Perder el cabello nunca es agradable. La experiencia empeora si la caída del cabello no sigue los patrones habituales, sobre todo cuando los especialistas no saben explicar por qué ocurre. En esa situación se encuentran muchas personas que pierden el pelo a los lados de la cabeza. Todos podemos entender que la caída del cabello tiene muchas causas, ¿pero por qué se pone más débil a los lados, y no en la coronilla?

La respuesta a esta pregunta se encuentra en algún punto intermedio entre la alopecia por tracción y la alopecia cicatricial. Sigue leyendo para que descubras más sobre estos dos tipos de calvicie. Así entenderás por qué pueden ser los responsables del adelgazamiento capilar en la zona de las sienes.

Los sospechosos habituales

En las últimas dos décadas, la ciencia ha avanzado a pasos agigantados en lo que respecta a la caída del cabello. Ahora sabemos mucho más sobre los distintos tipos de calvicie, y sus diversas causas. Estos tipos de pérdida capilar también tienen muchas subcategorías, pero a continuación vamos a revisar los principales, que son los sospechosos más habituales en la mayoría de los casos.

La alopecia androgénica es el término técnico que se usa para referirse a la calvicie de patrón masculino o femenino. Es una afección genética que se puede tratar eficazmente con medicamentos y con la cirugía de trasplante capilar.

El efluvio telógeno, en sentido estricto, no es un tipo de caída del cabello, sino una forma de desprendimiento del mismo. La diferencia entre el desprendimiento y la caída del cabello es que el desprendimiento suele ser temporal. El efluvio telógeno se produce cuando una cantidad de cabello superior a la normal entra en las fases de reposo y caída, debido a una alteración en su ciclo normal de crecimiento. Esto suele ocurrir tras un acontecimiento traumático o estresante, o bien debido a alguna enfermedad.

El efluvio anágeno es una pérdida de cabello drástica, que ocurre debido al tratamiento médico de enfermedades como el cáncer.

La alopecia areata es un trastorno autoinmune en el que el sistema inmunitario del organismo ataca a las células sanas del cuerpo, incluyendo a las que forman los folículos pilosos.

Este tipo de pérdida capilar puede provocar un adelgazamiento en cualquier parte del cuero cabelludo, pero sobre todo se produce en las zonas frontales y en la coronilla. La alopecia por tracción frontal, en cambio, se asocia a la pérdida de cabello a los lados de la cabeza.

Alopecia por tracción

La alopecia por tracción es la que aparece cuando el cabello se cae debido a la tensión física constante que ejercen los peinados apretados o estirados, o debido al cepillado brusco. Las trenzas y las colas de caballo son buenos ejemplos de esto. Si usas esos peinados por mucho tiempo, es muy probable que se te termine cayendo el pelo. Por suerte, si detectas el problema a tiempo y adoptas un peinado más suelto, tu pelo volverá a crecer. Sin embargo, si lo haces demasiado tarde, la calvicie puede ser permanente. Esto se debe a que las pequeñas protuberancias y la inflamación, que son síntomas típicos de la alopecia por tracción, pueden evolucionar hasta convertirse en cicatrices permanentes, que destruyen los folículos pilosos y les impiden producir nuevos cabellos.

En la alopecia por tracción, se ve afectada la línea capilar frontal, además de las sienes y la zona alrededor de las orejas. Por ello, la pérdida de cabello en la zona de las sienes suele atribuirse a este tipo de condición. Sin embargo, puede que no sea así. A veces el paciente muestra todos los signos de alopecia por tracción, sin haber usado ningún peinado estirado o apretado. Es en estas ocasiones cuando el dedo acusador apunta directamente hacia la alopecia cicatricial.

Los investigadores aún no han podido explicar cuál es la causa de la alopecia cicatricial, aunque sabemos que se trata de una afección inflamatoria en la que se evidencia el mismo tipo de cicatrización de los folículos pilosos que se observa en la alopecia por tracción. La alopecia cicatricial puede aparecer en cualquier parte del cuero cabelludo. Cuando aparece en la parte frontal o a los laterales de la cabeza, suele denominarse alopecia marginal cicatricial.

Igual que sucede con la alopecia por tracción, el diagnóstico precoz de la alopecia cicatricial es fundamental. Si se detecta en fase temprana, se puede tratar eficazmente. El tratamiento suele consistir en minoxidil tópico u oral, a veces junto con un tratamiento de esteroides intralesionales.

Conclusión

Algunos tipos de pérdida capilar son más comunes que otros y, por lo tanto, se pueden entender mejor. En esta categoría entran la calvicie masculina y femenina, por ejemplo. La pérdida de cabello a los lados de la cabeza puede ser más inusual, pero lo más probable es que la causa sea la alopecia por tracción o la alopecia marginal cicatricial.

Si el estado de tu cabello te genera preocupación, lo mejor es que consultes a un especialista cuanto antes. Tal vez no tengas ningún problema grave: al fin y al cabo, es normal que se nos caigan unos cuantos cabellos todos los días. Sin embargo, si presentas algún problema, el diagnóstico y el tratamiento tempranos te darán más posibilidades de tratarlo con eficacia. Vinci les ofrece una consulta gratuita y sin compromisos a todos sus clientes nuevos. ¡Ponte en contacto con nosotros y reserva tu cita hoy mismo!