0

Las rastas tienen una larga historia, que se remonta por lo menos al año 2500 a.C. En tiempos remotos, formaron parte de las prácticas culturales y espirituales de diversas sociedades. Incluso hoy en día, las rastas pueden expresar el orgullo étnico y las convicciones espirituales de una persona, al tiempo que simbolizan la idea de que la apariencia física y la vanidad son preocupaciones poco relevantes.

También conocidas como dreadlocks, las rastas son hebras de cabello amarradas en forma de cuerda, que se forman trenzando o uniendo las hebras capilares. Las rastas se toman un buen tiempo para crecer. Pero el hecho de que no requieran un corte o cepillado regular no significa que no necesiten su mantenimiento y cuidado apropiado. Si estás pensando en llevar rastas, debes entender que su cuidado y mantenimiento es bastante distinto al del resto de los peinados.

Consejos para hacer crecer y mantener las rastas

Lo bueno de los dreadlocks es que seguirán creciendo, aunque reciban muy poco cuidado por parte de su dueño. Sin embargo, si quieres hacer las cosas como es debido, tienes que seguir los consejos que te brindamos en este artículo. Así aprenderás a desarrollar y mantener tus rastas, para que estén largas y saludables.

Lávate el cabello

Para mantener tus rastas en buen estado, es crucial que te las laves el pelo correctamente. Hay diversas opiniones sobre la frecuencia con la que debes lavarte las rastas, pero eso dependerá de diversos factores, sobre todo de tu tipo de cabello. Por ejemplo, si tienes el pelo naturalmente graso, puedes pasar un período prolongado sin lavártelas.

Pero independientemente de tu tipo de cabello, debes evitar lavarte las rastas todos los días. El lavado diario puede despojar al cabello de esa humedad tan necesaria, haciendo que se seque y se rompa. Recuerda que las rastas necesitan suficiente hidratación para poder mantener su firmeza. De lo contrario, serán más propensas a presentar puntas abiertas, roturas, frizz (encrespamiento) u otro tipo de daño capilar.

En términos generales, es bueno que te laves las rastas al menos una vez por semana. Usa solo agua tibia, porque el agua caliente puede hacer que tu cabello se rompa y se encrespe.

Mantén tus rastas libres de residuos

Para lograr los mejores resultados, debes usar champú o productos para el cabello diseñados especialmente para rastas. Enjuágalas a fondo, asegurándote de que no queden residuos de champú en ellas, porque esos restos pueden provocar resequedad y descamación.

Si es posible, usa un champú anti-residuos y otros productos para el cabello, para mantener tus rastas a tono. Si los residuos se acumulan, será más difícil que las rastas más gruesas se sequen correctamente. Los restos también pueden causar picazón e irritación en el cuero cabelludo.

Seca tus rastas después de lavártelas

Nunca te dejes las rastas sueltas, a menos que ya estén secas. Tampoco debes irte a la cama con las rastas húmedas o mojadas. Si dejas que la humedad se asiente, el cabello te puede empezar a oler a moho; señal clara de que se está pudriendo. Muchas personas terminan cortándose las rastas para poder deshacerse de este problema, ¡y no querrás que eso le pase a tu preciado cabello! Si tienes rastas más viejas y maduras, generalmente les llevará más tiempo secarse, ya que tienden a ser más compactas, y por lo tanto retendrán la humedad por más tiempo.

Después del lavado, exprímete las rastas para quitarles todo el exceso de agua. Cuando ya no aprecies ningún goteo, escúrrete todo el cabello envolviéndolo con una toalla. Puedes seguir secándote las rastas con una toalla y con el aire natural, pero usar el secador de pelo también es una buena alternativa. Aún así, debes tener cuidado de usar los ajustes de temperatura y velocidad más bajos, o de lo contrario podrías terminar teniendo las rastas resecas, quebradizas y sueltas.

Hidrátate las rastas

Si tu cabello es naturalmente graso, no será necesario que te humectes tus dreadlocks todos los días. Sin embargo, sí deberás aplicar humectante en algún momento, para evitar cualquier fractura capilar. Aplícate aerosol humectante en las rastas con la frecuencia que sea necesaria, para prevenir el frizz y la fractura capilar.

Otra forma de mantener tus rastas sanas, vibrantes e hidratadas es aplicándoles un acondicionamiento profundo. Así estimularás el crecimiento óptimo del cabello, y te protegerás los dreadlocks de forma efectiva.

Para garantizar que tus rastas no pierdan humedad mientras duermes, cúbretelas con un paño o un gorro de satén. A diferencia de otras telas, el satén es suave con el cabello, y te ayudará a preservar la humedad. Debes evitar envolverlas en telas de lana o algodón, porque esos materiales pueden restarle humedad al cabello, y hacer que se aflojen las rastas.

A la hora de usar humectantes o acondicionadores profundos, es mejor que evites los productos que contengan sulfatos y siliconas. Los sulfatos pueden despojar al cabello de sus aceites naturales. Las siliconas, por su parte, pueden crear una capa insoluble, lo que impedirá que la hidratación penetre en el tallo del cabello. Los ingredientes naturales siempre son la mejor opción, pero debes tener cuidado de no usar ningún tipo producto en exceso.

Conclusión

Tener rastas largas y saludables requiere tiempo, paciencia y un cuidado adecuado. Si has pensado en dejarte rastas, o ya las tienes y quieres saber cómo mantenerlas, este artículo podrá ayudarte a tenerlas bellas y vibrantes.

Si tu cabello se está debilitando y te preocupa que nunca puedas ponerte rastas, tal vez sea hora de que hables con un especialista de Vinci Hair Clinic. Hemos ayudado a muchos pacientes con nuestra amplia gama de tratamientos para el cabello. Ofrecemos consultas gratuitas sobre los problemas capilares más comunes, para que puedas recibir respuestas a todas tus preguntas. ¡Anímate y reserva tu consulta hoy mismo!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Copyright Vinci Medical Group 2006 - 2020

Images included in this and any Vinci Hair Clinic website, especially images of Vinci Hair Clinic clients, are the property of Vinci Hair Clinic and not to be reused by any third party without the express permission of Vinci Hair Clinic

X