0

¿Te has preguntado por qué te duele el pelo cuando te lo cepillas? Puede ser que tengas un cuero cabelludo sensible. Si tienes la piel sensible, es muy probable que a tu cuero cabelludo le ocurra lo mismo, ya que simplemente es una parte más de tu piel. Por lo tanto, también hay que cuidarlo de la misma manera. Para deshacerte de las irritaciones en el cuero cabelludo, es posible que tengas que modificar tu rutina de cuidado capilar. Si no sabes por dónde empezar, sigue leyendo. Te presentaremos algunas de las causas más comunes de la sensibilidad en el cuero cabelludo, y te contaremos cuáles son las mejores formas de tratar ese inconveniente.

Causas comunes de la sensibilidad en el cuero cabelludo

Antes de hablar de las causas del cuero cabelludo sensible, vamos a hacer un pequeño repaso para explicarte cuáles son los síntomas a los que debemos prestarles atención. Lo primero que hay que tener en cuenta es que existen varios síntomas diferentes de la sensibilidad en el cuero cabelludo. Una investigación realizada por el Centro Nacional de Información Biotecnológica de Estados Unidos (NCBI) llegó a la conclusión de que los síntomas principales de un cuero cabelludo irritable son los siguientes:

  • Hormigueo o escozor
  • Ardor
  • Picazón
  • Resequedad
  • Dolor al cepillar o peinar el cabello

Si experimentas alguno de estos síntomas, es probable que sufras de sensibilidad en el cuero cabelludo. A continuación te contaremos cuáles son los factores clave que pueden desencadenar esa sensibilidad.

Condiciones ambientales

El clima puede causar estragos en la piel, y en el cuero cabelludo puede causar sequedad y sensibilidad. La exposición al sol es uno de los principales responsables, seguido de cerca por el viento y el frío.

Cuando salgas a la calle, debes proteger tu melena y tu cuero cabelludo, sobre todo en las horas del mediodía, cuando el sol está en su punto más álgido.

Estrés

El estrés es otra causa común de sensibilidad en el cuero cabelludo. El cortisol es la hormona del estrés, y sus niveles aumentan cuando pasamos por un evento estresante.

Si el cabello o el cuero cabelludo se te ponen grasosos de repente, es muy probable que el estrés esté causando estragos en tu cuerpo. Los hongos, las bacterias, los picores y la descamación del cuero cabelludo están estrechamente vinculados con el estrés. El cortisol afecta a los folículos pilosos, y es una causa común de efluvio telógeno, una condición caracterizada por la pérdida temporal del cabello.

Calidad del agua

La calidad del agua puede afectar al cuero cabelludo, y en ocasiones puede provocar irritaciones. Si vives en una zona donde el agua es dura, es posible que encuentres restos de jabón o marcas en el baño cuando te laves el pelo. Este tipo de agua puede provocar una acumulación de grasa en el cuero cabelludo.

El cloro de la piscina y el agua de mar pueden resecar el cabello y provocar sensibilidades en el cuero cabelludo. Por eso siempre debes enjuagarte muy bien el cabello después de nadar, y después de lavarte el pelo con champú.

Productos para el cuidado del cabello

Muchas personas que desarrollan irritaciones o sensibilidad en el cuero cabelludo se dan cuenta de que el problema apareció después de que empezaron a usar un champú o acondicionador nuevo. Los cosméticos y los jabones también pueden provocar esa hipersensibilidad; porque algunos ingredientes comunes de esos productos son sensibilizadores perfectamente conocidos.

Si experimentas algún tipo de sensibilidad en el cuero cabelludo después de haber empezado a usar un nuevo producto capilar, deja de usarlo de inmediato. Y si los síntomas persisten de todas formas, debes consultar a un tricólogo o dermatólogo.

Cómo cuidar un cuero cabelludo sensible

Por suerte, cuidar el cuero cabelludo sensible es más fácil de lo que parece; pero hay que cambiar unas cuantas cosas. Los siguientes consejos te ayudarán a controlar o eliminar esa angustiante sensibilidad. Debes prestarle atención a tu cuero cabelludo, al entorno que te rodea y a tus hábitos de cuidado capilar.

Controla la temperatura de la ducha

A todos nos gusta disfrutar de una ducha bien caliente a primera hora de la mañana, porque eso nos ayuda a comenzar el día con buen pie. Sin embargo, las temperaturas extremas no son nada buenas para el cuero cabelludo. Así que baja la temperatura del agua cuando te laves el pelo, y opta por el agua tibia en vez de la caliente o la fría.

Usa protección solar

Puede parecer una precaución obvia, pero proteger el cuero cabelludo de la luz solar directa es una forma sencilla de evitar la sensibilidad en el cuero cabelludo. La exposición al sol suele desencadenar esa sensibilidad extrema, e incluso pueden aparecer quemaduras solares.

Toma las precauciones debidas, y protégete el cuero cabelludo del sol. Quédate en la sombra siempre que puedas, usa sombrero y opta por peinados protectores.

Un peinado consciente

Todos tenemos nuestro peinado favorito, aquel con el que nos identificamos más y que favorece nuestros rasgos. Aunque el estilo que llevamos no tiene un impacto tan directo en la sensibilidad del cuero cabelludo, si llevamos el estilo “equivocado” podemos empeorar la condición.

Las trenzas y las criznejas tienden a tirar del pelo y del cuero cabelludo, sobre todo cuando están demasiado apretadas. Mejor opta por moños bajos, peinados recogidos o colas de caballo sueltas, y sujétate el pelo con pinzas. Este tipo de peinados ejercen menos presión sobre las hebras y sobre el cuero cabelludo.

No uses gomas elásticas para recogerte el pelo. Las coletas de seda o de terciopelo son más suaves y amigables con el cabello.

Recurre a los profesionales

Si has seguido los pasos indicados en este artículo, pero tu cuero cabelludo sigue dándote problemas, es el momento de que visites a un especialista. Vinci Hair Clinic puede ofrecerte la ayuda profesional de un tricólogo o dermatólogo calificado, para que asegures la salud de tu cabello y cuero cabelludo. Si tienes un cuero cabelludo sensible o sufres de pérdida capilar, reserva tu consulta gratuita sin demora, y empieza a tener un cabello más sano y hermoso.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Copyright Vinci Medical Group 2006 - 2020

Images included in this and any Vinci Hair Clinic website, especially images of Vinci Hair Clinic clients, are the property of Vinci Hair Clinic and not to be reused by any third party without the express permission of Vinci Hair Clinic

X