0

Las semanas posteriores a un trasplante capilar pueden ser desesperantes. Obviamente, todos los pacientes quieren que les salga el cabello nuevo lo antes posible. Lamentablemente, los resultados de los trasplantes capilares no son instantáneos. Sin embargo, hay un rayo de luz al final del túnel. Hay algunas cosas que se pueden hacer para darle un empujoncito al proceso y acelerar el crecimiento del cabello. Este artículo te dará un par de consejos e instrucciones para ayudarte a reducir la angustia de la espera. Pero todo dependerá del cuidado y la atención que le des a tu cuero cabelludo. Hay que tener un poco de paciencia, pero al final obtendrás esa recompensa que tanto deseas.

¿Qué pasa inmediatamente después?

El cirujano te dará de alta y te entregará unas instrucciones para el período de reposo y recuperación, las cuales deberás cumplir al pie de la letra. Puede que te hayan hecho una cirugía de extracción de unidades foliculares (FUE) o un trasplante de unidad folicular (FUT). En cualquier caso, es probable que experimentes una caída repentina del cabello. No sería extraño que se te caiga más cabello, tanto en la zona donante como en la zona receptora. El trauma de la cirugía obliga a los folículos sanos a entrar en la fase telógena, lo que conduce al desprendimiento de las hebras capilares. Esta pérdida capilar postraumática suele ser la parte más incómoda del trasplante capilar, pero el paciente debe entender que sólo es un efecto temporal. Muchos se sienten abatidos, porque terminan teniendo menos pelo que antes. Aunque puedas sentirte desanimado, debes entender que más pronto que tarde empezarás a ver ese cabello nuevo.

Cómo estimular el crecimiento

Hay que tratar el cuero cabelludo con suavidad, sobre todo en los primeros días después del trasplante. Así nos curaremos más rápido, y podremos prevenir las cicatrices, dándole al cuero cabelludo la oportunidad de producir pelos sanos y fuertes.

No agredas a tu cuero cabelludo

Debes tratar al cuero cabelludo y a los injertos capilares con suavidad, para no perturbar el proceso de cicatrización y recuperación. Después del procedimiento, la clínica te entregará un paquete postoperatorio, con las instrucciones precisas para el lavado del cabello. Podrás empezar a lavarte el cuero cabelludo suavemente 48 horas después de la cirugía. Tendrás que evitar frotarte la zona. Para secarte, puedes dar suaves palmaditas con una toalla. El cuidado que tengas durante el período de recuperación es determinante, y puede afectar la calidad del resultado final.

Nutrición e hidratación: las claves del rompecabezas

La queratina es un componente importante del cabello, y debes consumir suficiente proteína si quieres aumentar la producción de queratina. Sigue una dieta rica en proteínas de alta calidad, combinada con alimentos que tengan muchas vitaminas y minerales. Así estarás en el camino correcto, y tu nuevo cabello será más fuerte, grueso y saludable. Bebe mucha agua, evita los alimentos procesados y reduce el consumo de azúcar, para que evites la inflamación y puedas tener un cuero cabelludo más sano.

Una dieta rica en biotina y vitamina C impulsará la producción de colágeno, una sustancia esencial para tener la piel y el cabello en buen estado. Puedes ayudarte con multivitamínicos, pero debes consultar a un médico antes de empezar a tomar suplementos con hierro o zinc.

Debes evitar la deshidratación a toda costa, porque ésta hace que el cabello esté más seco y quebradizo. Asegúrate de beber suficiente agua todos los días. Pídele al cirujano o al tricólogo que te recomiende un champú adecuado para tu caso, para que evites la resequedad.

Masajes para estimular la circulación en el cuero cabelludo

Una vez superado el trauma inicial en el cuero cabelludo, cuando ya la zona donante se haya recuperado, el cirujano debería darte el visto bueno para que empieces a darte suaves masajes en la cabeza. Para ello puedes usar diversos aceites esenciales, como los de menta, salvia o romero, con una base de aceite de oliva. Estos aceites con propiedades vasodilatadoras estimulan el flujo sanguíneo, haciendo que llegue más oxígeno y más nutrientes a los folículos pilosos, para que puedan producir esos cabellos que tanto estás esperando.

Pregúntale a tu cirujano por el Maxogaine

El Maxogaine, cuyo ingrediente principal es el minoxidil, es un medicamento de eficacia clínicamente comprobada que sirve para estimular el crecimiento del cabello. Es ideal usar el Maxogaine después de la cirugía de trasplante capilar, ya que estimula el crecimiento del cabello en las etapas postoperatorias iniciales. El cirujano deberá recomendarte la dosis adecuada, ya que la dosificación puede ir variando a medida que se vayan viendo los efectos.

Sin duda, el crecimiento del cabello nuevo se tarda más de lo que nos gustaría. Sin embargo, no queda otra que transitar ese camino con la debida paciencia. Si sigues los consejos del postoperatorio y asistes al chequeo regular en nuestra clínica, el trasplante capilar realmente te ayudará a restaurar el cabello que has perdido. Y para que el pelo te crezca más rápido, puedes combinar tu tratamiento con unos buenos masajes capilares, con una nutrición e hidratación adecuadas, y con el Maxogaine.

Si tienes alguna inquietud o interrogante después de la cirugía de restauración capilar, ponte en contacto con tu clínica. Y si estás pensando en hacerte un trasplante capilar y quieres recibir más información al respecto, reserva tu consulta gratuita con Vinci Hair Clinic. Así podrás cerciorarte de que el trasplante sea una opción válida para ti, y conocerás las otras opciones de restauración capilar que podemos ofrecerte.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X