¡Bienvenidos a Vinci Hair Clinic!

  • Inglés
  • Francés
  • Español
  • Portugués, Brasil
  • Árabe
  • Inglés
  • Francés
  • Español
  • Portugués, Brasil
  • Árabe

Consejos de peinado para las mujeres que sufren pérdida capilar

La mayoría de las mujeres terminan presentando algún grado de pérdida capilar en algún momento de sus vidas. Ello puede deberse a alguna afección médica, o a los cambios hormonales provocados por el embarazo y la menopausia. En ocasiones puede ser consecuencia de la calvicie femenina, o del simple proceso de envejecimiento. Pero sea cual sea la causa, la experiencia de ver cómo se nos cae el pelo puede llegar a ser muy traumática.

La caída del cabello puede ser temporal o permanente, el crecimiento de cabello nuevo se toma su tiempo, y a veces simplemente el cabello no vuelve a crecer con la misma fuerza. En cualquier caso, lo importante es buscar la forma de afrontar la situación. ¡No te desesperes! Hay cosas que puedes hacer para “aumentar el volumen” de tu cabello. Sigue leyendo y te contaremos más.

¡Cambia de estilo!

Cambiar de peinado es una de las formas más sencillas de darle un efecto de mayor volumen al pelo lacio. Por lo general, el pelo largo se ve más fino, así que los peinados más cortos serán la mejor opción. Una de las razones por las que son tan eficaces, es que desvían la mirada, apartándola del cabello y llevándola a la cara como un todo. Los cortes estilo Bob y Pixie logran ese efecto. Los flequillos gruesos también son excelentes para proyectar volumen y densidad.

Si no te atreves a decirle adiós a tu larga cabellera, al menos tienes que adaptarla. Apuesta por los peinados a capas, ya que los cabellos de diferentes longitudes se ven mucho más gruesos que los de una sola longitud. Prueba un look más desenfadado, como recién salida de la ducha, que sea más fácil de mantener y que, con un pequeño cepillado hacia atrás, te permita conseguir un buen efecto de volumen.

Es recomendable que te recortes el pelo regularmente. Debes deshacerte de las puntas abiertas, para que tu cabello se vea más sano y más grueso.

Piensa en el color

Así como los artistas utilizan el sombreado para crear profundidad en sus dibujos y pinturas, los diferentes tonos también pueden crear un efecto de volumen en tu cabello. Por eso, cuando sufrimos de adelgazamiento capilar, debemos analizar muy bien la coloración que llevaremos. Los colores más claros le dan más volumen y altura al cabello, sobre todo si se utilizan junto a un tono más oscuro en la parte de las raíces. Evita llevar el pelo oscuro en la parte superior y más claro en las puntas, porque así solo lograrás que todos enfoquen su atención en las zonas de pelo más fino.

Las mechas o reflejos alrededor del rostro le añaden una sensación de volumen al cabello. Los tonos dorados les quedan bien a las morenas y a las pelirrojas.

No todo el mundo tiene la habilidad de conseguir el equilibrio de color adecuado para poder aumentar la densidad. Lo mejor es dejar ese trabajo en las manos de un buen profesional. Explícale a tu estilista qué es lo que quieres conseguir en términos de volumen. Puede que te dé algunas ideas propias que te ayuden a conseguir ese objetivo.

¿Tu rutina capilar te conviene o no?

Cuando el cabello se está debilitando, lo último que debemos hacer es empeorarlo todo, sometiéndolo a más tensión y estrés. Por desgracia, muchas de nuestras prácticas de cuidado capilar hacen eso precisamente. El lavado y el cepillado excesivos no ayudan. El uso excesivo de herramientas térmicas puede hacer que el pelo se reseque y se ponga quebradizo. La sobrecarga de productos puede dejar acumulaciones de residuos.

Trata de ser suave con tu cabello. En muchos casos, menos es más. Lávate el pelo con menos frecuencia, y usa menos productos de ser posible. Reduce el uso de herramientas de calor, y usa una toalla de microfibra para secártelo.

Haz una “auditoría de idoneidad” de tus peines y cepillos. El uso de herramientas inadecuadas puede estar dañando tu cabello. Los peines de púas finas y los cepillos con cerdas afiladas pueden provocar roturas. Si tienes el pelo rizado u ondulado, considera la posibilidad de cambiarte a un peine de púas anchas. Si tienes el pelo liso, piensa en un cepillo con cerdas suaves y redondas. Sé cuidadosa al desenredar, ya que si te jalas las hebras podrías terminar arrancándolas de raíz.

Reduce la cantidad de productos que usas. El uso excesivo puede apelmazar el cabello, algo que debemos evitar cuando tenemos el pelo fino. Utiliza champús y acondicionadores voluminizadores. Los acondicionadores ligeros sin enjuague son buenos. Evita los productos que contengan sulfatos, ya que eliminan la grasa natural del pelo y lo dejan más seco y falto de vida.

Los hábitos cotidianos

La salud de tu cuerpo y de tu cabello están estrechamente vinculadas a tu estilo de vida. Eso significa que tienes que pensar en tu dieta y en la cantidad de ejercicio que haces. Piensa también en el tiempo que pasas bajo el sol. La sobreexposición a los rayos solares no es buena para el cabello, y mucho menos cuando éste se está debilitando. La luz ultravioleta (UV) ataca la proteína de la queratina en el cabello, y puede provocar pérdida de elasticidad.

Conclusión

El cabello es esencial en la identidad de cualquier mujer, así que perderlo no es poca cosa. Por fortuna, podemos suavizar ese impacto y combatir el debilitamiento del cabello. Existen tratamientos y procedimientos que nos permiten hacer frente a la caída del cabello y, como hemos mostrado en este artículo, hay cosas que puedes hacer a diario para que tu pelo se vea lo más grueso posible.

Si sigues preocupado por el adelgazamiento o la caída del cabello, incluso después de haber probado los consejos que damos, Vinci Hair Clinic te puede ayudar. A todos nuestros clientes nuevos les ofrecemos una consulta gratuita y sin compromisos. Solo tienes que ponerte en contacto y concertar tu cita.