A grandes rasgos, el cabello crece a un ritmo de medio centímetro al mes. Pero si acabas de hacerte un corte que no te gustó, o estás sufriendo un adelgazamiento general, probablemente quieras que el pelo te crezca un poco más rápido. ¿Hay algo que puedas hacer para acelerar las cosas? Bueno, hay medicamentos que pueden estimular el crecimiento del cabello, pero no todo el mundo quiere tomar ese camino. Si entras en esa categoría, no te desesperes. ¡Hay alternativas naturales para estimular el crecimiento del cabello!

En este artículo exploramos algunas de esas opciones naturales. Sigue leyendo.

Limitadores del crecimiento capilar

Antes de que empieces a investigar qué puedes hacer para acelerar el crecimiento del cabello, fíjate primero en las cosas que restringen su crecimiento. Por ejemplo, fumar no es bueno para el pelo, ya que contrae los vasos sanguíneos del cuero cabelludo. Lo mismo podemos decir del consumo excesivo de alcohol. El exceso de estrés también es un problema importante, ya que puede provocar un trastorno llamado efluvio telógeno, que lleva al cabello a su fase de reposo.

Los malos hábitos alimenticios también pueden frenar el crecimiento del cabello. Las dietas de choque, los desórdenes alimenticios y la deficiencia de nutrientes clave pueden generar verdaderos desastres. Entonces, ¿qué deberías comer?

Combustible para el cabello

Los alimentos que ingerimos son el combustible para el cabello. Lo que entra en nuestro cuerpo influye de manera decisiva en la rapidez con la que crece el pelo. En general, la dieta debe incluir muchas frutas, verduras, cereales y frutos secos. Los productos lácteos también son importantes, ya que son una buena fuente de calcio, elemento que interviene en la secreción de hormonas y enzimas que resultan vitales para el crecimiento y la salud del cabello. Si te alimentas bien, no deberías necesitar suplementos. Sin embargo, si ya tienes más de cincuenta años o estás saliendo de un periodo de deficiencia nutricional, los suplementos pueden brindarle a tu organismo un impulso positivo en el corto plazo. Los suplementos de biotina, colágeno y semillas de calabaza están entre los mejores.

Masajes en el cuero cabelludo

Se cree que un masaje regular en el cuero cabelludo, dos veces por semana durante unos cinco o diez minutos, puede estimular el crecimiento del cabello y ayudarnos a generar un pelo más grueso. El masaje ayuda a estirar las células de las papilas dérmicas, en la base de los folículos pilosos. Empezando por la base del cuello, mueve las yemas de los dedos hacia arriba, hacia la superficie del cuero cabelludo, en pequeños círculos, hasta terminar en las sienes. Solo debes aplicar una presión suave.

Para intensificar el efecto, puedes usar aceites naturales. Los aceites de coco, romero, limón y geranio son beneficiosos. No solo tienen propiedades que favorecen el crecimiento del cabello, sino que también harán que el masaje sea una experiencia más fácil y relajante.

Recortes regulares

Tal vez te parezca un poco extraño, pero cortarte el pelo con más frecuencia puede hacer que te crezca más rápido. Si tienes la cabellera repleta de hebras frágiles y puntas abiertas, es poco probable que el pelo te crezca con mayor rapidez. Tienes que deshacerte de parte del pelo dañado, para que el resto se vuelva más fuerte y sano. La frecuencia con la que necesites recortarlo dependerá del estado en que tengas el cabello, pero como un punto de referencia útil, podría decirse que cada ocho o doce semanas es lo más normal. Es posible que después te convenga extender el tiempo entre cada recorte, a medida que tu cabello se va poniendo más sano.

Mascarillas capilares

Usar mascarillas capilares con regularidad es una forma fantástica de nutrir el cabello y favorecer su crecimiento. Además, las mascarillas hidratan las hebras y ofrecen cierta protección contra las puntas abiertas. Hay tantas mascarillas buenas, que en última instancia la elección se reducirá a la que más te guste. Las mascarillas de leche de coco, cebolla, jengibre, huevo y leche son muy populares y eficaces, pero esta lista no es para nada exhaustiva. Puedes comprar una mascarilla capilar en la tienda de tu preferencia, o hacerla por tu cuenta.

Conclusión

Cualquiera que sea la razón por la que quieras que tu pelo crezca más rápido, los métodos naturales descritos en este artículo te podrán ayudar. Puedes elegir uno o dos, o puedes usarlos todos. Simplemente es cuestión de que encuentres el método que te funcione mejor, o el que mejor encaje en tu estilo de vida. ¡Buena suerte!

Tal vez el adelgazamiento o la caída del cabello te tengan preocupado. En ese caso, lo mejor es que consultes a un especialista que te pueda tranquilizar. Si realmente tienes un problema con tu cabello, cuanto antes lo soluciones, mejor. Los expertos de Vinci Hair Clinic están disponibles si los necesitas. Somos una de las principales empresas de restauración capilar del mundo, y les ofrecemos una consulta gratuita y sin compromiso a todos nuestros clientes nuevos. ¡Ponte en contacto y reserva tu cita hoy mismo!