La más reciente ceremonia de los Oscars hizo que le prestáramos más atención a la pérdida de cabello, una condición que los profesionales de la medicina conocen como “alopecia”. El comediante Chris Rock hizo un chiste de mal gusto sobre la cabeza rapada de Jada Pinkett Smith. La actriz había decidido llevar ese estilo como forma de enfrentar su alopecia. Pero su marido, Will Smith, se ofendió y abofeteó al comediante en plena ceremonia.

Según las estadísticas del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido (NHS), más de ocho millones de mujeres sufren de alopecia en ese país. La enfermedad suele provocar una notable pérdida de autoestima.

Como estrella de Hollywood, Pinkett Smith no parece tener problema en lucir su cabeza rapada, pero no todas las mujeres se sentirían cómodas haciendo lo mismo. En efecto, cada quien reacciona de forma distinta a esta afección. Ante este panorama, nos surgen preguntas muy simples: ¿Qué es la alopecia, y cómo se puede tratar?

Entendiendo la alopecia

La alopecia es una enfermedad que puede ocasionar la caída del pelo de todo el cuerpo, no solo en la cabeza. La American Academy of Dermatology Association (AADA) la divide en tres tipos diferentes, determinados por el grado de pérdida capilar y por las zonas del cuerpo que afecta:

Esta afección surge cuando nuestro sistema inmune se ataca a sí mismo, por lo que está clasificada como una enfermedad autoinmune. La calvicie es el único síntoma que caracteriza a la alopecia, pero lo cierto es que la caída del cabello también puede ser un efecto secundario común de otras afecciones, como los trastornos tiroideos, o incluso de tratamientos como la quimioterapia. Pero en el caso de la alopecia, es el síntoma principal.

¿Cuáles son las causas de la alopecia?

Los factores que causan la alopecia pueden variar mucho de persona a persona. Esta enfermedad autoinmune puede ser el resultado de factores genéticos y no genéticos, o de una combinación de ambos. El sistema inmunitario ataca a los folículos responsables del crecimiento del cabello en distintas partes del cuerpo, lo que provoca la aparición de “calvas” de distintos tamaños.

En muchos casos, la genética es la causa fundamental. Pero también hay otros factores que entran en juego, como el estrés, los peinados estirados, la mala alimentación y el uso de productos capilares dañinos. Todos esos factores pueden desencadenar un cuadro de alopecia, y las posibilidades de padecerla también van aumentando con la edad.

A veces es difícil diagnosticar la causa exacta de la caída del cabello. Por ejemplo, Pinkett Smith admitió que, aunque se sometió a varios exámenes médicos, ninguno pudo determinar con exactitud la causa de su padecimiento, aunque al parecer el estrés era el factor más probable.

¿Qué tan común es la alopecia?

En el Reino Unido, se estima que 15 de cada 10.000 personas están afectadas por la alopecia areata, según diversos estudios. Ambos sexos tienen el mismo riesgo de perder el pelo por esta enfermedad, tanto en la adolescencia como en la edad adulta.

Una investigación realizada en 2018 descubrió que la alopecia areata era más común entre las mujeres negras e hispanas que entre las blancas. Además de Pinkett Smith, otras celebridades han perdido su cabello debido a la alopecia, como Viola Davis, por ejemplo. Esta afección suele manifestarse en forma de calvicie, la cual puede ser de patrón masculino o femenino.

¿Qué tratamientos se utilizan para combatir la alopecia?

Aunque la alopecia areata no tiene cura, hay cuatro tratamientos principales que pueden reducir sus efectos:

La eficacia de todos estos métodos depende de una correcta identificación de la causa de la alopecia, de forma que podamos elegir el tratamiento adecuado para cada caso. Por ejemplo, si la causa principal de la caída del cabello es el estrés, una reducción en esos niveles de estrés también ayudará a combatir la caída del cabello.

Si la caída del cabello se debe a una mala alimentación, a cambios hormonales o a los efectos secundarios de algún tratamiento, será necesario consultar a médicos especialistas que puedan prescribir el tratamiento adecuado. Ten en cuenta que el combate a la calvicie requiere paciencia. Como señala la AADA, “hay muchos tratamientos para la alopecia areata, pero no se ha encontrado ninguno que funcione para todo el mundo”.

Reflexiones finales

Como cualquier otro tipo de afección, la alopecia tiene diferentes causas, muchas de las cuales son tratables. Las mejoras en la dieta, los cambios en el estilo de vida o incluso el reemplazo de algún medicamento pueden ser medidas eficaces, pero todo varía en función de la gravedad del problema.

Es fundamental elegir el tratamiento adecuado, y es posible que necesites ayuda para ello. Vinci Hair Clinic les ofrece una consulta gratuita a todos sus clientes nuevos, para que reciban la inestimable asesoría de uno de sus especialistas certificados. Simplemente ponte en contacto con nosotros y reserva tu cita cuanto antes.