0

El uso de aceite de argán en el cabello no es nada nuevo, pero ahora parece que llegó para quedarse. Está considerado como uno de los aceites más beneficiosos, junto a otros aceites naturales, como los de jojoba, ricino o coco. Una y otra vez, el aceite de argán ha demostrado ser digno de ocupar un espacio en nuestra rutina de cuidado capilar. No es de extrañar que la gente se refiera a este aceite como “el oro líquido”, ya que los múltiples beneficios que ofrece lo hacen muy valioso.

Entonces… ¿Sabes cómo utilizarlo? ¿Conoces las razones por las que deberías añadirlo a tu arsenal de productos para el cuidado del cabello? Si no es así, sigue leyendo para que conozcas más sobre este famoso elixir de belleza. Así entenderás lo que puede hacer por tu cabello.

¿Qué es el aceite de argán?

El aceite de argán procede de los árboles de argán, que son nativos de la región suroccidental de Marruecos. Durante siglos, el pueblo bereber ha disfrutado de los beneficios del aceite de argán, usándolo en la cocina y como remedio para diversos problemas de salud. También se puede aplicar en las uñas, la piel y el cabello, gracias a sus propiedades nutritivas e hidratantes.

Aunque se ha comercializado con la etiqueta de “aceite mágico” debido a su amplia variedad de usos, no es recomendable utilizarlo como remedio principal para afecciones específicas. Por ejemplo, si estás perdiendo más pelo de lo habitual, siempre debes consultar a un especialista, en vez de depositar todas tus esperanzas en el aceite de argán.

¿El aceite de argán es seguro para la piel?

Por supuesto. Puedes usar productos a base de aceite de argán sin ningún problema. Los beneficios de este oro líquido surgen de sus potentes ingredientes, como la vitamina E, los ácidos grasos esenciales y el ácido ferúlico. El aceite de argán está cargado de vitaminas y antioxidantes que protegen a la piel de los más diversos agentes externos, incluyendo la contaminación y los rayos ultravioleta. Los antioxidantes también reducen esos radicales libres que suelen provocar la ruptura de las células del folículo piloso, en el cuero cabelludo.

El aceite de argán nutre tanto las hebras como el cuero cabelludo, restaurando la piel y permitiendo que el cabello crezca sano y fuerte.

Tres formas de usar el aceite de argán en el cabello

Puedes aplicarte el aceite de argán puro sobre tus hebras, pero también puedes obtener excelentes resultados si usas productos capilares con infusión de argán. Los expertos en el cuidado del cabello y los fabricantes han encontrado muchas formas de incorporar esta sustancia en los más diversos productos para el cuidado del cabello.

Por eso no es raro encontrar aerosoles, champús y acondicionadores con aceite de argán. Si de todas formas prefieres utilizarlo en su forma pura, puedes seguir los consejos que te damos a continuación, para que puedas aprovechar al máximo cada gota del aceite.

Utiliza el aceite de argán para protegerte del calor

Si hace mucho sol y tienes planes de salir, o piensas usar secador, rizador o plancha para el cabello, el aceite de argán te brindará una protección básica contra los daños causados por el calor. Este aceite tiene una capacidad única para soportar altas temperaturas, lo que lo convierte en un protector seguro y eficaz para los utensilios que trabajan con calor.

Para calentar el aceite, frótalo suavemente entre las palmas de tus manos. Usando tus dedos, distribúyelo por tu cabello húmedo, desde las puntas hasta la raíz. Procura repartirlo uniformemente por las hebras, y luego péinate como lo haces normalmente.

Usa el aceite como tratamiento calmante para el cuero cabelludo

El aceite de argán puede convertirse en un tratamiento eficaz para aliviar los problemas del cuero cabelludo, ya que es una rica fuente de antioxidantes. Como sus nutrientes penetran en la piel, el aceite puede ayudarte a reducir la inflamación, la caspa, la irritación y otros problemas típicos de esa zona.

Frota suavemente un par de gotas de aceite de argán en tu cuero cabelludo, durante un máximo de diez minutos. Así estimularás la circulación, y harás que la sustancia penetre en la piel. No lo dejes durante demasiado tiempo, ya que su potencia puede provocar sensibilidad o incluso una mayor inflamación. Solo déjalo reposar entre 15 a 25 minutos, para que tu cuero cabelludo absorba sus propiedades. Cumplido ese lapso, debes enjuagártelo completamente.

Úsalo como aceite para el cabello

Con el aceite de argán puedes controlar la resequedad y el encrespamiento, ya que le brinda una saludable capa de grasa al cuero cabelludo y al pelo en general, evitando la resequedad, reduciendo el encrespamiento y potenciando el brillo. Cuando te lo apliques en el cabello reseco, notarás que tus hebras se ponen más brillantes, fluidas y sedosas. Su fórmula no grasa también te dejará el cabello con una sensación de suavidad y ligereza durante todo el día.

Conclusión

No hay ninguna razón para no incluir el aceite de argán en nuestra rutina de cuidado capilar. Es una sustancia muy eficaz para combatir el encrespamiento, y le da al cabello esa protección contra el calor que tanto necesita. El aceite de argán es excepcionalmente versátil, y no cabe duda de que ofrece beneficios en muchos aspectos. ¡Asegúrate de añadirlo a tu lista de compras!

Dale a tu cabello la atención que se merece. Si estás experimentando pérdida o adelgazamiento del cabello, Vinci Hair Clinic te puede ayudar. Te ofrecemos una consulta gratuita y sin compromisos, para que puedas tener una cabellera más bella y saludable. ¡Ponte en contacto con nosotros y reserva tu cita hoy mismo!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Copyright Vinci Medical Group 2006 - 2020

Images included in this and any Vinci Hair Clinic website, especially images of Vinci Hair Clinic clients, are the property of Vinci Hair Clinic and not to be reused by any third party without the express permission of Vinci Hair Clinic

X