Welcome to Vinci Hair Clinic!

Los mejores consejos para que el sol no dañe tu cabello

A todos nos encanta disfrutar de un buen clima. Pero aunque nos preocupemos por proteger nuestra piel del sol, a veces nos olvidamos de que nuestro pelo también puede sufrir sus efectos negativos. Los rayos ultravioleta (UV) pueden resecar el cabello, poniéndolo quebradizo, propenso a las roturas, dañado y sin brillo. Y lo que es peor, la exposición prolongada y repetida a los rayos solares puede dañar el cuero cabelludo, lo que indirectamente puede provocar la caída del pelo. Pero no temas: ¡Hay formas de proteger tu cabellera sin dejar de disfrutar del sol!

En este artículo compartiremos nuestros mejores consejos para mantener tu cabello sano y bonito, incluso con el sol más abrasador. ¡Sigue leyendo para que aprendas!

El daño capilar

Los rayos ultravioleta del sol pueden dañar el cabello de diferentes formas. En primer lugar, la exposición al sol puede hacer que el pelo se reseque y se vuelva quebradizo. Esto se debe a que los rayos UV pueden penetrar en la cutícula del cabello, y atacar a las proteínas que le dan su fuerza y elasticidad. Como resultado, el pelo se debilita, se rompe y se hace difícil de manejar.

Además, el sol puede decolorar el pelo. Esto es especialmente cierto si tienes el pelo teñido, ya que los rayos UV pueden hacer que el color se desvanezca o se vuelva amarillento. Pero aunque no tengas el pelo teñido, el sol puede hacer que tu melena se aclare o se amarillee con el paso del tiempo.

Por eso es importante que tomes medidas para proteger tu cabello del sol, así como proteges tu piel.

¿El exceso de sol puede provocar caída del cabello?

Aunque es indudable que el exceso de sol reseca y daña el cabello, es poco probable que provoque su caída, al menos no directamente. Sin embargo, debemos tener en cuenta que el cuero cabelludo desempeña un papel crucial en la salud capilar, ya que proporciona los nutrientes y el oxígeno necesarios para el crecimiento sano de las hebras. Las quemaduras solares en el cuero cabelludo pueden dañar los folículos pilosos y causar estrés oxidativo, lo que a la vez puede provocar la caída y el debilitamiento del pelo.

Hay otros factores que contribuyen en mayor medida a la caída del cabello, como la genética, los desequilibrios hormonales y el estrés. No obstante, si se te cae el pelo y pasas mucho tiempo al sol sin la protección adecuada, puede que valga la pena que te tomes un descanso y sigas los consejos que te damos a continuación.

Los mejores consejos

  • Usa sombrero o pañuelo

Llevar un sombrero o un pañuelo sigue siendo la mejor forma de proteger nuestro cabello del sol. Además de proteger el cabello de los rayos solares nocivos, el sombrero o el pañuelo pueden convertirse en un accesorio muy elegante. Llevar algo en la cabeza es especialmente importante si tienes pensado pasar mucho tiempo bajo el sol.

  • Usa un acondicionador sin enjuague

Para mantener el cabello hidratado y sano, puedes utilizar un acondicionador sin enjuague con un buen factor de protección solar (FPS). Diversos estudios clínicos han demostrado que los acondicionadores sin enjuague con filtros UV pueden reducir el daño capilar hasta en un 75%. Además, los acondicionadores sin aclarado ayudan a desenredar el pelo, y facilitan el peinado al final del día.

  • Limita el uso de aparatos térmicos

Los utensilios térmicos de peinado, como las planchas y los rizadores, pueden dañar aún más el cabello. Intenta reducir el uso de estas herramientas al mínimo, y cuando las utilices, aplícate un aerosol protector para minimizar los daños causados por el calor. En vez de usar tanto esos aparatos, opta por peinados naturales que se puedan secar al aire, como trenzas o moños sueltos.

  • Enjuágate el pelo con agua fría

Después de un día al sol, enjuágate el cabello con agua fría. El agua caliente puede despojar al cabello de sus aceites naturales, dejándolo reseco y estropeado. El agua fría, en cambio, ayuda a sellar la cutícula capilar. Así se retiene mejor la humedad, y se evitan daños mayores. Además, el enjuagado con agua fría puede ayudar a calmar el cuero cabelludo quemado por el sol.

  • Utiliza una mascarilla capilar

Para una mayor hidratación y nutrición, utiliza una mascarilla capilar una vez por semana. Busca una mascarilla con ingredientes como aceite de argán o manteca de karité, ingredientes que pueden ayudarnos a reparar y restaurar el cabello dañado por el sol. Estudios clínicos han demostrado que el uso regular de mascarillas capilares puede mejorar la salud del cabello y reducir su rotura. Una mascarilla capilar no sólo ayudará a reparar cualquier daño causado por el sol, sino que también puede ayudarnos a prevenir daños futuros.

Conclusión

Proteger el pelo del sol es tan importante como proteger la piel. Así que ponte un sombrero o un pañuelo, usa un acondicionador sin enjuague con factor de protección solar, limita el uso de herramientas térmicas de peinado, enjuágate el pelo con agua fría, y utiliza una mascarilla capilar. Sigue estos consejos y podrás disfrutar de todo el sol que quieras sin que tu pelo pierda su salud y su buen aspecto.

Si te preocupa la caída o el debilitamiento de tu cabello, deberías hablar con un especialista de Vinci Hair Clinic. Somos una de las principales organizaciones de restauración capilar del mundo, y nuestros especialistas capilares son los mejores del sector. Además, les ofrecemos una consulta gratuita y sin compromiso a todos nuestros clientes nuevos. Puedes acudir a una de las clínicas que tenemos por todo el mundo; o podemos agendarte una evaluación telefónica, usando fotografías. ¡Reserva tu cita hoy mismo!