Todo apunto a que el verano de 2022 será uno de los más calurosos jamás registrados. En todo el mundo se han alcanzado temperaturas que, por lo general, son propias de países tropicales. Con ese calor han llegado los buenos consejos de siempre, que nos explican cómo podemos hacerle frente a esta situación: mantenernos hidratados, no exponernos al sol en las horas más calurosas del día, y usar un protector solar con factor de protección (FPS) alto. Sin embargo, la mayoría de estos consejos solo hacen referencia a las zonas de la piel que no quedan cubiertas por la ropa. El cuero cabelludo es una de las zonas que más solemos descuidar.

En este artículo examinaremos algunas de las razones por las que debemos utilizar protector solar para el cabello. ¡Sigue leyendo para que descubras más!

Por qué necesitamos protector solar

Hoy en día todos conocemos la importancia de usar protector solar. Si pasas tiempo bajo el sol, debes proteger tu piel de los dañinos rayos UVA y UVB. Básicamente hay que llevar ropa y sombreros adecuados, pero también debemos proteger las zonas descubiertas, usando un protector solar con un alto factor de protección. Hay razones estéticas para ello, ya que el exceso de sol puede provocar un envejecimiento prematuro de la piel, pero también hay razones médicas importantes: corremos un mayor riesgo de desarrollar cáncer de piel cuando no nos protegemos del sol.

Nada demasiado controvertido hasta ahora, ¿verdad? Bueno, la mayoría de nosotros no tiene problemas en usar protector solar en la cara, los brazos y las piernas, pero hay personas que rechazan la idea de usar protector en el cuero cabelludo o en el nacimiento del cabello. Por lo general, esto se debe a que creen que el cabello le brinda al cuero cabelludo toda la protección que necesita. También es posible que no sepan que el cabello necesita protección solar, tanto como la piel. Por último, a muchas personas simplemente no les gusta el efecto que tiene el protector solar sobre su cabello. Sienten que el protector les deja el pelo más pesado y grasoso, y por eso lo evitan. Vamos a examinar estas razones con más detalle.

Daños en el cabello y el cuero cabelludo

En primer lugar, el cabello no le brinda al cuero cabelludo el nivel de protección que necesita. Esto es especialmente cierto en el caso de las personas que tienen el pelo fino o con poco grosor. Por lo tanto, una exposición excesiva al sol puede dejar al cuero cabelludo expuesto a las quemaduras solares, de la misma forma que la piel del rostro o los brazos. Si experimentas enrojecimiento, dolor o descamación en el cuero cabelludo después de haber estado bajo el sol, es un indicio de que los rayos solares están penetrando en tu piel.

Aunque no hay pruebas de que una quemadura solar en el cuero cabelludo provoque caída permanente del cabello, la quemadura da lugar a una inflamación que puede provocar la pérdida de algunos cabellos en el corto plazo. Además, cualquier quemadura solar grave en el cuero cabelludo puede desencadenar una reacción traumática característica, el efluvio telógeno, el cual también provoca caída del cabello a corto plazo. Este tipo de reacción debería remitir en unas semanas, y el cabello perdido debería volver a crecer.

Además de los daños que sufre nuestro cuero cabelludo, también hay que tener en cuenta los daños que los rayos UV le causan al propio cabello. El sol puede privar a las hebras de su humedad, debilitar su elasticidad y provocar roturas y puntas abiertas.

Teniendo en cuenta lo anterior, ¿no crees que tiene sentido usar protector solar en el cuero cabelludo y en el cabello?

“¡Pero no me gusta usar crema solar en el pelo!”

A algunas personas simplemente no les gusta usar protector solar en el pelo. Eso es comprensible. Si utilizas el producto equivocado, es probable que experimentes un poco de pesadez y grasitud en tus hebras. El truco está en buscar los productos que estén diseñados específicamente para las características de tu cabello. Evita el tipo de cremas que sueles usar en la piel, y dale una oportunidad a las brumas y a los aceites en aerosol, ya que suelen ser más ligeros y menos grasosos.

Aplícalos sobre tu cabello húmedo, a lo largo de las hebras. También úsalos generosamente en el nacimiento del cabello y en la raya del medio, que son las zonas donde el cuero cabelludo está más expuesto. Tendrás que invertir algo de tiempo para encontrar el producto que mejor se adapte a tu tipo de cabello. Tal como sucede con otros productos, todo se trata de probar y probar, hasta dar con el que mejor se adapte a ti.

Conclusión

Cuando tenemos que protegernos del sol, es fácil olvidarse del cuero cabelludo. Esto se debe a que, sin pensarlo, asumimos que porque está cubierto de pelo, ya está suficientemente protegido. Esperamos que este artículo haya puesto en tela de juicio esa idea tan extendida, y que hayas entendido por qué tiene sentido darle al pelo la protección adicional que tanto necesita.

Vinci Hair Clinic es una de las principales empresas de restauración capilar del mundo. Si estás preocupado por la pérdida o el adelgazamiento de tu cabello, nosotros contamos con los especialistas que pueden ayudarte. Les ofrecemos una consulta gratuita y sin compromisos a todos nuestros clientes nuevos. Solo tienes que ponerte en contacto. ¡No tienes que comprometerte con nada! Anímate y reserva tu cita hoy mismo.