0

Seguramente ya sabes lo importante que es limpiar correctamente las herramientas de maquillaje. Pero tus cepillos de maquillaje no son los únicos que necesitan un cariño de vez en cuando. Tus herramientas térmicas también requieren un poco de atención. Hay que quitarles el polvo y los residuos de los productos capilares. Para que tus herramientas sigan funcionando adecuadamente, es vital que las mantengas bien limpias.

Llegados a este punto, la pregunta crucial es cómo se limpian correctamente las herramientas térmicas. Llegaste al lugar indicado, porque aquí te daremos unos cuantos consejos de limpieza.

Cómo limpiar tu plancha para el cabello

Si miras tu plancha de cerca, es probable que notes residuos de productos en la placa metálica. Esa mugre disminuye la eficacia de la plancha, y además tiene un aspecto muy desagradable. Tal vez hayas querido dejar esa acumulación de residuos allí, para que sirviera de barrera y así proteger a tu cabello contra el exceso de calor. Pero como regla general, es imprescindible que mantengas tu plancha bien limpia, para garantizar que funcione lo mejor posible.

Antes de empezar a limpiar la plancha, apágala y desenchúfala. Además, asegúrate de que no esté caliente antes de tocarla. Hay dos técnicas principales que puedes seguir para limpiar tu plancha.

Usa agua y jabón

Primero prepara un recipiente con agua tibia jabonosa, y remoja un paño en ella. Después, frota el paño por la placa metálica de la plancha, para eliminar la grasa que tenga atascada. Antes de volverla a usar, deja que la herramienta se seque completamente.

Usa alcohol isopropílico

También puedes limpiar la plancha con alcohol. Impregna un algodón con un poco de alcohol, y frota la grasa con él, para eliminarla de tu utensilio. Igual que con el primer método, hazlo suavemente y deja que la plancha se seque por completo antes de volver a usarla.

Cómo limpiar tu secador de pelo

El problema con las planchas es la acumulación de residuos. Y en el caso de los secadores de pelo, el problema es el polvo. El polvo puede bloquear el flujo de aire o actuar como aislante, haciendo que el secado se tarde más de lo normal. Aunque la tarea puede ser muy desafiante, te vamos a explicar dos técnicas que puedes usar para limpiar tu secador de pelo.

Usa unas pinzas

En primer lugar, apaga y desenchufa la herramienta. El secador de pelo también tiene que estar seco y fresco al tacto. Levanta la rejilla del ventilador con unas pinzas, y quítale todas las acumulaciones de polvo que tenga. También puedes utilizar una toalla húmeda o un paño, para limpiar el cuerpo del dispositivo.

Abre el panel posterior

Si tu secador de pelo tiene un panel posterior, puedes quitárselo desencajando o girando el panel. Si quitas la cubierta trasera, podrás limpiar el polvo con mayor facilidad, simplemente usando un paño húmedo.

Cómo limpiar tu rizador

Por lo general, el rizador es la herramienta térmica que más acumula residuos, ya que normalmente se usa con geles o aerosoles para el cabello. Se puede limpiar de la misma forma que la plancha.

Usa alcohol isopropílico

Puedes limpiar tu rizador frotándolo con alcohol. Si no hay demasiada mugre en la herramienta, este método será más que suficiente. Pero si hay demasiada suciedad, tendrás que echar mano de otras sustancias, como el bicarbonato de sodio.

Usa bicarbonato de sodio

Como agente limpiador genérico, el bicarbonato de sodio reaccionará químicamente con los residuos acumulados, lo que facilitará su remoción. Ten cuidado de no frotar demasiado la herramienta, para evitar abrasiones y ralladuras.

Cómo limpiar los rulos calientes

Los rulos calientes son excelentes herramientas de peinado. Pueden hacer que tu cabello alcance el volumen óptimo, pero igual que los otros artefactos, suelen acumular residuos de productos capilares. A la hora de limpiarlos, el método a elegir dependerá del tipo de herramienta que uses.

Rulos calientes con punta

Si usas el tipo con puntas, puedes limpiarlos tal como limpias tu cepillo normal. Saca los pelos que hayan quedado atrapados en el rulo, usando un peine pequeño. Luego podrás lavar todos los rulos con un champú suave, para finalmente enjuagarlos.

Rulos calientes de cerámica

El rulo caliente de cerámica es el tipo de rulo que más acumula residuos. Para limpiarlos puedes usar un algodón impregnado en un poco de alcohol.

Conclusión

Tal vez te parezca un fastidio tener que limpiar tus herramientas térmicas, pero es necesario que lo hagas para que sigan funcionando como es debido. Hazlo al menos una vez por mes, y prolongarás notoriamente la vida útil de tus herramientas de peluquería.

Aunque te cuides el cabello al máximo, nadie está libre de preocupaciones. Vinci Hair Clinic puede ayudarte hasta en las situaciones más difíciles. Si sufres de pérdida capilar, podemos diagnosticar la causa y ofrecerte diferentes opciones de tratamiento. Para recibir la mejor atención del mercado, solo tienes que reservar tu consulta gratuita y sin compromisos con uno de nuestros especialistas. ¡Ponte en contacto con nosotros hoy mismo!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X