0

No cabe duda de que el champú y acondicionador habituales contribuyen en gran medida a mantener el brillo y la manejabilidad de nuestro cabello, pero hay muchas otras cosas que podemos hacer para no sufrir de resequedad, encrespamiento y daño capilar. Una de esas cosas consiste en revitalizar las raíces. Eso nos permitirá restaurar la fuerza y la salud del pelo, y protegerlo de futuras roturas.

Si no le prestas la debida atención a las raíces del cabello, no puedes pretender que esté largo y hermoso. Las raíces son la segunda parte más importante del cabello, después del cuero cabelludo. Por lo tanto, se merecen todo el cariño que podamos brindarles. Si estás decidida a darles a tus raíces ese tratamiento nutritivo que tanto necesitan, te presentaremos algunas soluciones sencillas que te permitirán revitalizar esas hebras desde las raíces hasta las puntas.

Aplícate un bálsamo nutritivo para el cabello

Si tu cabello se ve apagado, tal vez sea porque está deshidratado, o porque has abusado de los productos químicos o de los tratamientos agresivos. Probablemente estés usando productos capilares inadecuados, o quizás no te estás alimentando de forma saludable. Ambas cosas pueden afectar profundamente la salud de tu cabello.

Si tu melena se ve apagada, débil y sin fuerza, puede ser el momento perfecto para aplicarte un bálsamo capilar que le devuelva algo de vida. Un buen tratamiento para las raíces te permitirá hidratar, alisar y suavizar tu cabello, dejándolo libre de encrespamiento y con un aspecto más atractivo.

Busca una fórmula rica en ingredientes como la vitamina E, que le aporta fuerza al cabello, o la glicerina, que es buena para hidratar. Aplícate el producto sobre el cabello húmedo, con un suave masaje desde la raíz hasta las puntas. No te lo enjuagues de inmediato: mejor espera de tres a cinco minutos, para que la fórmula actúe. Para obtener los mejores resultados, aplícate el bálsamo capilar dos veces por semana.

Considera la posibilidad de hacerte exfoliaciones periódicas en el cuero cabelludo

Puede que no te des cuenta, pero la exfoliación del cuero cabelludo es uno de los tratamientos más beneficiosos para las raíces del cabello. Es especialmente recomendable si sientes las raíces grasosas y pesadas, aún después del lavado. Los exfoliantes eliminan las células muertas, la grasa y la suciedad del cuero cabelludo, refrescando la piel y ayudando a los folículos capilares a crecer fuertes y sanos.

La suavidad es fundamental a la hora de escoger un producto exfoliante para el cuero cabelludo. Opta por una solución adecuada para tu tipo de cuero cabelludo, y masajéala directamente sobre la piel haciendo movimientos circulares. Después enjuaga con abundante agua tibia, y disfruta de los beneficios desintoxicantes en tus raíces y en tu cuero cabelludo.

Es hora de un tratamiento con aceite caliente

El tratamiento con aceite caliente es una forma cómoda y fácil de darle un poco de cariño a tus raíces y hebras. Este tratamiento nos permite proteger y nutrir el cabello seco y maltratado, sellando la cutícula y recubriendo las hebras con aceite, para aprovechar sus múltiples beneficios.

Para hacértelo, puedes acudir a un salón de belleza. Pero si quieres algo más asequible, simplemente opta por un tratamiento casero. Si eliges esta última opción, asegúrate de comprar un producto que sea adecuado para tu tipo de cabello y cuero cabelludo.

Puede resultar tentador verter el aceite en un recipiente y meterlo en el microondas, pero no corras ese riesgo. Caliéntalo lentamente, colocando el recipiente con el aceite en una olla con agua caliente. Cuando ya estés en la ducha, moja tu cabello y aplica el tratamiento sobre las raíces y por todas las hebras. A continuación, masajea suavemente para asegurarte de que tus cabellos queden bien cubiertos. Después tápate el cabello con un gorro de ducha, y déjalo reposar por unos quince minutos. Finalmente enjuágate muy bien con agua tibia, y sigue con tu rutina habitual de cuidado capilar.

Gel de aloe vera

El aloe vera no solo sirve para aliviar la piel quemada por el sol. Esta poderosa planta medicinal es conocida por sus increíbles propiedades curativas. Puede aliviar el cuero cabelludo seco o irritado, mantiene los folículos capilares fuertes, y evita las roturas. Además, puede estimular el crecimiento del cabello, y está repleto de minerales y vitaminas esenciales que nos pondrán el pelo brillante y lleno de vida.

Para darles a tus raíces y folículos capilares un cuidado adicional, frota una pequeña cantidad de gel de aloe vera por todo tu cuero cabelludo, una vez por semana. Deja actuar el bálsamo por diez o quince minutos, para que tu piel pueda absorber sus nutrientes. Después retíralo usando tu champú favorito. También puedes combinarlo con un exfoliante, para eliminar la acumulación de residuos y exfoliar el cuero cabelludo.

Conclusión

Tener un cuero cabelludo sano y limpio es crucial si queremos cuidar las raíces del cabello. Independientemente del tratamiento para las raíces que escojas, es esencial que tengas en cuenta cómo ese producto afectará a tu cuero cabelludo. Si les das a tus raíces un poco de amor y cuidado, tu cuero cabelludo y tus cabellos te lo agradecerán.

En Vinci Hair Clinic nos especializamos en los tratamientos más avanzados contra la caída del cabello, y siempre estamos disponibles para ofrecerte un diagnóstico personalizado y presentarte nuestras opciones de tratamiento. Si sufres pérdida de cabello, entradas o adelgazamiento capilar, simplemente llámanos para que reserves una consulta gratuita y libre de compromisos.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Copyright Vinci Medical Group 2006 - 2020

Images included in this and any Vinci Hair Clinic website, especially images of Vinci Hair Clinic clients, are the property of Vinci Hair Clinic and not to be reused by any third party without the express permission of Vinci Hair Clinic

X