¡Bienvenidos a Vinci Hair Clinic!

  • Inglés
  • Francés
  • Español
  • Portugués, Brasil
  • Árabe
  • Inglés
  • Francés
  • Español
  • Portugués, Brasil
  • Árabe

¿Los alimentos ricos en grasas pueden causar pérdida capilar?

Los entrenadores deportivos tienen un dicho: “Controla lo controlable”. En otras palabras, olvídate del árbitro, del tiempo, de tu oponente y de todos esos elementos sobre los que no tienes ningún poder. En su lugar, céntrate en tu propia actuación, porque eso sí es algo que puedes controlar.

Bueno, lo mismo ocurre con el cabello. Nuestra herencia genética determina en gran medida el tipo de cabello que tenemos. Puede ser rizado, liso, grueso o fino. También determina si tendremos un patrón de calvicie y la edad a la que se producirá. Aunque no podemos controlar esos aspectos de nuestro cabello, sí podemos hacer algo con respecto al estilo de vida y los factores dietéticos que afectan a nuestra cabellera.

Por ejemplo, los alimentos ricos en grasas. ¿Sabías que el consumo de este tipo de alimentos puede contribuir a la caída del cabello? Sigue leyendo para que descubras más.

La relación entre la caída del cabello y la obesidad

La ciencia ha demostrado sistemáticamente que existe una relación entre la obesidad y la alopecia androgénica. Algunos de estos estudios se han centrado en mujeres, mientras que otros han analizado la relación en hombres con un patrón de calvicie. Aunque se ha establecido la relación, no se ha aclarado la razón de la misma. Un estudio reciente publicado en Nature podría cambiar esta situación. El estudio, realizado por la Universidad Médica y Dental de Tokio (TMDU), examinó cómo una dieta rica en grasas puede afectar al debilitamiento y la caída del cabello, utilizando ratones como modelos.

Los investigadores descubrieron que la obesidad puede reducir el número de células madre del folículo piloso (HFSC) bloqueando su regeneración. Menos HFSC significa menos folículos pilosos, algo que inevitablemente conduce al adelgazamiento del cabello. La disminución del número de folículos pilosos es algo que ocurre de forma natural con la edad, pero la obesidad parece acelerar ese proceso; bastaron unos pocos días de dieta rica en grasas para cambiar el pelo de los ratones observados. Los científicos también registraron un aumento del estrés oxidativo. Éste también se ha relacionado con la caída del cabello.

¿Qué alimentos debo evitar?

No hace falta ser un experto en nutrición para saber que ciertos tipos de alimentos y bebidas pueden provocar obesidad si se consumen en exceso. Los alimentos que contienen demasiado azúcar (pasteles, postres, bebidas gaseosas), el alcohol y las comidas procesadas con alto contenido calórico te sumarán kilos si los conviertes en tu dieta principal. Es perfectamente razonable darse un capricho con una golosina, pero comer aperitivos azucarados y comida rápida todos los días es la fórmula perfecta para el desastre.

No solo hay que tener cuidado con las calorías. Las dietas con alto contenido en azúcar y alimentos procesados pueden provocar picos de insulina y subidas hormonales. Esto puede hacer que las glándulas sebáceas produzcan cantidades excesivas de grasa, lo que provoca problemas en el cabello y el cuero cabelludo, incluida la caspa grasa. Afecciones como la caspa y el eczema provocan irritación y picor. Inevitablemente, el paciente se rascará para aliviar el picor. Este rascado constante puede debilitar las raíces del cabello y provocar su caída.

Una última consideración: si comes demasiados alimentos ricos en calorías, lo más probable es que no estés comiendo suficientes alimentos buenos. Al fin y al cabo, el estómago tiene un límite de espacio. La falta de nutrientes adecuados, como las vitaminas B12 y D, la biotina, la riboflavina y el hierro, también puede provocar caída del cabello. Estas vitaminas y minerales son fundamentales en el ciclo de crecimiento del folículo piloso.

¿Qué alimentos debo consumir?

Cuando se trata de comer lo correcto, la regla es sencilla: lo que es bueno para tu cuerpo y tu salud en general es bueno para tu cabello. Así que sustituye las golosinas azucaradas por fruta fresca o frutos secos. Siempre que sea posible, come alimentos frescos en vez de comidas procesadas, y deja la comida rápida para darte algún capricho ocasional. Reduce los postres calóricos y las bebidas gaseosas. Modera tu consumo de alcohol.

En cuanto a los alimentos que son especialmente buenos para el cabello, hay muchas opciones. Los huevos son una gran fuente de proteínas y biotina, ambas esenciales para el crecimiento del cabello. Las bayas son excelentes para combatir el estrés oxidativo. Una comida a base de pescado azul (salmón, arenque, atún, sardinas, trucha) con alto contenido en omega-3, espinacas y batatas puede hacer maravillas por tu cabello. Come aguacates, nueces y semillas. La carne también es buena. No faltan opciones cuando se trata de comer alimentos saludables que beneficien al cabello.

Conclusión

La dieta y el estilo de vida desempeñan un papel muy importante en nuestra salud general. Por lo tanto, no debería sorprender que también sean importantes para la salud de nuestro cabello. Una mala elección de dieta puede terminar contribuyendo al debilitamiento y la caída del cabello. Pero ese factor es controlable, porque está a tu alcance.

Si quieres hablar con un experto acerca del estado de tu cabello, Vinci Hair Clinic te puede ayudar. Somos una de las principales empresas de restauración capilar del mundo. A todos nuestros clientes nuevos les ofrecemos una consulta gratuita y sin compromiso. Reserva tu cita hoy mismo: ¡tenemos clínicas por todo el mundo!