0

El adelgazamiento capilar puede afectar a cualquier persona, independientemente de su sexo o edad. Tiene muchas causas, como la herencia, los desequilibrios hormonales y las infecciones del cuero cabelludo, por nombrar solo algunas. Aunque ciertamente es un problema muy común, eso no significa que sea menos molesto.

Hay muchos productos en el mercado que prometen detener o revertir la caída del cabello. El problema es que muchos de esos productos son caros. Por eso cada vez más personas recurren a alternativas naturales para tratar sus problemas de crecimiento capilar. Una de las alternativas más populares es el aceite de ricino.

Cómo el aceite de ricino estimula el crecimiento del cabello

El aceite de ricino se extrae de las semillas del ricino, y se ha utilizado con fines médicos durante años. Además de su uso farmacéutico, también se utiliza para tratar diversos problemas capilares. ¿Pero de verdad funciona?

Promueve la salud del cabello

Para entender por qué el aceite de ricino es bueno para el cabello, tenemos que revisar su composición. A diferencia de muchos aceites, que están compuestos básicamente por ácidos grasos, el aceite de ricino contiene también antioxidantes, proteínas y vitaminas. Por eso es perfecto para nutrir al cabello y al cuero cabelludo resecos, aportándoles brillo e hidratación. Si tu pelo ya está sano y bien hidratado, el aceite hará que crezca más rápido.

Aumenta la capacidad de absorción del cabello

El cuero cabelludo es más absorbente cuando está libre de suciedad y bien hidratado. Si lo mantienes en buen estado, podrás aumentar la eficacia de los demás productos para el cabello que utilices. El aceite de ricino es bueno para limpiar el cuero cabelludo de los residuos que se hayan acumulado en él. Por lo tanto, este aceite no solo te ofrece sus propios beneficios: también aumenta los beneficios de los demás productos para el cabello que utilices.

Es rico en ácido ricinoleico

Aunque todavía no hay pruebas fehacientes que relacionen al aceite de ricino con el crecimiento del cabello, su capacidad para mejorar la salud general del cabello ha convencido a muchos de que debe existir alguna relación. Esta creencia se ve reforzada por el hecho de que el aceite de ricino contiene ácido ricinoleico, sustancia muy conocida por combatir la inflamación y por mejorar la salud de los folículos capilares, todo lo cual coadyuva al crecimiento del cabello.

Cómo utilizar el aceite de ricino según tu tipo de cabello

La única regla universal en lo que respecta al aceite de ricino es que no debes usarlo en el cuero cabelludo más de una vez por semana, porque cualquier exceso puede provocar enredos en el cabello. Haciendo esa salvedad, la forma como te lo apliques solo dependerá de tu tipo de cabello y de su textura.

Para cabellos finos y semilisos

Antes de utilizar el aceite de ricino, lávate el cuero cabelludo y el cabello con champú. Aplica el tratamiento en los últimos cinco o seis centímetros de tu cabello, para proteger las puntas de cualquier daño. Después lávate el pelo nuevamente, y péinatelo a tu gusto.

Para cabellos medianos, gruesos, lisos y ondulados

Si tu cabello es más grueso que el promedio, el procedimiento será ligeramente distinto. Una vez más, debes empezar por lavarte el pelo con champú, pero esta vez debes añadir calor o vapor para que el aceite de ricino tenga más eficacia. Si no lo haces así, es posible que el producto no penetre completamente en las cutículas del cabello. Por último, hay que acotar que da igual si tienes el pelo liso u ondulado: el aceite de ricino funcionará en cualquier caso.

Para rizos ondulados o sueltos

Es mucho más fácil aplicar el aceite de ricino en el cabello ondulado con rizos sueltos. Basta con mezclar unas gotas del ingrediente en tu acondicionador, y simplemente dejar que haga su trabajo.

Para cabellos rizados o muy ensortijados

Si tu cabello es rizado, crespo o muy enroscado, puedes optar por utilizar el aceite de ricino como tratamiento adicional (ver el ejemplo de cabello medio a grueso), o como hidratante semanal (al igual que con los rizos ondulados o sueltos). Sin embargo, asegúrate de utilizar un champú desintoxicante al menos una vez por mes, ya que el aceite de ricino puede ser bastante pesado.

Para los peinados de protección

Si llevas un peinado protector o trenzado, puedes seguir hidratándote el cuero cabelludo con aceite de ricino. Si lo mezclas con otros aceites y tratamientos, podrás potenciar sus efectos considerablemente. Recuerda usar un frasco aplicador para poder llegar a todas las zonas de tu cuero cabelludo.

Conclusión

Aunque no hay pruebas científicas que avalen la eficacia del aceite de ricino para el crecimiento del cabello, sí vale la pena probarlo. Sin duda mejorará el estado de tu cabello, y aunque eso sea la única cosa que haga, siempre representa una gran ayuda.

Si te preocupa la salud de tu cabello y quieres recibir una opinión profesional, Vinci Hair Clinic puede ayudarte. Nuestros tricólogos pueden evaluar tu problema de pérdida capilar, para ofrecerte opciones de tratamiento eficaces y elaboradas a tu medida. Ponte en contacto con nosotros hoy mismo, para que reserves tu consulta gratuita y puedas empezar el viaje que te llevará a la restauración definitiva de tu cabello.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Copyright Vinci Medical Group 2006 - 2020

Images included in this and any Vinci Hair Clinic website, especially images of Vinci Hair Clinic clients, are the property of Vinci Hair Clinic and not to be reused by any third party without the express permission of Vinci Hair Clinic

X