0

No es nada agradable tener un montón de nudos en el cabello. Con frecuencia, esos nudos se forman en cada una de las hebras, haciendo que cada cabello se sienta como si tuviera pequeñas cuentas. Son lo que se conoce como “nudos de hadas”. Pero ese bonito nombre no nos debe confundir: los enredos persistentes pueden provocar roturas y encrespamiento, entre otros problemas.

Desgraciadamente, los nudos siempre terminan apareciendo de vez en cuando, sobre todo si tienes el pelo rizado. Para la mayoría de las personas, es más molesto y frustrante enfrentarse a este tipo de nudos que a los tradicionales: son más difíciles de desenredar, se aferran al tallo capilar y aparecen sin previo aviso. La buena noticia es que hay muchas formas de prevenir y controlar esos nudos.

Lo que hay que saber sobre los “nudos de hadas”

El término técnico para los nudos de hadas es triconodosis. Esta condición se caracteriza por la aparición de nudos en la parte distal del tallo capilar. Los nudos rebeldes suelen aparecer más en los cabellos rizados y ensortijados, debido a que sus folículos capilares tienen forma ovalada, lo que favorece los enredos en las hebras individuales. Los rizos sueltos también se pueden enredar con más facilidad entre sí.

Sin embargo, eso no significa que las personas de pelo liso no tengan que lidiar con tales nudos. Es cierto que el pelo liso es menos propenso a ellos, pero puede pasar de todas formas.

Causas comunes de los “nudos de hadas”

A pesar de su extraño nombre, los nudos de hadas no tienen nada de mágico. Pueden aparecer sin previo aviso, pero hay ciertos factores que pueden hacer que proliferen.

Peluquería y coloración

Los nudos que se forman en una sola hebra pueden aparecer cuando se manipula el cabello al peinarlo, teñirlo, rizarlo o aplicarle calor. Esas manipulaciones también pueden provocar la aparición de puntas abiertas, las cuales surgen cuando las puntas del cabello se deshilachan, se secan y se vuelven quebradizas. Cuando las puntas abiertas se enrollan, se puede formar un nudo.

Rizos naturales

Si tu cabello es rizado y lo llevas suelto, es más probable que las hebras se entrecrucen entre sí. De hecho, es posible tener varios nudos en una misma hebra. Esos pequeños nudos pueden ir aumentando de tamaño, sobre todo cuando nos secamos el pelo o nos aplicamos productos sin seccionar adecuadamente el cabello en primer lugar. Los nudos también pueden aparecer por el roce constante o por el lavado frecuente. Además, cuando damos muchas vueltas en la cama mientras dormimos, también favorecemos su aparición.

Cinco formas de prevenir y tratar los nudos de hadas

¿Te la pasas peinándote y lavándote el pelo, para evitar que se formen nudos? A continuación te daremos algunos consejos bien sencillos pero eficaces, para que puedas combatir esos pequeños enredos y evitar que vuelvan a aparecer.

Empieza con un pretratamiento

Un buen tratamiento antes del champú puede aportarle nutrición adicional a tu cabello, para que tus hebras se mantengan suaves, sanas y libres de enredos. Consiste en aplicar un aceite, bálsamo o grasa, antes de lavar el cabello con el champú habitual, para mantener la hidratación y la humedad y conseguir una melena más suave, fuerte y brillante.

Protégete el cabello al dormir

La fricción entre la almohada y el pelo puede provocar nudos y enredos, ya que las fibras de algodón se estrujan contra las hebras. Si quieres evitar que se formen nudos mientras duermes, lo mejor es que duermas con un gorro de seda, o que uses fundas de almohada de seda o satén. Estas telas son más suaves con el cabello, y ayudan a disminuir la fricción. Además, pueden ayudarte a que los aceites naturales del cabello se distribuyan uniformemente, para que te puedas despertar sin enredos ni encrespamiento.

No peines los nudos

Cepillar o peinar a través del nudo puede resultar tentador, pero podría empeorar las cosas. En vez de eliminar el problema, esa acción puede hacer que la tensión aumente y que el nudo se refuerce. Si quieres tratar de desenredarlo, prueba a separar las hebras en direcciones opuestas. Tómate tu tiempo para separar el pelo delicadamente, evitando que se rompa.  Además, recuerda que debes usar aceite para facilitar el proceso, y tirar de una sola hebra por vez.

Aplícate un acondicionamiento profundo

Probablemente ya sepas que la hidratación y la humectación son vitales para promover la salud y la manejabilidad del cabello, independientemente de su textura. Si todavía no has añadido un tratamiento de acondicionamiento profundo a tu rutina de cuidado capilar, ya es hora de que lo hagas. Acondiciona tu cabello a profundidad al menos una vez por semana, y estarás creando una barrera que te ayudará a controlar los enredos y a mantener tus mechones llenos de vida.

Recortes regulares

Si quieres tener una cabellera fuerte y sedosa, los recortes regulares pueden marcar una gran diferencia. Además, recortar el pelo con regularidad es una buena forma de evitar los cortes drásticos, y así podrás eliminar las puntas abiertas. Si te descuidas y no te haces tu recorte regular, las puntas del cabello podrían empezar a deshilacharse, volviéndose más frágiles y propensas a los nudos y enredos.

Conclusión

Si te empiezan a salir nudos en el pelo, no busques las tijeras de una vez. Prueba los consejos que te damos en este artículo, para ver si puedes recuperar el control de tu melena. Es un trabajo que requiere algo de esfuerzo y paciencia, pero el resultado valdrá la pena.

El peinado y los productos capilares pueden tener una gran influencia en la salud del cabello. Vinci Hair Clinic te puede ofrecer asesoramiento profesional, para que puedas recuperarte de esos daños prolongados, causados por las técnicas de peinado inadecuadas. Si sufres pérdida o caída del cabello, nuestros expertos también te explicarán las posibles causas del problema, y te dirán cuáles son las opciones de restauración capilar que más te convienen. Ponte en contacto con nosotros ahora mismo, y reserva tu consulta gratuita cuanto antes.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Copyright Vinci Medical Group 2006 - 2020

Images included in this and any Vinci Hair Clinic website, especially images of Vinci Hair Clinic clients, are the property of Vinci Hair Clinic and not to be reused by any third party without the express permission of Vinci Hair Clinic

X