0

La triste realidad es que no todo el mundo tiene un pelo brillante y suave por naturaleza. Algunos nacen con mechones magníficos, pero otros tienen que prestarle más atención a su rutina de cuidado capilar para poder mantener un cabello bello y saludable. Sin embargo, independientemente del tipo de cabello que tengas, mantenerlo sano y atractivo siempre requiere algo de esfuerzo.

Debes asegurarte de que tu cabello esté limpio e hidratado, y de no exponerlo a un calor excesivo. De lo contrario, se resecará y estará más propenso a romperse. Por eso todo el mundo adora la manteca de karité. Puede transformar tus mechones flácidos en cabellos suaves, manejables y llenos de vida. Este es otro ingrediente natural poderoso, que debes añadir a tu arsenal de belleza.

¿Qué es la manteca de karité, y qué puede hacer por tu cabello?

La manteca de karité procede de las nueces del árbol del karité, Vitellaria paradoxa, originario de África occidental. Las nueces pasan por un largo proceso, desde su recolección y preparación hasta su trituración y cocción, con el fin de extraerles esa grasa de color claro que conocemos como manteca de karité.

Lo que hace que la manteca de karité sea buena para el cabello y la piel son sus ácidos grasos esenciales, especialmente los ácidos linoleico, oleico y esteárico. Sus principales componentes se absorben rápidamente en la piel y el cuero cabelludo, y tienen importantes efectos nutritivos. Por eso no es de extrañar que este ingrediente natural tan potente se utilice cada vez más en los productos cosméticos y capilares.

Beneficios de la manteca de karité para el cuidado del cabello

Cuando se trata del cuidado del cabello, la manteca de karité es una verdadera campeona. Si piensas añadir este ingrediente a tu rutina, te brindamos algunas buenas maneras de maximizar su poder nutritivo.

Hidratación

La manteca de karité puede hidratar hasta la piel más reseca, por lo que también puede hacer maravillas a la hora de mantener el cuero cabelludo y las hebras hidratadas y humectadas. Actúa como un sellador, manteniendo la humedad en el cabello y aumentando su suavidad. Además, contiene vitaminas A y E, que son dos antioxidantes muy conocidos. No solo ayudan a aportarle brillo e hidratación al cabello, sino que combaten el estrés oxidativo y reparan las hebras dañadas.

Evitar la rotura y la caída del cabello

Luchar contra la debilidad y la caída del cabello puede ser frustrante. La manteca de karité puede ayudarnos a resolver estos problemas, gracias a sus ácidos grasos esenciales. Estos ácidos acondicionan el cabello, y mejoran la salud del cuero cabelludo. Como resultado, los folículos pilosos se mantienen más fuertes, reduciendo la caída del cabello y la probabilidad de que las hebras se fracturen.

Combatir la caspa y la irritación

¿Sufres de caspa o irritación del cuero cabelludo? ¡La manteca de karité es eficaz para tratar esas afecciones! Es rica en nutrientes, y tiene propiedades antiinflamatorias. La piel la absorbe fácilmente, sin dejar ningún residuo de grasa. Por eso es excelente para aliviar la irritación y el picor del cuero cabelludo.

Combatir el encrespamiento y mantener los rizos

Otra razón para usar la manteca de karité es su poder suavizante. Al ser un fantástico hidratante, este aceite rico en nutrientes puede suavizar y alisar las hebras, al tiempo que combate el encrespamiento y les da más flexibilidad a los rizos.

Lo que tienes que saber antes de usar manteca de karité

Ahora que sabes que la manteca de karité es excelente para el cabello, es hora de pasar a la acción. Antes de dirigirte a tu tienda de belleza favorita, asegúrate de saber lo que puedes esperar, y cómo debes utilizarla.

Tipos de manteca de karité

Hay varios tipos de manteca de karité: refinada, ultrarrefinada, cruda y sin refinar. Varían en color y olor, y cada una puede ofrecerte diversos beneficios. Aunque proceden de las mismas nueces de karité, el procesamiento posterior es lo que marca la diferencia. La manteca de karité cruda y sin refinar es la de mayor calidad.

¿Qué cantidad debes usar?

Una cantidad excesiva de manteca de karité puede apelmazarte el cabello y hacer que se te ponga lacio, sobre todo si tienes el pelo fino y grasoso por naturaleza. Por lo tanto, es mejor que la uses en pequeñas cantidades. También hay que acotar que los productos de karité vienen en forma de manteca o aceite, así que debes entender qué necesita tu cabello antes de utilizar cada producto.

Almacenamiento

Es mejor guardar la manteca de karité lejos del sol o del calor. Cuando hace demasiado calor, la manteca de karité se puede derretir hasta convertirse en líquido. Tampoco conviene guardarla en lugares con temperaturas bajas, porque se pone dura, sólida y difícil de usar.

Conclusión

La manteca de karité ha sido un ingrediente vital en la industria del cuidado de la piel durante muchos años. Sus minerales, vitaminas y nutrientes también desempeñan un papel crucial en el mejoramiento del cuero cabelludo, ayudándonos a que el cabello se mantenga sano, brillante y lleno de vida.

Si eres una de las muchas personas que sufren de pérdida capilar, tal vez sea el momento de buscar ayuda profesional. Los especialistas de Vinci Hair Clinic pueden apoyarte y brindarte los mejores tratamientos contra la caída del cabello. A todos los clientes nuevos les ofrecemos una consulta gratuita y sin compromisos. ¡Ponte en contacto con nosotros, y reserva tu cita hoy mismo!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Copyright Vinci Medical Group 2006 - 2020

Images included in this and any Vinci Hair Clinic website, especially images of Vinci Hair Clinic clients, are the property of Vinci Hair Clinic and not to be reused by any third party without the express permission of Vinci Hair Clinic

X