0

Cambiar de peinado puede ser muy divertido. Por lo general, la gente se hace ondas, se corta el pelo o se lo pinta. Pero a veces es necesario decolorar el cabello antes de teñirlo, sobre todo si quieres llevar un tono pastel o un color más atrevido.

Desafortunadamente, podemos terminar pagando un alto precio por cambiar el color de nuestro cabello. Muchos tratamientos pueden comprometer la salud y la calidad del pelo. Todos sabemos que los decolorantes son bastante agresivos: son químicos fuertes que rompen las proteínas del cabello para poder eliminar su color. Así logran dejarlo más claro, pero también lo dejan bastante más débil y más propenso a romperse. El decolorante también afecta a la cutícula del cabello, una capa encargada de sellar la humedad. Por eso los productos decolorantes hacen que el cabello se ponga reseco y encrespado.

Cómo evitar que el pelo decolorado sufra mayores daños

Independientemente de que te hagas la decoloración en casa o en un salón de belleza, tu cabello puede ponerse quebradizo rápidamente. Sin embargo, eso no tiene por qué impedirte llevar el look que tanto deseas. Sigue leyendo este artículo, y descubrirás cómo puedes reparar tu cabello dañado por la decoloración, y restaurar su brillo y su belleza.

Mantén tu cabello bien hidratado

Los agentes blanqueadores levantan la cutícula del cabello, para permitir que el químico penetre completamente. Si te cambias el color del cabello con regularidad, puedes terminar levantando las cutículas externas permanentemente, lo que te ocasionará una pérdida de humedad rápida y continua en las hebras. Por eso nunca deberías hacerte decoloraciones de forma repetida.

Debes permitir que la cutícula de tu cabello se reconstruya. Mientras eso sucede, puedes usar otros productos para hidratarte el cabello y restaurar su estructura y su brillo. Los siguientes aceites son maravillosos para aumentar la hidratación del cabello:

● Aceite de argán: usa unas gotas de aceite de argán después del peinado, para retener la humedad y hacer que tu cabello se vea brillante. Esta sustancia es rica en antioxidantes esenciales, que te ayudarán a proteger tu cabello de mayores daños.      

● Aceite de oliva: muchos están convencidos de que este aceite aporta suavidad, brillo y resistencia a las hebras. Unas gotas de aceite de oliva también pueden fortalecer tu cabello, al preservar su humedad.      

● Aceite de almendras: rico en proteínas y vitamina E, el aceite de almendras puede hacer que tu cabello esté más fuerte y saludable.      

Usa productos aptos para decolorantes

El cabello decolorado requiere un cuidado especial, porque ha pasado por un estrés importante. No podemos tratarlo de la misma forma que a los mechones naturales. Debes tener cuidado con los productos que escojas, y optar por los que hayan sido formulados especialmente para cabellos teñidos.

En estos casos, lo mejor es usar un champú sin sulfatos, que haya sido diseñado para cabellos tratados químicamente. Aunque los sulfatos son buenos para limpiar y eliminar el exceso de grasa y suciedad del cuero cabelludo, también pueden hacer que tu cabello pierda vida y se reseque.

Debes elegir tu champú de forma escrupulosa. Evita todo lo que contenga lauril sulfato de sodio, lauril sulfato de amonio o lauril éter sulfato de sodio.

Evita los tratamientos de calor en el cabello teñido

El cabello decolorado es más poroso, y por lo tanto es más vulnerable a los agentes externos, tanto químicos como no químicos. Entre esos agentes están los factores ambientales y las herramientas de peluquería que trabajan con calor. Evita exponer tu cabello al calor, y déjalo secar naturalmente siempre que sea posible. Deshazte de los alisadores y rizadores, porque pueden dañar y debilitar tu cabello significativamente.

Si no puedes evitar el uso de herramientas térmicas, aplícate un protector contra el calor cuando las vayas a usar. Los sueros y aerosoles protectores te ayudarán a prevenir la evaporación de la humedad causada por el calor que emiten las planchas, rizadores y secadores de pelo. Además, estos protectores pueden mantener tus mechones hidratados y protegidos del sol, de los contaminantes y de otros factores ambientales.

Invierte en un acondicionador de calidad

Nunca está demás recalcar la importancia de seguir una técnica de acondicionamiento adecuada, con productos de buena calidad. Cuando lo decoloramos, el cabello se pone muy quebradizo, seco y propenso a los enredos. Pero si usamos un buen acondicionador, ayudaremos a cerrar la cutícula del cabello, sellando la humedad y reduciendo la aparición de nudos.

Un tratamiento de acondicionamiento profundo también puede jugar un papel fundamental para mantener tu cabello hidratado y saludable. El producto les dará a tus hebras capilares una hidratación más duradera, e incluso realzará el nuevo color de tu cabello.

Trata a tu cabello con delicadeza

Dale un poco de amor a tus hebras, comprando una toalla de microfibra. Este material es más suave que una toalla normal. No debes frotarte ni exprimirte el cabello para secarlo. A la hora de peinarlo, es mejor que uses un peine de dientes anchos, para obtener los mejores resultados. Desenrédate el cabello suavemente desde las puntas, y ve subiendo gradualmente hasta las raíces, para evitar que se rompa. Evita halarte el cabello con demasiada fuerza, para evitar las puntas abiertas y la fractura capilar.

Conclusión

El daño causado por los decolorantes no es infrecuente. Por lo tanto, no debes alarmarte si notas algunos cambios desagradables en la estructura de tu cabello. Si te cuidas con esmero y sigues una nutrición adecuada, podrás proteger tu cabello decolorado y restaurar su suavidad, su brillo y su elasticidad. En algunos casos, es posible que tengas que consultar a un especialista para poder reparar el daño, pero es recomendable que esperes unas semanas para ver si tu cabello se recupera por su cuenta.

Si te dejas el cabello con su color natural, podrás tener una mejor idea de la condición general en que está. Si la línea media de tu cabello se está ensanchando, tal vez sea hora de que busques ayuda profesional. Los especialistas de Vinci Hair Clinic pueden brindarte asesoría sobre una amplia gama de tratamientos contra la caída del cabello. Te ofrecemos una consulta gratuita, para ayudarte a encontrar el tratamiento que mejor se adapte a tus necesidades. ¡Ponte en contacto y reserva tu consulta hoy mismo!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Copyright Vinci Medical Group 2006 - 2020

Images included in this and any Vinci Hair Clinic website, especially images of Vinci Hair Clinic clients, are the property of Vinci Hair Clinic and not to be reused by any third party without the express permission of Vinci Hair Clinic

X