0

Probablemente ya estés familiarizada con el uso que se le da al aceite de jojoba, al aceite de ricino, al aceite de coco y al aceite de argán. Todos esos aceites se suelen utilizar en el cabello. ¿Pero habías oído hablar de las propiedades nutritivas e hidratantes del aceite de macadamia? Este aceite procede de las nueces de macadamia, originarias de Australia, y tiene una gran densidad nutricional. Gracias a eso, puede transformar tu cabello en poco tiempo.

Aunque la mayoría de la gente lo utiliza para cocinar, el aceite de macadamia también puede formar parte de una buena rutina de cuidado capilar. Su combinación de antioxidantes, vitaminas y ácidos grasos esenciales lo diferencian de otros aceites naturales que podemos encontrar en el mercado. ¿Todavía no te convences? ¡Vamos a desglosar algunos de los beneficios que esta sustancia tiene para el cabello y el cuero cabelludo!

Cinco beneficios del aceite de macadamia para el cuidado del cabello

Es cierto que el aceite de macadamia no es tan popular como otros aceites, pero se ha ganado una buena reputación en la industria de la belleza. Hoy en día podemos encontrar muchísimos productos para el cuidado del cabello que contienen este ingrediente, incluyendo cremas capilares, champús y acondicionadores. Entonces, ¿el aceite de macadamia puede devolverle la salud a tu cabellera? Vamos a ver cómo el uso de este aceite puede revitalizarte el pelo.

Regula la producción de sebo

El cuerpo produce una saludable grasa natural llamada sebo, que tiene como función proteger la superficie de la piel de los daños causados por la oxidación y otros agentes externos. Aunque pueda parecer muy grasoso, ese sebo ayuda a hidratar las hebras, evitando que se sequen o quiebren. Sin embargo, el exceso del sebo puede ser tan problemático como su escasez.

En estos casos, el aceite de macadamia es muy útil. Contiene ácido oleico, que rejuvenece la piel y estimula la producción de sebo. Evita la producción excesiva de grasa, y mantiene a raya a las bacterias. Además, controla la pérdida de agua en las hebras, haciendo que estén más suaves y flexibles.

Reduce el encrespamiento

El encrespamiento puede desencadenar diversas afecciones capilares. Es un problema capilar muy común, pero nadie quiere tener que lidiar con él, mucho menos cuando tenemos una presentación, una reunión importante o una cita. Por fortuna, el aceite de macadamia también puede ayudarnos a resolver este molesto problema. Gracias a sus componentes profundamente nutritivos, este aceite puede controlar el encrespamiento y minimizar los enredos y los cabellos sueltos. Además, brinda una humedad esencial que nos puede ayudar a fortalecer, reparar e hidratar los rizos, sin apelmazar el cabello.

Añade brillo

Un cabello brillante y lleno de vida es una de las señales de que tu melena contiene una cantidad saludable de minerales y vitaminas, especialmente vitamina E. El uso de aceite de macadamia te ayudará a conseguir este tipo de brillo. Además de reforzar tu sistema inmune y de mantener la salud de tu piel, este aceite rico en antioxidantes convertirá a tu pelo rígido y rebelde en una cabellera brillante y sedosa.

Restaura el cabello dañado

¿Tienes las puntas secas y las hebras propensas a los daños? Si es así, este aceite es el adecuado para ti. El aceite de macadamia contiene poderosas propiedades reconstructoras, que pueden darle a tu cabello la fuerza, la flexibilidad y el brillo que necesita. Independientemente de la porosidad de tu cabello, los ingredientes del aceite repararán los folículos rotos y restaurarán la salud general de tu melena.

Combate los radicales libres

Los radicales libres están relacionados con una gran variedad de enfermedades, y pueden causar estrés oxidativo. Aunque el estrés oxidativo es más frecuente en diversas enfermedades de la piel, también puede desempeñar un papel importante en la caída prematura del cabello. La buena noticia es que el aceite de macadamia es rico en antioxidantes muy potentes, por lo que puede ayudarte a contrarrestar esos radicales libres.

Cómo utilizar el aceite de macadamia

Si ya te decidiste a usar el aceite de macadamia en tu cabello, primero tienes que aprender a aplicártelo. Lo mejor de este aceite natural es que es increíblemente versátil. Hay varias formas de obtener sus beneficios, pero aplicarlo directamente sobre el cabello es la vía más rápida, sobre todo si tu pelo necesita una hidratación adicional.

Acondiciona el cabello dañado y quebradizo

Lávate el pelo como lo harías habitualmente, con tu champú favorito sin sulfatos. A continuación, aplícate el aceite de macadamia sobre el cuero cabelludo limpio. Hazte un masaje suave, y déjalo actuar entre diez y veinte minutos. Enjuágate con abundante agua, y disfrutarás de un cabello suave y sedoso.

Tratamiento sin enjuague

Si tienes el pelo seco y difícil de peinar, toma unas gotas de aceite de macadamia y frótatelas entre las palmas de las manos. Después aplícatelo por todo el cabello, haciendo énfasis en las puntas, para darle más brillo y movimiento. El aceite reparará las puntas dañadas y abiertas.

Desenreda tu cabello

Utiliza el aceite de macadamia para eliminar nudos y enredos, y para hacerte cualquier tipo de peinado que desees. Aplícate una cantidad decente de aceite en el cabello, para restaurar la humedad y fortalecer tus hebras. Este aceite también es ideal para los cabellos rizados o texturizados, que son más propensos a los nudos y suelen necesitar una hidratación extra.

Conclusión

Sea cual sea tu tipo de cabello, el aceite de macadamia puede ser una valiosa solución para combatir el encrespamiento y las puntas abiertas. Esta sustancia puede hacer que tu cabello tenga un aspecto más vibrante y brillante, con una sola aplicación. Cuando empieces a usarlo con regularidad, notarás que tu cabello está más manejable y mucho más sano.

Si estás experimentando pérdida o adelgazamiento capilar, Vinci Hair Clinic te puede ayudar. Ponte en contacto con nosotros hoy mismo, para que reserves tu consulta gratuita sin ningún compromiso.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Copyright Vinci Medical Group 2006 - 2020

Images included in this and any Vinci Hair Clinic website, especially images of Vinci Hair Clinic clients, are the property of Vinci Hair Clinic and not to be reused by any third party without the express permission of Vinci Hair Clinic

X