0

Como muchas personas, quizás te hayas preguntado cuál es la diferencia entre los acondicionadores y las mascarillas capilares. ¿Podemos usar ambos, o solo uno? En este artículo analizaremos cada producto. Veremos cuáles son sus beneficios y cómo podemos aprovechar al máximo cada uno.

¿Cuál es la diferencia entre un acondicionador y una mascarilla para el cabello?

Para decirlo en pocas palabras, el acondicionador para el cabello se aplica inmediatamente después del lavado. Es algo que debemos usar cada vez que nos lavemos el pelo. Sin embargo, el acondicionador se debe aplicar solamente en las hebras, no en las raíces ni en el cuero cabelludo. Hay que dejar el acondicionador reposando en el cabello húmedo por unos minutos, y luego enjuagarlo. La mayoría de los acondicionadores para el cabello tienen una textura suave y cremosa, para suavizar el cabello casi al instante.

En cambio, las mascarillas capilares tienen fórmulas más potentes, y están especialmente formuladas para hidratar y nutrir el cabello. Las fórmulas de las mascarillas capilares suelen incluir una amplia variedad de ingredientes nutritivos. Además, las mascarillas deben usarse varias veces para que aparezcan los resultados. Entre los mejores ingredientes de las mascarillas están los siguientes:

● Aceite de coco      

● Té verde      

● Aceite de aguacate (con aguacate aplastado y aceite de oliva se puede hacer una excelente mascarilla capilar)      

● Agua de coco      

● Miel      

● Manteca de karité     

● Aceite de argán      

La textura de la mascarilla capilar es más espesa que la de un acondicionador, pero menos pegajosa. A diferencia del acondicionador, la mascarilla debe aplicarse por todo el cabello, desde la raíz hasta las puntas.

¿Ambos son esenciales para mi cabello?

La respuesta corta es que sí. Si usas un acondicionador y una mascarilla capilar, le estarás dando a tu cabello lo mejor de ambos mundos. El acondicionador ayudará a tu cabello todos los días, dándole ese toque instantáneo de hidratación. Por su parte, los ingredientes nutritivos de la mascarilla capilar trabajarán desde el interior, con cada sesión semanal. Existen diferentes tipos de mascarillas capilares, y cada uno cumple distintas funciones. Las mascarillas pueden ayudar a reparar, fortalecer y restaurar el cabello. También brindan protección contra el calor y los rayos solares. Por lo tanto, si quieres lucir una frondosa cabellera todos los días, lo mejor es que uses tanto acondicionador como mascarilla, y de forma regular.

Errores a evitar con las mascarillas capilares

Las mascarillas hidratan, humectan y nutren eficazmente el cabello, pero para eso debes usarlas correctamente. Si nunca te has aplicado una mascarilla capilar, esta sección del artículo te será de mucha ayuda. Aprenderás cuáles son los errores más comunes que hay que evitar para aprovechar al máximo los beneficios de la mascarilla.

Error 1: malinterpretar las necesidades de tu cabello

Si ya llevas un tiempo haciéndote mascarillas pero todavía no ves ningún resultado, es posible que no te estés haciendo bien el tratamiento. Si tienes el pelo flácido y roto a causa del teñido excesivo, opta por una mascarilla a base de proteínas. El cabello está hecho de proteínas: una mascarilla de proteínas te ayudará a restaurar los componentes básicos de tu cabello.

Error 2: usar la mascarilla de forma incorrecta

Siempre debes usar la mascarilla después del champú. El champú abre la cutícula del cabello, permitiendo una mejor absorción de la humedad de la mascarilla, y la llegada de la sustancia al núcleo de los cabellos. A la hora de aplicarte la mascarilla, empieza por la mitad de la longitud de tu cabello, y masajea por entre tus cabellos hacia las puntas. Evita que la mascarilla entre en contacto con el cuero cabelludo o con las raíces.

Error 3: no aplicar la mascarilla con la debida frecuencia

Si no te aplicas la mascarilla capilar con la frecuencia apropiada, puedes provocar resultados no deseados o inconsistentes. Por ejemplo, si tienes el cabello liso, no te puedes hacer la mascarilla más de una vez por semana, porque el pelo se te puede poner grasoso. En cambio, si tu cabello es rizado, necesitará toda la humedad que pueda absorber. En esos casos, las mascarillas se pueden hacer incluso a diario, para darle al cabello esa hidratación que tanto necesita.

Las máscaras de proteínas solo deben usarse una vez por semana, por 30 minutos como máximo. Si el cabello absorbe demasiada proteína de la mascarilla, se podría formar una capa delgada envolviendo los tallos capilares, lo que hace que el cabello se ponga quebradizo.

Nota final y próximos pasos

Para mantener la salud del cabello y evitar las causas más comunes de daño capilar, es necesario seguir una buena rutina de lavado y acondicionamiento. Si nos aplicamos una mascarilla nutritiva, también podemos darle a nuestro cabello un buen empujón. Como conclusión, hemos demostrado que ambos productos son necesarios, si lo que queremos es tener un cabello espléndido. El acondicionador nos brinda esos toques diarios de hidratación y suavidad, mientras que la mascarilla se encarga de nutrir el cabello desde adentro y a más largo plazo.

Si tienes dudas o inquietudes sobre cualquier aspecto del cuidado del cabello, Vinci Hair Clinic puede ayudarte. ¡Ponte en contacto con nosotros! ¡Reserva tu consulta gratuita y sin compromisos hoy mismo!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Copyright Vinci Medical Group 2006 - 2020

Images included in this and any Vinci Hair Clinic website, especially images of Vinci Hair Clinic clients, are the property of Vinci Hair Clinic and not to be reused by any third party without the express permission of Vinci Hair Clinic

X