La pérdida de cabello ocurre en ambos géneros con muy pocas excepciones, lo que nos pone en una búsqueda constante de remedios o tratamientos que puedan traer de vuelta unos mechones atractivos y más fuertes que nunca.

Más del 50% de las mujeres experimentan pérdida de cabello durante su vida, algo que ocurre por un número de razones.

Las mujeres que terminan de pasar por un período posparto o están en los años de menopausia son particularmente vulnerables. Además de medicamentos, los expertos recomiendan tratamientos naturales que puedan proporcionarles a los folículos pilosos los nutrientes que necesitan para crecer.

Hemos recopilado una lista de diez remedios que han probado mejorar la salud de los folículos pilosos e impulsar su crecimiento, sin la necesidad de prescripciones médicas o el uso de químicos. ¡Así que, comencemos con el primer remedio!

  1. Masajes en el cuero cabelludo de manera regular

Nuestro cuero cabelludo matiene juntos los folículos pilosos y actúa como una capa protectora y nutritiva. Masajear tu cuero cabelludo regularmente no solo es relajador y placentero, sino que también contribuye con el crecimiento del cabello. Además disminuye la pérdida de cabello al estimular el suministro de sangre hacia el cuero cabelludo, permitiendo que los nutrientes circulen con más facilidad por tu cabeza y nutran los folículos pilosos. Considera combinar tu masaje en el cuero cabelludo con máscaras para el cabello naturales para una mejor nutrición y humectación.

  1. Aplicar aceite de coco

Estudios muestran que el aceite de coco es rico en los nutrientes que contribuyen con el crecimiento y salud de los folículos pilosos. El aceite de coco contiene ácido láurico, el cual ayuda a reducir la pérdida de proteína. También contiene antioxidantes responsables de preservar el colágeno e impulsar el crecimiento del cabello, así como otros nutrientes favorables.

  1. Aplicar sábila

La sábila es bien conocida por sus muchos beneficios cuando se trata del cuidado de la piel, pero también puede ayudar con el cuidado del cabello. Al aplicarse en los folículos pilosos, la sábila puede humectar el cabello, protegerlo de la resequedad y también puede prevenir la pérdida de cabello. Aplicar sábila en tu cabello elimina el exceso de aceite y reduce el riesgo de caspa.

  1. Aplicar aceite de romero

El aceite de romero ayuda a refinar nuestro cabello e impulsar su crecimiento, ya que contiene ricos nutrientes que contribuyen con el crecimiento del cabello. Usado principalmente para tratar la alopecia, este aceite esencial reducirá la pédida de cabello, lo que resulta en mechones más atractivos. También puede ser aplicado directamente en el cuero cabelludo al masajearlo o puede combinarse con un acondicionador o champú de buena calidad.

  1. Crear una dieta balanceada

La mayoría de los nutrientes que nuestro cuerpo necesita proviene de los alimentos que consumimos. Tener una dieta balanceada que contenga nutrientes que ayuden a nuestros folículos pilosos a crecer es esencial. Enfócate en seleccionar una dieta que contenga abundantes cantidades de proteína y ácidos grasos como el OMEGA-3. Estos se encuentran en frutas, semillas, salmón, nueces y huevos. Este tipo de dieta, en conjunto con el ejercicio, ¡le harán un bien mayor a tu salud y cabello!

  1. Seleccionar peinados con una tensión mínima

Si experimentas pérdida de cabello, lo primero que tienes que hacer es reducir la presión sobre tu cabello. Esto se logra al peinar tu cabello de una forma suelta y cómoda. Además, considera excluir ciertos productos para el cabello y los secadores de tu rutina. El uso prolongado de secadores y planchas para lograr un peinado puede resultar en una mayor pérdida de cabello y puede reducir la efectividad de otros tratamientos que estés aplicando.

  1. Aplicar aceite de jojoba

Similar al aceite de romero, el aceite de jojoba funciona bien para humectar tu cabello antes de aplicar un acondicionador o champú. Combinados, ayudan a prevenir el quiebre, las puntas abiertas y la resequedad. Si es aplicado directamente sobre el cuero cabelludo, también ayuda a reducir la caspa. Al ser rico en minerales (zinc y cobre) y vitaminas (B, C y E), ayuda a nutrir adecuadamente el cabello.

  1. Humectar

Nuestro cabello es sometido al peinado, apretado y la aplicación de diferentes productos para el cuidado del cabello. También es afectado por contaminantes externos que están en el ambiente a diario. Por consiguiente, mantenerlo humectado es esencial. En lugar de usar acondicionadores y champús, los expertos sugieren el uso de aceites naturales y evitar las herramientas de secado luego de aplicar estos productos.

  1. Aplicar yema de huevos

Si estás preparando un máscara para el cabello, añade yemas de huevos junto a aceites esenciales como el de jojoba para un tratamiento mejorado para prevenir la pérdida del cabello e impulsar el crecimiento del mismo. Los huevos son útiles ya que son ricos en biotina, la cual evita las puntas separadas e incrementa los niveles de elasticidad. Las yemas de huevo contienen un gran número de vitaminas que son absorbidas por los folículos pilosos durante un simple masaje sobre el cuero cabelludo.

  1. Aplicar ginseng

Los fitoquímicos encontrados en el ginseng tienen el potencial de impulsar un crecimiento de cabello más rápido en los folículos pilosos. El ginseng se encuentra junto con otros químicos en diversos champús y acondicionadores, pero también puedes beneficiarte de su uso de una forma pura. Es aplicado principalmente en el cuero cabelludo con aceites, pero también puedes tomarlo como un suplemente vitamínico.

Para cerrar

Lidiar con la pérdida de cabello puede ser una experiencia difícil, especialmente si diste a luz recientemente o estás pasando por alguna otra situación estresante que lleva a una notable pérdida de cabello. Poseer un entendimiento básico de un par de remedios naturales ayuda a tratar la pérdida de cabello en algunas circunstancias.

Sin embargo, si estás experimentando cantidades preocupantes de pérdida de cabello, estos remedios podrían no ser efectivos. Una consulta con uno de nuestros expertos en Vinci Hair Clinic podría ser una mejor forma de avanzar. ¡Contáctanos hoy mismo para reservar tu consulta gratuita!