Si estás perdiendo el cabello y has pensado en hacerte un trasplante capilar, tal vez ya hayas investigado un poco sobre el tema. Es bueno que lo hagas, porque la información nos da poder. Sin embargo, hoy en día esa información puede provenir de muchas fuentes distintas, y algunas son más fiables que otras. Por ejemplo, si gran parte de tu información viene de las redes sociales, es posible que no siempre consigas datos confiables. Probablemente hayas leído cosas sobre los trasplantes capilares que te hayan hecho desistir de esa idea.

Por eso vamos a analizar algunos de los mitos que rodean a los trasplantes de pelo, que aparecen de vez en cuando en las redes sociales. Sigue leyendo para que conozcas la realidad y dejes atrás la ficción.

Cinco mitos sobre los trasplantes capilares

En las redes sociales, y en Internet en general, podemos encontrar innumerables mitos y medias verdades sobre los trasplantes capilares. Hemos seleccionado los cinco más comunes, y los enumeramos a continuación. ¡Seguramente te has topado con alguno!

Mito 1: Hay que ser joven para hacerse un trasplante capilar

Nadie es demasiado viejo para someterse a un trasplante capilar. En realidad, lo importante es que el paciente presente un pelo con crecimiento sano en las zonas donantes, en las zonas laterales y posteriores de la cabeza. Es una regla que se aplica a todos los candidatos a un trasplante, independientemente de su edad. De hecho, la edad puede ser un factor más importante para los jóvenes. A los jóvenes adolescentes y veinteañeros se les suele aconsejar que pospongan el trasplante capilar unos años más, para que la pérdida de cabello se estabilice. De lo contrario, el cabello trasplantado podría crecer sano, pero todo el que lo rodea podría caerse naturalmente.

Mito nº 2: Hay que ser hombre para hacerse un trasplante de pelo

Probablemente hay bastantes mujeres que nunca se han interesado en saber lo que un trasplante capilar puede hacer por ellas, solo porque creen que es un tratamiento para hombres. Es cierto que la mayoría de los candidatos a trasplante son hombres, pero las mujeres pueden beneficiarse del tratamiento de todas formas. La calvicie de patrón femenino es diferente de la masculina, así que la cirugía se debe hacer de forma distinta, pero los resultados pueden ser igual de buenos.

Mito nº 3: Los resultados se ven muy artificiales

Probablemente esto era cierto hace mucho tiempo. Cuando se hicieron los primeros trasplantes capilares, hace muchas décadas, los resultados eran un poco extraños. Pero desde entonces las cosas han cambiado mucho. La tecnología ha mejorado, los instrumentos quirúrgicos son más avanzados, y los conocimientos y la experiencia de los cirujanos son mayores que nunca. Hoy en día nadie se da cuenta de que alguien se ha sometido a un trasplante capilar, a menos que la misma persona se lo diga. Los resultados son igual de buenos.

Mito nº 4: Los trasplantes de pelo son dolorosos

Seamos realistas. Es casi imposible someterse a una intervención quirúrgica sin experimentar cierto nivel de incomodidad. Dicho esto, el procedimiento de trasplante capilar moderno no tiene nada de aterrador. El tratamiento se realiza con anestesia sin agujas, y la cirugía no requiere suturas. Es posible que sienta un poco de dolor en la zona del cuero cabelludo una vez que haya pasado el efecto de la anestesia, pero eso se puede controlar fácilmente usando la medicación analgésica que le da la clínica.

Mito 5: Solo los famosos pueden pagar los trasplantes de pelo

Este es otro mito que probablemente empezó siendo un hecho. Hubo un tiempo en el que los trasplantes de pelo eran patrimonio exclusivo de los ricos y famosos. Fue la misma época en la que los viajes en avión y las vacaciones en el extranjero estaban solo al alcance de los más adinerados. Pero por suerte, esos tiempos han pasado. Ahora los trasplantes capilares están al alcance del hombre y la mujer de a pie. La mayoría de las clínicas de renombre también ofrecen planes de financiación para facilitar el pago a sus clientes. ¿Cuál es la mejor forma de conocer el coste de un trasplante capilar? Es fácil. Ponte en contacto con una clínica de confianza y pide un presupuesto.

Conclusión

Someterse a un trasplante capilar es una decisión muy importante. Hay que tener en cuenta muchos factores, y superar muchos miedos y temores. Por eso hay que tener a la mano toda la información pertinente, para poder tomar la decisión correcta. Es una decisión que le cambia la vida a cualquiera, así que hay que basarse en los hechos. Esperamos que este artículo te haya servido de ayuda.

Si te preocupa la caída del cabello, lo mejor que puedes hacer es hablar con un especialista lo antes posible. Y si hablamos de expertos, hay que reconocer que Vinci Hair Clinic cuenta con los mejores. Somos una de las organizaciones capilares más importantes del mundo, y les ofrecemos una consulta gratuita y sin compromiso a todos nuestros clientes nuevos. ¡Reserva tu cita hoy mismo! Tenemos clínicas por todo el mundo.