Call Us
0

Hasta las personas más cuidadosas sufren de caspa en algún momento de sus vidas. Un cuero cabelludo seco, resquebrajado o pruriginoso no tiene por qué ser motivo de vergüenza. Si estás teniendo estos síntomas, debes saber que no estás solo. Hoy en día existen muchos productos para tratar la calvicie que son de eficacia comprobada. La caspa es una afección en la que la piel del cuero cabelludo genera escamas. Además de la caspa común, hay otro tipo de caspa más grave, conocido como dermatitis seborreica. En este artículo hablaremos de la caspa y su relación con la caída del cabello.

Tipos de caspa

La caspa moderada se puede tratar fácilmente con champús de venta sin prescripción médica y cremas para el cuero cabelludo, productos que se pueden encontrar en la mayoría de los supermercados y farmacias. El tipo más común de caspa suele aparecer y desaparecer sin previo aviso, sobre todo durante los momentos estresantes. Se conoce como pityriasis capitis simplex o pityriasis steatoides. Si la acumulación de escamas de la piel es grave y produce algo de irritación, se puede hacer uso de medicamentos más potentes para mantenerla bajo control. Este tipo de medicamentos sí requieren récipe médico.

Si tu caspa no responde a los champús y acondicionadores anticaspa de uso regular, es recomendable que consultes a un tricólogo. Cuando se presenta inflamación, enrojecimiento o dolor en el cuero cabelludo, es probable que el problema no sea la caspa. En ese caso, el tricólogo te ayudará a realizar un diagnóstico, y podrá recomendarte el tratamiento adecuado para restaurar la salud de tu cuero cabelludo y de tu cabello en general.

La caspa, explicada por la ciencia

Nuestra piel pasa por un ciclo constante de muda y crecimiento. Cuando este proceso funciona correctamente, ni siquiera nos damos cuenta de ello. El cuero cabelludo también es piel, y por lo tanto pasa por el mismo proceso. Cuando nos lavamos el cabello, también removemos las células muertas de la piel. No obstante, si el equilibrio de bacterias en el cuero cabelludo se ve afectado, o no nos lavamos el cabello con la frecuencia necesaria, puede aparecer la caspa.

En nuestro cabello y cuero cabelludo viven millones de bacterias y gérmenes. Un cuero cabelludo saludable produce secreciones como el sudor y el sebo, los cuales crean una barrera protectora que ayuda a controlar el crecimiento de tales bacterias. Los cambios hormonales, el estrés o la dieta pueden hacer que esta capa protectora se descomponga. Como resultado, se produce una rápida multiplicación de las bacterias y una muda excesiva de piel, que es lo que conocemos como caspa.

Entre las causas de la caspa podemos mencionar las siguientes:

  • Síndrome premenstrual
  • Clima seco o frío
  • Cambios hormonales
  • Una dieta con exceso de grasa, sal o azúcar
  • Higiene deficiente y lavado irregular del cabello
  • Estrés físico o psicológico

A continuación encontrarás algunos de los síntomas más comunes que debes tomar en cuenta a la hora de tratar la caspa. Si quieres atacar este problema antes de que se vuelva demasiado grave, primero deberías considerar el uso de productos de venta libre, que te pueden ayudar a restaurar la producción adecuada de sebo y, con ello, proteger el cuero cabelludo.

Síntomas de la caspa común y grave

La irritación del cuero cabelludo y la picazón conducen a la descamación de la piel, y son los signos más comunes de la caspa. Con frecuencia aparecen escamas blancas sobre los hombros o en el cuero cabelludo, a lo largo del año. Cuando la caspa se vuelve grave, empezarás a notar enrojecimiento y dolor en el cuero cabelludo, así como escamas a lo largo del cabello.

Cómo tratar la caspa

Como uno de los síntomas más comunes de la caspa es el resquebrajamiento y descamación, la mayoría de las personas cometen el error de asumir que el problema es la resequedad del cuero cabelludo. Eso los lleva a tratar de revertir la condición, añadiendo sustancias más grasosas, un enfoque que es totalmente equivocado.

Champús y tónicos

Los champús, tónicos y mascarillas para el cuero cabelludo son la manera perfecta de controlar la caspa. El uso diario de un champú y un tónico que esté diseñado específicamente para tratar la picazón y descamación del cuero cabelludo es fundamental. Luego puedes alternar su uso con productos de lavado regular, para mantener el cuero cabelludo limpio.

Azufre y ácido salicílico

Hay una crema que se suele utilizar para los casos más graves de caspa, la cual está compuesta por 1% de azufre y ácido salicílico, mezclados en una emulsión de aceite en agua. Esta crema se aplica directamente sobre el cuero cabelludo antes del champú, y puede ayudar a resolver el problema.

Cambios en la dieta y el estilo de vida

La dieta y el estilo de vida son responsables de algunos tipos de caspa. Si has notado que la caspa aparece después de hacer cambios en tu dieta, entonces tal vez allí se encuentre la raíz del problema. Se recomienda reducir el consumo de productos lácteos, sal, grasas y azúcar durante unas semanas, para ver cómo evoluciona la afección con el paso del tiempo. También es útil relajarse y controlar el estrés, ya que la tensión emocional también puede ser una causa.

Afecciones del cuero cabelludo y caída del cabello

En algunos casos, la caspa grave puede provocar una pérdida temporal del cabello. Sin embargo, con el tratamiento anticaspa adecuado, el cabello vuelve a crecer. Si no estás seguro de que tu calvicie sea una consecuencia de la caspa, puedes probar a usar un buen champú anticaspa durante dos semanas. Si el problema no desaparece, tal vez sea hora de visitar a un tricólogo.

Vinci Hair Clinic ofrece una amplia gama de tratamientos contra la caída del cabello, y todo comienza con una simple consulta. Así el especialista podrá construir tu historia clínica y examinar adecuadamente tu cuero cabelludo. Ponte en contacto hoy mismo, y comienza la aventura que te llevará a la restauración de tu cabello.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X