La caída del cabello sigue varias fases, y cada una requiere un tratamiento diferente. Antes de pensar en un trasplante capilar o en cualquier otro tipo de procedimiento quirúrgico, las personas que están pasando por las primeras etapas de su pérdida capilar deberían considerar el uso de remedios caseros, algunos de los cuales pueden ofrecer resultados satisfactorios. Estos tratamientos consisten en hacer masajes en el cuero cabelludo, utilizando diversos aceites naturales.

Además del aceite de romero, el aloe vera y otros aceites, hay otro ingrediente natural que puede impulsar significativamente el crecimiento del cabello, y que podemos encontrar en cualquier cocina: la cebolla. La cebolla no solo sirve para preparar deliciosos platillos, sino también para tratar la caída del cabello. Gracias a sus propiedades regenerativas, el jugo de cebolla nos ayuda a nutrir el cuero cabelludo y los folículos pilosos, ayudando a que el pelo se ponga más fuerte y abundante.

Los tricólogos aseguran que este zumo puede reducir la alopecia, cuando está causada por factores específicos que explicaremos a continuación. El zumo se aplica como tratamiento tópico sobre el cuero cabelludo, y los resultados aparecen tras unos pocos tratamientos.

¿El zumo de cebolla puede detener o reducir la caída del cabello?

Tiffany Young, tricóloga certificada, directora general y fundadora de ThinHairThick, afirma que “la cebolla también es un antiséptico natural. Resulta útil cuando la pérdida de cabello es causada por alguna enfermedad inflamatoria, por un escaso flujo sanguíneo o por una dieta deficiente”. Estas propiedades están respaldadas por un ensayo médico en el que se utilizó cebolla cruda para tratar con éxito la alopecia areata.

La investigación fue publicada hace poco en el Journal of Dermatology. Al cabo de dos semanas, los participantes que utilizaron zumo de cebolla en su rutina empezaron a notar cambios en el crecimiento del pelo. Este porcentaje aumentó al 73,9% a las cuatro semanas, y al 89,6% a las seis semanas.

La alopecia areata es una enfermedad autoinmune. Se puede tratar con jugo de cebolla porque ésta contiene azufre, sustancia con propiedades antiinflamatorias. Sin embargo, no todos los tipos de calvicie se deben a alguna enfermedad autoinmune, así que no a todo el mundo le resultará útil el jugo de cebolla.

Por ejemplo, la calvicie de patrón femenino o masculino surge debido a cambios hormonales, y a la sensibilidad hereditaria a las hormonas sexuales. El Dr. Alan Bauman, cirujano de restauración capilar certificado por la ABHRS, afirma que “no hay pruebas de que el zumo de cebolla ayude a reducir esta sensibilidad”. Por lo tanto, el especialista sugiere probar el zumo de cebolla solo cuando estamos ante una enfermedad autoinmune, como la alopecia areata. Lo bueno es que, aunque no dé resultados, el jugo de cebolla no tiene efectos secundarios.

¿Cuál es la ciencia detrás de este ingrediente?

Ya hemos dicho que las cebollas ayudan a reducir la caída del cabello porque son ricas en azufre. La pregunta es cómo el azufre logra potenciar el crecimiento de nuestro cabello. Young explica que “el pelo está hecho de una proteína llamada queratina, y los principales componentes de las proteínas son los aminoácidos”. Como el azufre contiene altos niveles de aminoácidos, la aplicación de cebolla como tratamiento tópico en el cuero cabelludo promueve la regeneración de las células, y potencia el crecimiento del cabello.

La Dra. Cheryl Rosen, directora de dermatología de BowTied Life, añade que el jugo de cebolla es bueno para la salud del cuero cabelludo en general, y no solo para la regeneración de los folículos capilares. La alta concentración de azufre limpia el cuero cabelludo y permite que el cabello se ponga más abundante.

La alopecia también puede deberse a la presencia de radicales libres, y el zumo de cebolla contiene antioxidantes que neutralizan los radicales libres que suelen encontrarse en el aire contaminado y en los entornos sucios. Además, el Dr. Bauman afirma que la cebolla tiene propiedades antifúngicas y antibacterianas, así que su jugo protege contra las infecciones del cuero cabelludo y los contaminantes externos. No obstante, la Dra. Rosen matiza que esta sustancia natural todavía no puede sustituir a los tratamientos prescritos contra la caída del cabello, ya que no está certificada médicamente.

Cómo incluir el zumo de cebolla en nuestra rutina capilar

La Dra. Rosen recuerda que son pocos los productos para el cabello que contienen jugo de cebolla; así que la mejor forma de aprovecharlo es preparándolo en casa. Como el estudio publicado en el Journal of Dermatology se basó en la aplicación de jugo de cebolla crudo, los expertos sugieren seguir un enfoque similar. Destacan la importancia de utilizar cebollas frescas, ya que éstas tienen un mayor contenido de azufre que los productos que podemos encontrar en las tiendas. “Generalmente, los productos que venden en las tiendas incluyen conservantes que reducen la potencia del jugo de cebolla”, explica Young.

Si queremos utilizar el mismo tipo de cebollas que se empleó en el estudio, tendríamos que usar cebollas marrones australianas. “Las cebollas se picaron en trozos pequeños, y el jugo se hizo usando una licuadora”, añade. Se recomienda aplicar el zumo dos veces al día.

Young recomienda este método de siete pasos para preparar el jugo de cebolla en casa:

Una vez terminada la aplicación, hay que ponerse un gorro de ducha por al menos dos horas, para que el zumo se absorba por completo. Después solo hay que limpiar el cuero cabelludo con agua fresca. Si te desagrada el olor de la cebolla, Young recomienda “neutralizar el olor usando agua y un enjuague de vinagre de sidra de manzana”.

Reflexiones finales

La caída del cabello no tiene por qué ser motivo de vergüenza. El estrés, los peinados estirados, los agentes ambientales y la genética suelen detener el crecimiento natural del cabello. Hay remedios caseros, como el zumo de cebolla, que son muy fáciles de preparar y que pueden tratar eficazmente los casos de pérdida capilar leve.

Si notas que tu pelo se sigue cayendo en cantidades preocupantes, tal vez lo mejor sea que consultes a un buen especialista. Vinci Hair Clinic les ofrece una consulta gratuita a todos sus clientes nuevos. Puedes concertar tu cita poniéndote en contacto con nosotros. ¡Reserva hoy mismo!