0

Existen varias opciones naturales que pueden ayudarte a mejorar el estado de tu cabello, o a evitar que se te caiga. Hay una gran variedad de remedios caseros que se pueden usar para regenerar el cabello. Si quieres mejorar el aspecto de tu pelo o hacer que te vuelva a crecer, puedes probar alguno de los tratamientos naturales que te mostramos en este artículo.

Restaura tu cabello de forma natural

Los siguientes consejos te permitirán estimular el crecimiento de tu cabello y mejorar su apariencia.

  • Masajes

Si masajeas tu cuero cabelludo con aceites y mascarillas, podrás estimular el crecimiento y el engrosamiento del cabello. Además, ese masaje diario también te ayudará a liberar estrés. Masajea el cuero cabelludo lentamente, moviendo los dedos de forma circular. Así favorecerás el crecimiento del cabello, y aumentará la densidad de las células de la papila dérmica.

  • Aceite de pescado

Los ácidos grasos omega tienen un alto contenido de nutrientes y proteínas, así que pueden fortalecer el cabello desde adentro. Si tomas un suplemento de omega con antioxidantes, estarás ayudando a aumentar la densidad y el grosor del cabello, además de prevenir su caída. También sentirás beneficios sobre otros aspectos de tu salud, debido a que los ácidos grasos omega estimulan el funcionamiento de las células y refuerzan el sistema inmunológico.

  • ¡Jugo de cebolla para el cabello!

Puede parecer extraño, pero el jugo de cebolla es uno de los tratamientos más antiguos y potentes que existen para el cabello. El secreto está en el azufre, que aumenta la síntesis de colágeno en los tejidos y fomenta el crecimiento del cabello. No dejes que el fuerte olor te disuada, porque el aroma desaparece con un simple enjuague.

  • Aloe Vera

El aloe vera se utiliza desde hace mucho tiempo para luchar contra la caída del cabello. Además de hidratar y aliviar el cuero cabelludo, esta sustancia ayuda a eliminar la caspa y a destapar los folículos pilosos obstruidos por la grasa. Aplica generosa y regularmente el gel de aloe vera por todo tu cabello y cuero cabelludo. También puedes usar champú y acondicionador a base de aloe vera.

  • Aceite de coco

El aceite de coco contiene ácidos grasos que penetran en el tallo del cabello y ayudan a prevenir la pérdida de proteínas. Puedes usarlo antes o después del lavado. Si tu pelo está pegajoso, aplica un acondicionador sin enjuague durante la noche, o unas horas antes del lavado. Masajéate el aceite de coco por el cuero cabelludo, y por todo el cabello. Si tienes el cabello seco, también puedes usarlo como acondicionador sin enjuague.

  • Una dieta sana y equilibrada

El pelo crece cuando el cuerpo está sano, y para ello es imprescindible llevar una dieta nutritiva y equilibrada. La falta de vitaminas y minerales puede suprimir el crecimiento natural del cabello. Si quieres tener un pelo largo y suelto, consume alimentos que tengan un alto contenido en vitamina B.

  • Aceite de ricino

El aceite de ricino es excelente para el cabello, porque tiene un alto contenido de vitamina E y ácidos grasos esenciales, todos ellos necesarios para el buen funcionamiento del organismo.

  • Suplementos de hierbas

Hierbas como el romero, la ortiga y la bardana son excelentes para estimular el crecimiento del cabello. Para aprovechar sus beneficios, podemos incorporarlas a nuestra dieta. Las fórmulas herbales también pueden inyectarse en el cuero cabelludo, para aumentar la circulación sanguínea y promover el crecimiento de los folículos pilosos.

  • No peinar el pelo mojado

Peinarte con el pelo húmedo es bastante dañino. Siempre debes esperar a que se seque, y debes usar un peine de púas anchas para desenredarlo y peinarlo.

  • Usa agua fría para enjuagar tu cabello

Si tienes el pelo grueso, intenta enjuagártelo con agua fría, en vez de caliente. El agua fría ayuda a mantener el cabello hidratado, y lo protege del exceso de calor. Enjuágate el cabello con agua fría de forma regular, y al poco tiempo notarás la diferencia.

  • Limón

Puedes usar jugo o aceite de limón para mejorar la textura y el estado general de tu cabello. El aceite de limón puede ayudarte a mantener la salud de tu cuero cabelludo, lo que creará el entorno ideal para que se produzca el crecimiento del cabello. Los folículos capilares necesitan crecer en un entorno saludable para poder generar cabello de buen aspecto.

  • Cepíllate con cuidado

El cepillado regular mejora la circulación en el cuero cabelludo, lo que permite que los folículos estén mejor nutridos. Además, una buena circulación facilita la adecuada eliminación de los residuos. El cepillado también es la forma más eficaz de distribuir los aceites naturales por las raíces, y de eliminar los nudos y los atascos de cabello. Un buen régimen de cepillado hará que el pelo prospere.

  • Evita el exceso de champú

Aunque el champú es bueno para eliminar la suciedad del cabello, también puede dañarlo, ya que remueve sus aceites naturales. Por eso lo mejor es que uses el champú sólo cuando sea realmente necesario, para evitar que el pelo se reseque.

Ayuda profesional para el crecimiento del cabello

Si pones en práctica los consejos que te hemos dado, seguramente estarás en camino de lucir un cabello más sano. Pero debes tener en cuenta que los beneficios pueden tardar varios meses en aparecer. Si sientes que necesitas ayuda profesional para tener ese cabello radiante que tanto deseas, ¿por qué no te pones en contacto con Vinci Hair Clinic? Puedes reservar una consulta totalmente gratuita y sin compromiso. ¡Ponte en contacto con nosotros hoy mismo!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Copyright Vinci Medical Group 2006 - 2020

Images included in this and any Vinci Hair Clinic website, especially images of Vinci Hair Clinic clients, are the property of Vinci Hair Clinic and not to be reused by any third party without the express permission of Vinci Hair Clinic

X