¡Bienvenidos a Vinci Hair Clinic!

  • Español
  • Español

¿La foliculitis puede ser la causa de tu pérdida de cabello?

¿Qué sabes sobre la foliculitis del cuero cabelludo? Probablemente, la mayoría de la gente responderá que muy poco. Y eso es bueno, porque significa que no han experimentado el estrés que causa ese desagradable trastorno de la piel. La ignorancia es una bendición en ese sentido, pero también puede ser muy peligrosa, porque nos deja mal preparados para enfrentar a esa enfermedad, en el desafortunado caso de que nos topemos con ella.

Sin duda, es mejor prevenir que lamentar. Por eso vamos a dedicarle un tiempo a revisar los síntomas y las causas de la foliculitis, así como algunos de sus posibles tratamientos. ¡Sigue leyendo!

¿Qué es la foliculitis?

En resumen, la foliculitis es una enfermedad inflamatoria que ataca a los folículos pilosos de todo el cuerpo. Esa inflamación da lugar a la formación de pústulas en los folículos, que pican y tienen un aspecto molesto. Cuando éstas se rompen o revientan, es probable que salga sangre o pus de ellas. Por lo tanto, puede ser una afección irritante y angustiosa.

Aunque la foliculitis puede atacar a los folículos pilosos de cualquier parte del cuerpo, probablemente es más desesperante cuando surge en la cabeza. La foliculitis del cuero cabelludo, también conocida como acné necrótico o foliculitis por proprionibacterias, aparece en todo el cuero cabelludo, pero es más visible en las líneas donde comienza el pelo. Puede provocar calvicie, ya que los folículos infectados e inflamados son incapaces de producir hebras nuevas y sanas. Además, el rascado que viene asociado con la foliculitis también puede provocar caída del cabello, al dañar las raíces de las hebras.

¿Cuáles son las causas?

La foliculitis puede surgir por varias razones. Cuando aparece en el cuerpo, puede deberse a la fricción entre los folículos pilosos y la ropa, sobre todo en la zona de las ingles o los muslos. La ropa ajustada puede ser especialmente problemática en ese sentido. La resequedad de la piel es otra causa, sobre todo si va acompañada de un rascado constante que pueda dar lugar a esa inflamación. La foliculitis en la cara suele ser causada por malos hábitos de afeitado. Usar una maquinilla de afeitar poco afilada, y no usar loción, espuma, crema y bálsamo para después de afeitar, son factores que pueden provocar inflamación de los folículos pilosos.

Las personas que se afeitan la cabeza también son vulnerables a la foliculitis del cuero cabelludo por esas mismas razones, pero es más probable que la foliculitis del cuero cabelludo se genere debido a infecciones bacterianas o víricas, o por hongos que atacan el folículo piloso, haciendo que se inflame. Los poros también se pueden obstruir por el uso excesivo de productos, o por una limpieza inadecuada, provocando foliculitis.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de la foliculitis son bastante evidentes. Si ves que te salen granos rojizos que pican, es muy probable que tengas la enfermedad. Debes acudir al médico lo antes posible. La foliculitis del cuero cabelludo suele manifestarse en forma de granos de color blanco, o como pequeños bultos rojos. Los bultos pueden ser dolorosos al tacto, y pican mucho. Es importante tratar el problema lo antes posible, ya que la foliculitis puede extenderse si no se trata. ¡Y se te puede caer el pelo!

¿Cómo se trata?

En la mayoría de los casos, la foliculitis del cuero cabelludo se puede tratar en casa. Tu médico o farmacéutico de confianza puede aconsejarte sobre el uso de un champú medicado, y posiblemente te receten lociones antibióticas para tratar las zonas infectadas. También es posible que te prescriban alguna crema con esteroides, como la hidrocortisona, para que te la apliques después de la ducha. Las cremas antimicóticas tópicas también pueden ser eficaces. Durante el tratamiento, es crucial mantener buenos hábitos de higiene. Asegúrate de no compartir tu toalla mientras te estés tratando la enfermedad. Y ten cuidado al secarte el pelo. Para secártelo, solo date palmaditas y toquecitos: no te lo seques enérgicamente.

Otros consejos útiles son reducir el uso de productos para el cuidado del cabello. Si tienes la costumbre de afeitarte la cabeza, tómate un descanso hasta que la afección haya remitido. Deberás evitar los peinados estirados durante un tiempo, como las trenzas y las coletas. También deberás hacer un esfuerzo por no rascarte, aunque sea difícil.

Mientras te curas la foliculitis, puedes aplicarte algunos aceites esenciales. Los aceites de árbol de té, eucalipto y manzanilla son buenos, ya que tienen propiedades antibacterianas y antifúngicas que te ayudarán a calmar la zona infectada.

Reflexiones finales

La foliculitis del cuero cabelludo no te va a enfermar gravemente, pero es una de esas afecciones dermatológicas que pueden ser muy desagradables. También puede dañar las hebras y provocar caída del cabello. Eso debería motivarte lo suficiente como para afrontar la afección en cuanto notes los primeros síntomas. Los tratamientos descritos en este artículo deberían ayudarte a curar tu cuero cabelludo, brindando un entorno saludable en el que tu cabello pueda prosperar.

Si te preocupa el estado de tu cabello, o estás experimentando una caída mayor de lo normal, no te guardes tus preocupaciones para después. Mientras más temprano le busques una solución al problema, más eficaz será tu tratamiento. Vinci Hair Clinic es una de las principales empresas de restauración capilar del mundo. Les ofrecemos una consulta gratuita y sin compromisos a todos nuestros clientes nuevos. No tienes nada que perder. ¡Ponte en contacto con nosotros y reserva tu cita hoy mismo!