Call Us
0

¿Te has percatado de que tu cabello se deteriora después del parto? ¿Te preocupa que se ponga aún peor?

Bueno, debes saber que la causa del problema no está en el estrés generado por el embarazo, y puedes hacer algo para superarlo. Vamos a revelar la verdadera razón detrás de esta condición, y te explicaremos cómo debes abordarla. ¡La culpa la tienen tus hormonas!

Sí, leíste bien. Te vamos a explicar por qué.

A medida que pasas por el proceso de gestación, tu cuerpo aumenta la producción de hormonas para poder nutrir mejor al bebé que llevas dentro. Las pruebas de embarazo lo que hacen es ver si los niveles de la hormona hCG (gonadotropina coriónica humana) están más altos de lo normal. Si el resultado es positivo, entonces lo más probable es que exista un embarazo.

Además del aumento de la hCG, también se producen cambios en el estrógeno, la progesterona, la oxitocina, la prolactina, etc. Y no solo eso: la cantidad de sangre que circula por el cuerpo también puede aumentar hasta en un 50% en la fecha del parto. ¡Es una locura!

Sin embargo, hay algo todavía más increíble: los niveles hormonales vuelven a la normalidad casi de inmediato, durante las 24 horas posteriores al parto. El volumen de sangre también se normaliza; pero su regularización toma unas cuantas semanas más, ya que sigue un proceso mucho más gradual que en el caso de las otras hormonas.

Probablemente te estés preguntando por qué necesitas saber todo esto. Ahora te lo vamos a explicar.

¡Tus hormonas son las culpables!

¿Sorprendida? Bueno, no es para menos. Tus hormonas son las culpables de la pérdida de cabello posparto. ¿Recuerdas cuando te explicamos que tus hormonas se vuelven locas durante el embarazo? El aumento en la producción de estrógenos hace que disminuya el ritmo habitual de pérdida de cabello. Además, la mayor cantidad de sangre en circulación también hace que pierdas menos cabello. El aumento en el flujo sanguíneo es una de las principales razones por las que tu cabello está en su mejor forma durante el embarazo. En efecto: en esos días el cabello está más denso, brillante y grueso. ¡Magnífico!

Dicho esto, imagina lo que pasa cuando todos esos altos niveles hormonales vuelven a la normalidad.

¿Qué ocurre después, cuando ya no tienes ese empujón hormonal? Tu cuero cabelludo tiene que adaptarse a los cambios, y se te cae una buena cantidad de cabello. Durante este proceso, es posible que sientas que se te está cayendo una enorme cantidad de cabello, pero no es así. Eso es lo que sientes, porque todo está sucediendo de repente. La cantidad de cabello que pierdes durante el posparto es proporcional a todo ese pelo que no se te había caído en los nueve meses anteriores, como consecuencia de ese aumento en los niveles hormonales. ¡Lo que el embarazo te da, el posparto te lo quita!

Esta pérdida de cabello puede empezar uno o dos días después del parto, y por lo general alcanza su punto máximo más o menos 4 meses después del mismo. Por lo tanto, no tienes que preocuparte si la caída del cabello continúa por más de 3 o 4 meses. Es normal que pierdas más cabello de lo habitual durante todo ese tiempo, y el proceso puede durar hasta un año.

Los 4 tratamientos eficaces para el cabello

Ya hemos dicho que la caída del cabello es un proceso normal durante el posparto. Si esta pérdida de cabello no te molesta de ninguna forma, no hay problema con que no hagas nada al respecto. No obstante, si la situación te preocupa de todas formas, puedes seguir estos consejos para tratar de que tu cabello se vea más denso y saludable.

1. Ten cuidado al peinarte

Peina tu cabello con cuidado. Trata de evitar los peinados que requieran plancha, secador o rizador, ya que estos implementos pueden hacer que el cabello se te debilite más. Durante el postparto el cabello está más débil de lo normal, así que lo mejor es dejar que se seque al aire libre.

Péinate con delicadeza, porque si lo cepillas con demasiada fuerza podrías hacer que se te caigan grandes mechones de pelo. Evita cepillarte el cabello con mucha frecuencia: una vez al día será suficiente: así tendrás más tiempo para compartir con tu bebé.

2. Cuida tu dieta

La alimentación es esencial para nuestra salud. Cuanto más saludable sea la comida, mejores nutrientes recibirá el organismo. Por lo tanto, debes asegurarte de ingerir todos los nutrientes que necesitas, particularmente verduras, frutas y otros alimentos ricos en proteínas.

Es importante consumir verduras de hoja oscura (ya que son ricas en hierro y vitamina C), batatas y zanahorias (para el betacaroteno), huevos (para la vitamina D), y pescado (para el omega-3 y el magnesio).

3. Toma tus vitaminas

Las vitaminas son esenciales, especialmente si estás amamantando a un bebé. Sin embargo, lo más importante es mantener una dieta saludable, porque las vitaminas no pueden sustituir a una buena alimentación. Los médicos recomiendan seguir tomando las vitaminas prenatales después del nacimiento del bebé, sobre todo si estás amamantando.

4. Usa champús para el volumen

Trata de evitar los acondicionadores. Aunque todavía no existe evidencia concluyente al respecto, los champús acondicionadores suelen poner el cabello más pesado, y hacen que se vea más fino. En cambio, los champús que mejoran el volumen pueden añadir cuerpo al cabello, ayudándolo a mantener un aspecto brillante.

¿Es normal la pérdida del cabello posparto?

En la mayoría de los casos, la pérdida de cabello posparto es normal y no debe ser motivo de preocupación. Sin embargo, si notas que se te siguen cayendo mechones de cabello después del primer cumpleaños de tu bebé, es recomendable que descartes cualquier causa adicional de pérdida del cabello. En ese caso, lo mejor que puedes hacer es ponerte en contacto con un médico o especialista en pérdida capilar. Vinci Hair Clinic se especializa en ofrecer diferentes tratamientos contra la calvicie. Un especialista diagnosticará la causa de tu problema, y te prescribirá el mejor tratamiento disponible para que tu cabello vuelva a crecer.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Copyright Vinci Medical Group 2006 - 2020

Images included in this and any Vinci Hair Clinic website, especially images of Vinci Hair Clinic clients, are the property of Vinci Hair Clinic and not to be reused by any third party without the express permission of Vinci Hair Clinic

X