0

Con los continuos cambios de la moda, se hace cada vez más difícil mantener la clase a cualquier edad. Todos tenemos nuestro peinado favorito, y cuando llega la hora de cambiarlo, sentimos que podemos perder una parte de nuestra identidad. Sin embargo, tenemos que tener algo en cuenta: a medida que envejecemos, la cantidad y calidad del pelo va cambiando. En consecuencia, es posible que el peinado que usábamos a los veinte o treinta años ya no nos favorezca a los cuarenta. Entonces, ¿cómo cambiar de peinado sin pasar por ese difícil periodo de ensayo y error? Sigue leyendo para que conozcas algunos peinados favorecedores que te pueden quitar varios años de encima.

Corte Pixie

Si has usado una larga melena por mucho tiempo, optar por un corte pixie puede parecer demasiado drástico. La idea de cambiar repentinamente tu cabellera por un corte que apenas llega a los hombros puede hacer que te lo pienses dos veces. ¿Pero por qué deberías optar por este estilo? El corte pixie es atrevido, y es una buena manera de cambiar tu imagen por completo. No importa si optas por un pixie limpio o desordenado; funciona de cualquier forma. Si lo que buscas es un cambio de look que realmente te transforme, el corte pixie puede ser el camino a seguir. El momento perfecto para hacer el cambio es a inicios de la primavera, cuando las estaciones cambian y todo se vuelve más cálido.

Flequillo a capas hasta los hombros, con barrido de lado

Cuando el cabello entra en una fase de adelgazamiento natural, combatir esa falta de volumen se convierte en una guerra interminable. Es probable que termines utilizando diversos productos, para tratar de darle más volumen a tu cabello. Si lo que quieres es darle más cuerpo a tu cabellera, el flequillo a capas con barrido lateral es perfecto. Si tienes el pelo largo, quieres hacerte un buen cambio y no quieres nada drástico, esta es una gran opción. El flequillo hacia un lado enmarca muy bien el rostro, haciendo que el foco de atención se dirija hacia los ojos. Es un estilo difícil de perfeccionar en casa, así que vale la pena que visites a tu estilista, para que te haga un trabajo profesional.

Recto y voluminoso

¿Y si no estás dispuesta a sacrificar tu cabellera ni a cortarte los mechones? Con este peinado recto y voluminoso, no tendrás que hacerlo. Puedes mantener tu melena hasta los hombros, e introducir volumen cambiando la línea de separación. Independientemente de tu tipo de cabello, la colocación de capas y el enmarcado de la cara son vitales para crear un look favorecedor. Al mantener el cabello a la altura de los hombros, se crea una apariencia de plenitud y volumen, lo que contrasta con esa imagen de cabello plano. Puedes completar el look con un toque de color, para iluminar tu aspecto y potenciar el efecto.

Cola de caballo alta

Llevar el pelo en una coleta alta atrae la mirada hacia la zona superior, levantando el rostro suavemente. Aunque no es un lifting, puede tener un efecto similar, sin necesidad de cirugía. Antes de hacerte la cola de caballo, desenrédate el pelo de la coronilla, para crear un volumen extra. Deja algunos pelos sueltos para enmarcar tu cara, antes de hacer el nudo superior.

Flequillo suave

El flequillo suave es el peinado ideal para cubrir las arrugas de la frente. El flequillo también resalta los pómulos cuando lo llevas hacia un lado. Este simple acto de enmarcar los rasgos faciales puede crear la apariencia de un rostro más ancho, añadiendo confianza y fuerza al contorno facial. Puedes confiar plenamente en que este peinado hará que tu cara se vea más amplia.

Cola de caballo baja

¿Te apetece un lifting de cejas, pero no quieres hacerte un procedimiento cosmético? Una coleta baja es ideal para crear un tirón centralizado y sutil en el rostro, levantando las mejillas y dándote un estiramiento temporal en el área de las cejas. Es muy fácil conseguir este efecto: sólo tienes que empezar por desenredarte el pelo y recogerlo suavemente en una cola de caballo, a unos centímetros por encima de la nuca. Divide la coleta en dos mitades, una en la parte superior y otra en la inferior. Aumenta el volumen de la cola de caballo de arriba, separando un poco el pelo. Este peinado mantiene el pelo alejado de la cara, sin tener que halar de él con demasiada fuerza.

Peinados rizados cortos

¿Y si te encantan tus rizos naturales y no quieres tener que estar alisándotelos? Estás de suerte: uno de los estilos más impresionantes, y que te pueden favorecer a cualquier edad, es este peinado corto y rizado. Si actualmente tienes el pelo largo y rizado, y pasas mucho tiempo peinándolo y tratando de que quede perfecto, el largo hasta los hombros es ideal para que tus rizos sean más manejables y fáciles de peinar.

Cómo lidiar con el adelgazamiento capilar

Si tienes dificultades para encontrar el peinado perfecto porque tu cabello se ha puesto demasiado fino, tal vez sea momento de buscar ayuda profesional. En Vinci Hair Clinic tenemos la misión de ayudar a todas las mujeres que desean recuperar su cabello. Te ayudaremos a diagnosticar la causa de tu problema, y a encontrar el tratamiento ideal que se adapte a tu estilo de vida y a tu presupuesto. Ponte en contacto con nosotros hoy mismo, para concertar tu consulta gratuita y sin compromiso. 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X