0

La caída del cabello es más común de lo que muchos creen, y afecta aproximadamente a la mitad de la población, tanto a hombres como a mujeres. El término médico con el que se conoce esta condición es “alopecia”, y consiste en el adelgazamiento o ausencia del cabello en la cabeza o en el cuerpo. La alopecia o pérdida capilar puede afectar al cuero cabelludo únicamente, a ciertas partes del cuerpo o a todo el cuerpo, y puede ser temporal o permanente.

La alopecia androgénica es el tipo de alopecia más común, y también se conoce como pérdida de cabello de patrón masculino o femenino, o “pérdida capilar por patrones”. Este tipo de alopecia se presenta gradualmente, y es causada tanto por las hormonas como por la genética. En los hombres, la señal más característica de la pérdida capilar por patrones es la profundización de las entradas, y en las mujeres es el adelgazamiento del cabello en la zona de la coronilla. Las investigaciones sugieren que más del 50% de las mujeres entre los 50 y los 80 años presentan alopecia androgénica, pero algunas pueden empezar a desarrollar esta condición desde la adolescencia. Esta forma de pérdida capilar suele estar asociada con la historia familiar, con la genética o con la herencia. Sin embargo, algunas personas pueden tener alopecia androgénica sin presentar ningún antecedente familiar.

La Alopecia Areata es otro tipo de pérdida de cabello bastante común. Es una forma de alopecia no cicatricial y reversible, que puede generar una o varias “manchas” de calvicie. Es causada por un trastorno en el sistema inmunológico que daña los folículos pilosos. Sin embargo, la mayoría de las veces estas zonas de calvicie pueden volver a desarrollar pelo, de forma simultánea.

Aparte de la herencia, la genética o la historia familiar, la alopecia puede ser el resultado del envejecimiento, de ciertas condiciones médicas, de deficiencias nutricionales, del estrés o de ciertos cambios hormonales. La alopecia afecta más a los hombres que a las mujeres. En la mayoría de los casos, es una condición que puede resolverse si se busca tratamiento adecuado.

Tratamientos contra la alopecia que debemos evitar

Se estima que más del 50% de los hombres y mujeres entre los 50 y los 80 años sufren una pérdida de cabello significativa. Últimamente ha aumentado la presión social para vernos más jóvenes. Para muchos, la apariencia juvenil se ha convertido en una condición indispensable para tener confianza y autoestima. Por eso muchos se impacientan y buscan soluciones instantáneas. Esta situación ha hecho que aumente la venta de productos que se promocionan como soluciones naturales contra la pérdida capilar. Muchos vendedores aprovechan la ansiedad que tiene la población por detener la caída del cabello, sin presentar evidencias que permitan comprobar la eficacia de sus productos.

Muchos pacientes con pérdida capilar empiezan a tomar suplementos dietéticos sin consultar al médico, con la esperanza de que el problema se detenga. Los dermatólogos han advertido contra el consumo de estos suplementos y vitaminas, particularmente los que tienen una gran cantidad de biotina, ya que no son regulados adecuadamente antes de su comercialización, y no hay pruebas que respalden sus supuestos beneficios.

Aunque estos suplementos pueden contener una gran variedad de nutrientes, si no existe ninguna deficiencia estaríamos ante un exceso de suministro. Se ha demostrado que la suplementación excesiva, particularmente de sustancias como las vitaminas A y E y la biotina, termina siendo perjudicial para el cabello y contribuye a la caída del mismo. Productos como el aceite de ricino también se comercializan como remedios para la pérdida capilar. Pero debemos insistir en que ninguno de estos aceites, suplementos o vitaminas han sido estudiados a fondo para comprobar su eficacia, y no hay ninguna garantía de que sea seguro consumir tales productos.

Tratamientos eficaces para la pérdida capilar

La eficacia de cualquier tratamiento contra la pérdida capilar dependerá en gran medida de la causa subyacente. La pérdida de cabello causada por el estrés, por la falta de sueño o por la mala nutrición es temporal, y el problema suele remitir cuando se abordan los factores desencadenantes. Hay métodos de eficacia comprobada que ayudan a combatir la caída del cabello, y que favorecen el crecimiento del mismo.

Minoxidil

Es un medicamento que se utiliza para tratar la calvicie de patrón masculino (alopecia androgénica). El minoxidil es un tratamiento de venta libre, que puede venir en forma de espuma, líquido o champú. Fue el primer tratamiento de efectividad comprobada para detener la pérdida del cabello y favorecer su crecimiento. El minoxidil no debe utilizarse cuando la caída del cabello no tiene una causa o razón conocida. El medicamento debe usarse de forma continua, durante al menos 4 a 6 meses, para que pueda tener efecto. Sin embargo, el paciente deberá suspender su uso si se produce irritación o molestia.

Cómo usar Minoxidil en 3 simples pasos

  1. Para usar la espuma, lávese las manos y séqueselas bien.
  2. Limpie y seque la zona antes de aplicar la cantidad recomendada de espuma sobre el cuero cabelludo.
  3. Antes de peinarse, permita que la espuma se seque completamente.

Las mujeres deben usarlo una vez al día, y los hombres dos veces al día. Siempre debe leer y seguir las instrucciones que aparecen en el empaque antes de usar el producto. Es recomendable que consulte a su médico si no está seguro de alguna información, o si desarrolla efectos secundarios.

Finasterida (Propecia) para hombres

La finasterida se vende bajo la marca Propecia o Proscar, y es un medicamento que reduce el tamaño de la próstata inflamada. Además, sirve para tratar la caída del cabello en los hombres. El medicamento bloquea la producción de las hormonas masculinas que detienen el crecimiento del cabello. Sorprendentemente, la finasterida también sirve para tratar el crecimiento excesivo de vello en las mujeres. La finasterida viene en forma de pastillas o píldoras que se toman por vía oral.

El trasplante capilar para combatir la caída del cabello

La alopecia androgénica no afecta al pelo de la zona occipital, es decir, el cabello que crece en la parte posterior de la cabeza y alrededor de las orejas. Eso permite que el trasplante capilar sea un tratamiento permanente. Los folículos capilares de esta zona son más resistentes a la alopecia, y por lo tanto pueden ser trasplantados a otras partes del cuero cabelludo.

Vinci Hair Clinic es una clínica capilar de última generación, que ofrece tratamientos contra la caída del cabello, trasplantes y otras opciones de restauración, como la micropigmentación capilar. Si estás sufriendo pérdida del cabello y no sabes cuál es la razón, es recomendable que busques ayuda profesional. Reserva tu consulta gratuita hoy mismo, y te ayudaremos a llegar a la raíz de tu problema de pérdida capilar.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Copyright Vinci Medical Group 2006 - 2020

Images included in this and any Vinci Hair Clinic website, especially images of Vinci Hair Clinic clients, are the property of Vinci Hair Clinic and not to be reused by any third party without the express permission of Vinci Hair Clinic

X