Cada vez hay más y más casos de pérdida capilar, y eso ha llevado al desarrollo de métodos que la abordan de forma mucho más práctica. La micropigmentación capilar (o MSP, por sus siglas en inglés) es uno de los tratamientos que requieren menos tiempo, y supone riesgos mínimos. Es posible que haya oído hablar de un método similar, llamado microblading, el cual se utiliza para hacer que las cejas se vean más pobladas.

Ambos procedimientos implican el uso de pigmentos, con el fin de cubrir las zonas que presentan síntomas de pérdida capilar. Generalmente el proceso se realiza con microagujas, y ofrece resultados satisfactorios con un impacto mínimo sobre el cuero cabelludo.

La MSP le puede dar al paciente un efecto de cobertura capilar completa, sin necesidad de usar pelucas o medicamentos, ni de someterse a trasplantes. Además, es una buena forma de cubrir cicatrices (incluyendo las que quedan después de los trasplantes capilares) o zonas de calvicie.

El proceso se completa en pocas sesiones. Inicialmente, el artista de MSP examina el cuero cabelludo y discute con el paciente cuál será el aspecto que tendrá el resultado final. Seguidamente, durante la primera sesión, se coloca una base pigmentada.

La segunda sesión se programa para entre una y cuatro semanas después, ya que el cuero cabelludo necesita curarse de la presión aplicada, y también debemos dejar que el pigmento se asiente. Esta sesión se enfoca en completar la apariencia, pigmentando adecuadamente todos los detalles del cabello.

El procedimiento MSP completo se termina al cabo de dos o tres sesiones, que pueden suponer unas ocho horas de trabajo. Sin embargo, el procedimiento tiene una mayor probabilidad de restaurar su apariencia si lo comparamos con la mayoría de los otros tratamientos.

A continuación enumeramos los ocho beneficios principales que tiene este método.

  1. Requiere un mínimo cuidado

Al elegir la MSP, usted no estará añadiendo hebras que requieran cuidados adicionales. Otros tratamientos contra la caída del cabello implican medicamentos que se toman por vía oral o que se aplican sobre el cuero cabelludo. Con la MSP, los resultados duran más tiempo y requieren un mínimo de tratamientos. Es posible que solo tenga que aplicarse más pigmentación cuando el efecto empiece a desvanecerse.

  1. Es relativamente seguro

Hacerse la MSP es como hacerse un tatuaje, pero en el cuero cabelludo. El procedimiento no penetra profundamente en la piel, ni se utilizan productos químicos que puedan causar efectos secundarios o dañar el cabello previamente existente. No se realizan incisiones que puedan provocar infecciones, y se utiliza anestesia local para garantizar que el proceso sea indoloro.

  1. Es una opción asequible

La MSP ofrece una solución duradera, como ocurre con los trasplantes capilares, pero por solo una fracción de su coste. No tendrá que gastar dinero en champús caros, ni en tratamientos regulares, ya sean tópicos u orales. Una vez finalizado el procedimiento de MSP, no tendrá que asumir costes adicionales por productos de cuidado o mantenimiento.

  1. Curación rápida

El procedimiento no implica ningún corte o desprendimiento importante de la piel, ni deja cicatrices cuya curación se pueda demorar. Las molestias que se sienten en el cuero cabelludo se alivian a los pocos días. No quedan puntos de sutura ni cicatrices que ocultar. La piel se cura sola, y lo único que hay que hacer es lavarla correctamente.

  1. Requiere poco tiempo

El prolongado tiempo de recuperación y la demora en la aparición de los resultados suelen ser los principales factores que hacen que los otros procedimientos sean inadecuados para mucha gente. Con la MSP, usted podrá volver al trabajo en menos de tres días. El procedimiento se termina en dos o tres sesiones, y los resultados son visibles casi de inmediato.

  1. Brinda resultados realistas

Para quienes buscan soluciones de restauración capilar, la apariencia es la principal preocupación. Aunque el procedimiento de MSP no hace que el cabello crezca realmente, sí crea el efecto de una cabellera más abundante. Para lograr una coincidencia exacta con el cabello ya existente, a la hora de seleccionar los pigmentos se tienen en cuenta pequeños detalles, como el tono de la piel.

  1. Restaura su apariencia juvenil

Como la calvicie suele profundizarse a medida que envejecemos, la gente la asocia con la vejez y la falta de vitalidad. Este hecho por sí solo puede hacer que muchas personas se estresen, y el estrés en sí mismo también puede hacernos envejecer. La MSP ayuda a romper ese ciclo, devolviéndole su confianza y su apariencia juvenil, para que pueda tener una actitud más positiva y proactiva.

  1. Resultados garantizados

La restauración del cabello es un desafío. En el mercado existen numerosos productos que se venden para restaurar el cabello, pero la mayoría de ellos son totalmente falsos e ineficaces. No solo no cumplen con lo que prometen, sino que además pueden tener efectos secundarios perjudiciales. La MSP es una buena opción porque no intenta restaurar los folículos pilosos, sino simplemente su apariencia.

Conclusión

La MSP le puede devolver una apariencia más juvenil sin mucho esfuerzo. Este tratamiento puede ser la opción ideal para quienes estén preocupados por la caída del cabello pero no quieran someterse a una intervención quirúrgica, ni tomar productos químicos potencialmente peligrosos.

En Vinci Hair Clinic orientamos a todos nuestros clientes nuevos, antes de sugerirles cualquier tratamiento. Actualmente ofrecemos consultas gratuitas para poder evaluar su caso de pérdida capilar y decidir cuál es el tratamiento más adecuado para usted. ¡Póngase en contacto con nosotros y reserve su cita hoy mismo!