0

La forma como te secas el cabello puede determinar que tu peinado sea un éxito o un fracaso. Por eso, a la hora de peinarte, es imprescindible que te asegurares de utilizar el secador correctamente. Pero no es tan fácil utilizar los secadores, sobre todo si tenemos en cuenta la cantidad de accesorios que vienen con ellos. Si es la primera vez que lo vas a usar, puede que te sientas abrumada y que termines prescindiendo de él.

Sin embargo, debes entender que, por lo general, el secador por sí solo no es suficiente. Cada persona tiene su propia textura capilar, y los accesorios del secador nos ayudan a crear el estilo que estamos buscando. El secador retira el exceso de humedad en pocos minutos, y sus extensiones ayudan en el proceso de peinado, dejándonos el pelo con un aspecto y un tono más saludables. Así que, si ya estás preparada para maximizar el poder de tu secador, te presentamos una lista de sus accesorios y te explicamos cómo utilizarlos.

El accesorio difusor

Aunque no es fácil mantener los rizos brillantes y flexibles después de aplicarles tanto calor, tampoco es una tarea imposible. Para este objetivo podemos hacer uso del difusor. El difusor es el accesorio en forma de cuenco con púas que sobresalen, y nos permite secar los mechones suavemente, mientras reduce el encrespamiento y la estática. Esto se logra porque el aire fluye a través del accesorio, en vez de dirigirse al cabello de golpe. Al reducir la intensidad del flujo de aire que recibe el cabello, el difusor nos ayuda a minimizar tanto el encrespamiento como las alteraciones en los patrones de rizado.

Consejo de estilista: Aplícate una espuma para rizos en tu cabello húmedo, para darle un tono más flexible. Después voltéate el pelo y deja que te caiga sobre la parte delantera de la cara, mientras te inclinas hacia adelante. Seguidamente, agarra el secador y empieza a secarte los mechones con el difusor. Asegúrate de dirigirlo hacia abajo, para reducir el encrespamiento.

La boquilla concentradora

El accesorio más común de los secadores de pelo es el concentrador. Se trata de una pieza con un orificio de ventilación estrecho y alargado, que cambia el flujo de aire que sale del secador. Así, en vez de salir rápido y caliente al mismo tiempo, el aire sale más concentrado, lo que nos permite realizar secados específicos.

Básicamente, el concentrador nos brinda un mayor control a la hora de secar y peinar. También nos permite canalizar el flujo de aire hacia un punto específico de la cabellera. Es ideal para domar el cabello rebelde, ya que el calor y la presión dirigidos trabajan al unísono para alisar las ondas y los rizos. Además, la estrecha abertura ejerce una intensa presión en la salida, lo que reduce el tiempo de secado. Sin este accesorio, el aire haría que el pelo vuele en todas direcciones, dificultando el peinado.

Consejo de estilista: Utiliza un cepillo para conseguir un cabello liso y sin enredos. Después divídete la cabellera, y aplica calor con el secador, dirigiendo el flujo de aire desde las raíces hasta las puntas. Si lo que quieres es más volumen, puedes dirigir la boquilla concentradora desde las raíces hacia arriba.

La boquilla con peine

Por si no lo sabías, puedes utilizar la boquilla con peine para estirar tus rizos y desenredar tu melena. Es una herramienta fantástica para añadirle más volumen y vida al cabello, y además proporciona algo de elevación.

Estas boquillas vienen en diferentes longitudes, pero si no estás segura de cuál debes usar, recuerda que cuanto más corto sea tu pelo, más corta debe ser la boquilla. Si tienes el pelo más largo, también debes usar una boquilla más larga.

Consejo de estilista: Aplícate crema para el cabello en toda tu melena. El producto te servirá como protector térmico, agregando una barrera protectora entre el pelo y la herramienta de peinado. Además, minimizará el encrespamiento y sellará la humedad, para mantener tus hebras más sanas. Después sécate el pelo con la boquilla puesta, para lograr más cuerpo y volumen.

El cepillo-secador

Esta herramienta es como un cepillo y un secador en uno. Aunque los cepillos de aire caliente no son nuevos, últimamente se han puesto muy de moda en las redes sociales. A primera vista, parece un cepillo de cerdas de jabalí cualquiera. La única diferencia es que viene con un cable, y te permite secarte el pelo mientras te peinas. Así se pueden combinar los resultados del cepillo redondo y del secador, lo que resulta ideal para quienes no tienen tiempo para estar haciendo malabares con dos herramientas distintas. El cepillo-secador también es perfecto para aquellas personas a las que se les hace difícil hacerse un peinado profesional en casa.

Consejo de estilista: Trabaja con tu cabello húmedo y divídelo con pinzas. A continuación, enciende el cepillo y colócalo en las puntas. Después enróllalo a lo largo del cabello, hasta llegar a las raíces. Espera unos segundos, y enrolla lentamente el cepillo hacia abajo, para desenredar el cabello y lograr unas hebras sedosas y libres de encrespamiento.

Conclusión

Por fin estás preparada para secar tu cabello y utilizar esos accesorios con facilidad. Ya sea que utilices el difusor, la concentradora o la boquilla con peine, el accesorio correcto puede marcar una gran diferencia en el resultado de tu peinado.

Las herramientas de calor y de peinado pueden contribuir a varias condiciones de pérdida capilar. Si tu cabello muestra signos de haber sido dañado por el calor o por el peinado frecuente, no creas que es demasiado tarde para revertir la situación. ¡Reserva tu consulta gratuita con Vinci Hair Clinic hoy mismo!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Copyright Vinci Medical Group 2006 - 2020

Images included in this and any Vinci Hair Clinic website, especially images of Vinci Hair Clinic clients, are the property of Vinci Hair Clinic and not to be reused by any third party without the express permission of Vinci Hair Clinic

X