0

Muchos están dispuestos a gastar grandes sumas de dinero con tal de tener un cabello brillante y sedoso. Sin embargo, cuando revisamos los diferentes métodos de alisado, nos encontramos con que no hay demasiadas opciones. Algunos procedimientos se basan en aplicarle un calor intenso al cabello, o exigen el uso de productos químicos corrosivos que pueden dejarnos el pelo reseco, encrespado y propenso a las fracturas.

¡Pero hay buenas noticias! Existe otra técnica de alisado que toda persona con el pelo natural debería probar: la prensa de seda. Se trata de un método libre de productos químicos, que te puede dejar el pelo liso y sedoso sin dañarlo con calor ni comprometerlo en el largo plazo. Esta técnica ofrece resultados temporales, así que tu cabello volverá a su estado natural después de un tiempo. Sin embargo, lucir un cabello liso y brillante siempre es un cambio favorable.

¿Quieres llegar a tener un cabello suave como la seda? Sigue leyendo, y podrás entender en qué consiste esta técnica de alisado.

¿Qué es la prensa de seda?

En esencia, la prensa de seda es un perfeccionamiento de la técnica tradicional de planchado y rizado de los años 90. En este caso, el procedimiento se realiza con menos calor. Por lo tanto, es poco probable que se produzcan quemaduras o daños en el cabello. Además, no es un relajante químico, sino una sutil combinación de herramientas térmicas y productos de cuidado capilar, que se conjugan para alcanzar un resultado brillante y sedoso.

Gracias a los innovadores tratamientos capilares que existen en la actualidad, la plancha de seda no requiere esa espesa grasa que solía usarse en las planchas alisadoras. Como resultado, tus delicadas hebras estarán más protegidas del calor, y tu cabellera tendrá un acabado brillante, con más volumen y vitalidad.

¿Cómo funciona?

Si intentas hacerte la plancha de seda en casa, te darás cuenta de que es un proceso complicado. Preparar tu pelo grueso y rizado con el secador y la plancha puede llegar a ser frustrante, y no sería extraño que te tome mucho tiempo. Probablemente lo mejor es que le dejes esa tarea a un profesional. Sin embargo, si tienes un espíritu aventurero y quieres probar a hacértelo tú misma, ten en cuenta los consejos que te damos a continuación.

Desenreda y lava

Elimina los nudos y los enredos antes de aplicarte el champú, sobre todo si acabas de quitarte las trenzas o los rizos. Después lávate con un champú sin sulfatos, para que elimines cualquier acumulación de residuos, sin despojar a tu cabello de sus aceites naturales. No te olvides de acondicionarlo con una fórmula nutritiva, para mantenerlo hidratado y humectado.

Aplica un protector térmico

Si vas a utilizar herramientas que generan calor, no debes omitir este paso tan esencial. Protege tus hebras de cualquier daño potencial, aplicándote un protector de calidad. El mismo puede venir en forma de aerosol, mousse, gel o crema. Adicionalmente, puedes usar una fórmula que te ayude a sellar el brillo, y que controle el encrespamiento.

Empieza a usar el secador

Hazlo en pequeñas secciones, ayudándote con un cepillo, y usando la boquilla concentradora del secador. Recuerda trabajar siempre desde la raíz hacia las puntas, y repetir el proceso hasta que todo tu cabello esté seco.

Alisa con una prensa de seda

Trabaja en pequeñas secciones, igual que cuando te secas el pelo con el secador, empezando lo más cerca posible de las raíces del cabello y llegando hasta las puntas. Trata a tu cabello con delicadeza, y evita dar demasiadas pasadas a una misma sección, para no dañarla. Si lo haces correctamente, el resultado será un cabello alisado y perfectamente pulido.

Cómo mantener una prensa de seda

Cuando por fin tengas el pelo con ese magnífico planchado de seda, no querrás que todo tu esfuerzo se eche a perder. Puede que el resultado solo sea temporal, pero hay varias cosas que puedes hacer para cuidar tu nuevo peinado, incluyendo los tres consejos que te damos a continuación.

Protégelo con una envoltura de satén

Para mantener el cabello en su sitio, es ideal que te lo envuelvas al acostarte. Las envolturas o pañuelos de seda te ayudarán a mantener la suavidad y humedad de tu cabello mientras duermes, y a evitar cualquier enredo.

Evita el vapor o el agua

El exceso de humedad puede hacer que tus hebras regresen a su estado natural. No vayas a saunas, y mantente alejada de la lluvia. Usa un gorro para la ducha, y evita las duchas largas con agua caliente, para que la humedad no arruine tu alisado.

No abuses de los productos para el cuidado del cabello

Si quieres mantener el resultado de tu prensa de seda por más tiempo, tal vez sientas la tentación de usar productos adicionales. Pero si caes en la tentación, podrías hacerte más daño que bien. El uso excesivo de productos capilares puede hacer que tu cabellera adquiera una textura grasosa y pesada.

Conclusión

Si estás pensando en alisarte el pelo, ten en cuenta que no es necesario que uses productos químicos agresivos, ni que apliques un calor desmesurado. La plancha de seda puede brindarte resultados impresionantes, sin los daños a largo plazo que conllevan otros métodos de alisado.

Dale a tu cabello la atención que tanto se merece. Si la pérdida o el debilitamiento capilar te tienen preocupado, consulta a un especialista de Vinci Hair Clinic. Te ofrecemos una consulta gratuita para que empieces con buen pie. Ponte en contacto con nosotros hoy mismo, y reserva tu cita cuanto antes.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Copyright Vinci Medical Group 2006 - 2020

Images included in this and any Vinci Hair Clinic website, especially images of Vinci Hair Clinic clients, are the property of Vinci Hair Clinic and not to be reused by any third party without the express permission of Vinci Hair Clinic

X