0

¿Recuerdas cuando eras niño, y querías crecer para poder hacer todo lo que hacían los mayores? Ahora que por fin creciste, seguramente te dan ganas de retroceder el tiempo y volver a esa época feliz en la que no tenías que preocuparte por la flacidez o por las líneas de expresión.

Aunque todavía no lo hayas notado, tu pelo está cambiando y envejeciendo al igual que tu piel. Puedes considerarte afortunado si todavía no te han salido las primeras canas, pero tarde o temprano van a aparecer. Además de las canas, con la edad se producen otros cambios importantes en la fisiología del cabello. Algunas personas ven los primeros signos de envejecimiento alrededor de los treinta años, pero normalmente es a partir de los cuarenta cuando todo se hace más evidente.

Aunque algunos cambios en el cabello se deben a factores que escapan a nuestro control, también hay signos que son típicos de cualquier proceso de envejecimiento. Sigue leyendo para que descubras lo que ocurre exactamente cuando tu pelo empieza a envejecer, y qué puedes hacer para reducir esos efectos de la edad.

5 signos comunes del envejecimiento del cabello

Tu cabello experimenta el envejecimiento al igual que tu piel. Es un proceso natural que no se puede evitar, pero sí podemos controlarlo. Puede que los cambios no aparezcan de la noche a la mañana, pero hay señales claras a las que hay que prestarles atención…

Cambios de textura

El cabello tiende a perder sus ondulaciones y su uniformidad a medida que envejecemos, y por eso suele ponerse más encrespado. De hecho, hay varios factores que pueden provocar cambios en la textura del cabello, como las fluctuaciones hormonales durante el embarazo o la menopausia. Sin embargo, el envejecimiento es una de las razones más frecuentes por las que se pone más rígido y áspero en la edad madura.

Sequedad del cabello

El envejecimiento también se asocia a una menor producción de sebo, la grasa natural que producen las glándulas sebáceas del cuero cabelludo. Por eso, al menos en términos generales, las personas de cuarenta o cincuenta años tienen más probabilidades de sufrir resequedad capilar que los jóvenes.

Las temidas canas

Sin dudas, la aparición de canas es uno de los signos más evidentes del envejecimiento. Al envejecer, los folículos pilosos producen menos melanina, el pigmento que le da color al cabello, lo que termina provocando la aparición de canas. Aunque los genes pueden determinar que las canas aparezcan a una edad relativamente temprana, lo más común es que empiecen a aparecer a partir de los 30 años.

Adelgazamiento capilar y calvicie

Las hormonas que estimulan las fibras de los folículos comienzan a disminuir a medida que nos acercamos a los cuarenta o cincuenta años. Eso explica por qué la mayoría de las personas alcanzan su punto de mayor densidad capilar alrededor de los 35 años. Por eso la calvicie y el adelgazamiento capilar son frecuentes en los adultos mayores.

Se reduce la tasa de crecimiento del cabello

Los cambios hormonales que se producen durante el envejecimiento provocan un cambio en el ciclo de crecimiento del cabello. La fase anágena o de crecimiento se acorta, por lo que los folículos pilosos no tienen tiempo suficiente para generar queratina de calidad, la proteína que compone y le da fuerza al cabello.

Consejos para controlar el envejecimiento del cabello

El envejecimiento del cabello es inevitable, pero eso no significa que tengas que quedarte de brazos cruzados hasta que aparezcan esos signos. Aunque no hay forma de evitarlo, puedes tomar algunas medidas para mantener tu cabello sano y fuerte, haciendo ajustes sencillos en tu rutina de cuidado capilar.

Elige la fórmula capilar adecuada

La clave para recuperar el volumen y el grosor de tu cabello es elegir el producto de cuidado capilar adecuado. Busca uno que esté formulado para proteger tus raíces. Evita utilizar productos químicos agresivos. Apuesta por champús y acondicionadores ultranutritivos, para darle vida a tu cabello seco.

Elige algo ligero

Si notas que tu pelo se vuelve más fino a medida que envejeces, es mejor que te alejes de las fórmulas pesadas, como los bálsamos o los aceites espesos. Estos productos pueden apelmazar tu cabello, ya de por sí fino, y hacer que se vea más débil. En su lugar, utiliza sueros capilares ligeros y de rápida absorción para hidratar tu cabello.

Elige los ingredientes cuidadosamente

Si hasta ahora has ignorado los componentes de tu champú y acondicionador, o los ingredientes de tus productos de peinado, deberías tener más cuidado a partir de ahora. Utiliza un champú sin sulfatos, y opta por productos capilares que contengan alcohol cetílico, lípidos restauradores y antioxidantes, para suavizar tu cabello y reforzar su estructura de queratina.

Reduce el uso de herramientas térmicas

Aunque todavía no hayas notado ningún signo de envejecimiento capilar, siempre es mejor que evites usar las herramientas de peluquería que generan calor, como las planchas y los rizadores. Si no puedes evitarlos, intenta limitar su uso a solo una o dos veces por semana. De lo contrario, tu cabello estará más propenso a la resequedad, el encrespamiento, la rotura y otros daños.

Conclusión

Con el paso del tiempo, es posible que tu cabello ya no esté tan fuerte, flexible y saludable. Diversos factores externos, como las herramientas térmicas de peinado, también pueden afectar su brillo y su salud. Sin embargo, eso no significa que no puedas hacer nada para frenar los síntomas del envejecimiento capilar. ¡Siempre puedes devolverle algo de fuerza y belleza a tu cabello!

Vinci Hair Clinic es una institución totalmente especializada en el tratamiento de la caída del cabello, y estamos listos para ofrecerte un diagnóstico personalizado y las más diversas opciones de tratamiento. Si estás experimentando signos de calvicie, entradas o adelgazamiento capilar, ponte en contacto con nosotros hoy mismo y reserva tu consulta gratuita y sin compromisos.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Copyright Vinci Medical Group 2006 - 2020

Images included in this and any Vinci Hair Clinic website, especially images of Vinci Hair Clinic clients, are the property of Vinci Hair Clinic and not to be reused by any third party without the express permission of Vinci Hair Clinic

X