en casa, porque los salones de belleza han permanecido cerrados. Si tienes el pelo en malas condiciones o estás sufriendo pérdida capilar, debes tomar medidas lo antes posible. Cuanto más rápido reacciones, más fácil será que el especialista identifique el tratamiento correctivo que necesitas. Vinci Hair Clinic te puede ayudar. ¡Ponte en contacto con nosotros hoy mismo, para que reserves tu consulta gratuita!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Copyright Vinci Medical Group 2006 - 2020

Images included in this and any Vinci Hair Clinic website, especially images of Vinci Hair Clinic clients, are the property of Vinci Hair Clinic and not to be reused by any third party without the express permission of Vinci Hair Clinic

X