0

El cuerpo de la mujer experimenta muchos cambios durante el embarazo. En esos nueve meses el vientre se expande, se experimentan náuseas matutinas y dolor de espalda. Y después de la llegada del bebé, el cuerpo sufre más trastornos: desde cambios hormonales hasta la caída del cabello.

A muchas mujeres no les gusta hablar de este último problema, a pesar de que afecta a entre el 40 y el 50 por ciento de las nuevas mamás. Tal vez están demasiado ocupadas con la llegada del nuevo bebé, y no se preocupan tanto por el estado de su cabellera. Es posible que el miedo o la vergüenza les gane la partida. Pero aunque no hablemos de ese asunto, lo cierto es que esos mechones que dejamos en la ducha o en la almohada pueden ser una señal de alarma.

La verdad sobre la caída del cabello después del parto

Las hormonas son las culpables de los cambios en el cabello durante el embarazo, y de la caída del mismo después del parto. Normalmente perdemos unas 100 hebras capilares al día. Pero durante el embarazo, la caída del cabello se hace más baja de lo normal, debido a los elevados niveles de estrógeno que hay en el cuerpo de la mujer.

Una vez que la mujer da a luz, los niveles de estrógeno empiezan a bajar a sus niveles normales. Por consiguiente, la mujer empieza a perder más cabello que lo que perdía durante el embarazo. Lo más probable es que solo se pierda la misma cantidad de pelo que se solía perder en un período normal de nueve meses, pero parece más porque ocurre en menos tiempo.

El papel del estrés en la caída del cabello

Muchas mujeres aseguran haber experimentado altos niveles de estrés después del embarazo. El estrés puede hacer que el cabello pase rápidamente de la fase anágena, o de crecimiento, a la fase telógena, provocando la caída del pelo.

¿Cuándo se produce la caída del cabello posparto?

Es posible que notes una caída excesiva del cabello poco después de la llegada del bebé. Esa situación puede persistir por varios meses, tal vez hasta un año, pero no todas las mujeres sufren esa caída del cabello posparto con el mismo grado de intensidad.

Si la muda capilar no se detiene ni disminuye, tal vez tengas otros problemas de salud subyacentes. Tu médico puede recomendarte un análisis de sangre, para averiguar si tienes algún problema más grave.

Maneras de afrontar la caída del cabello tras el parto

Aunque no puedas evitar la caída del cabello posparto, sí puedes tomar medidas para controlarla. Si estuviste en estado y estás perdiendo más pelo de lo normal, las siguientes ideas podrían ayudarte.

Masajes en el cuero cabelludo

Los masajes son estupendos para relajar la mente y el cuerpo. Y los suaves masajes en el cuero cabelludo no son la excepción. Ellos pueden ayudarte a aliviar el estrés y la ansiedad: dos de los mayores desencadenantes de la caída del cabello.

Además, los masajes en el cuero cabelludo favorecen el crecimiento del cabello, al estimular la circulación sanguínea dentro de los folículos pilosos, para que puedan generar hebras más gruesas.

Cuida tu salud

La caída del cabello excesiva puede ser un indicador de carencia de vitaminas. Por lo tanto, para que mantengas tu cabello sano y grueso, debes alimentarte de forma saludable y seguir tomándote tus vitaminas prenatales, incluso después de la llegada de tu bebé. Las vitaminas D y E son importantes para que el cabello se mantenga grueso y brillante. Debes incluir en tu dieta suficientes alimentos ricos en hierro, ya que los glóbulos rojos y las proteínas juegan un papel clave en el proceso natural del crecimiento capilar.

Ten cuidado con tu cabello

Inmediatamente después del parto comienza una época de muda. Por lo tanto, debes tener cuidado con tu cabello, para evitar que se te siga cayendo. Usa un peine de púas anchas y un acondicionador de calidad, para minimizar los enredos y mantener tu cabello hidratado. Además, invierte en el mejor champú sin sulfatos que puedas encontrar, para mantener la grasa natural de tu cabello y evitar picores e irritaciones en el cuero cabelludo.

Conclusión

Si diste a luz y estás experimentando una pérdida de cabello posparto, debes saber que no estás sola. Muchas mujeres experimentan este mismo problema y salen adelante, así que no tienes por qué preocuparte. No hay duda de que cuidar a un recién nacido puede ser estresante, pero siempre debes tratar de relajarte y desconectarte un poco. Recuerda: ¡lo vas a superar!

Si ya ha pasado un año desde que diste a luz y tu cabello no se ha recuperado todavía, es posible que necesites acudir a un especialista. Vinci Hair Clinic puede ayudarle. Ponte en contacto hoy mismo, para que reserves tu consulta gratuita con un especialista de Vinci.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Copyright Vinci Medical Group 2006 - 2020

Images included in this and any Vinci Hair Clinic website, especially images of Vinci Hair Clinic clients, are the property of Vinci Hair Clinic and not to be reused by any third party without the express permission of Vinci Hair Clinic

X