Mantener una cabellera sana no es fácil, mucho menos cuando hay una afección cutánea que está provocando pérdida capilar. La psoriasis del cuero cabelludo es una de esas afecciones que pueden causarnos serios problemas.

La psoriasis es una enfermedad autoinmune que hace que las células de la piel crezcan más rápido que su ciclo normal. Cuando esta enfermedad se desarrolla en el cuero cabelludo, puede conducir indirectamente a la caída del cabello, en parte como resultado del picor que provoca y el consiguiente rascado.

“La intensa inflamación asociada a la lesión cutánea psoriásica puede aflojar los folículos. El rascado y la manipulación frecuente pueden provocar la caída del cabello”, afirma Adam Mamelak, reconocido médico y dermatólogo. La psoriasis puede aparecer en todo el cuerpo, incluso en los codos, las rodillas y las uñas, pero casi la mitad de los pacientes diagnosticados con psoriasis la desarrollan en el cuero cabelludo.

La dermatóloga Christine Warren explica cuáles son algunos de los desafíos que conlleva la psoriasis en el cuero cabelludo, y por qué puede causar pérdida capilar si no se trata.

¿Por qué la psoriasis del cuero cabelludo provoca caída del cabello?

Cuando aumenta la inflamación debida a la psoriasis, los folículos pilosos de la cabeza se vuelven frágiles y quebradizos. En estos casos, los pacientes sienten la aguda tentación de rascarse el cuero cabelludo o arrancarse las escamas, para conseguir un alivio temporal.

“Pero cuando el paciente lo hace, puede empeorar la psoriasis del cuero cabelludo”, dice la Dra. Warren. “Cuando intentamos aliviar los síntomas mediante el rascado, en realidad podemos estar provocando la caída del cabello”.

En consecuencia, podemos decir que la caída del cabello se produce en parte por la inflamación y en parte por la perturbación adicional que se ejerce con el rascado.

¿Esta pérdida capilar es temporal o permanente?

La Dra. Warren asegura que “el cabello no vuelve a crecer si se tiene una psoriasis grave y crónica en el cuero cabelludo y se deja sin tratar, o si el paciente se ha rascado tanto que ha llegado a sangrar o a provocar el surgimiento de llagas en el cuero cabelludo, pudiendo generar cicatrices”.

La pérdida capilar que se produce por la psoriasis del cuero cabelludo puede ser temporal si se trata de forma adecuada. La Dra. Warren sostiene que si la psoriasis se controla y se trata adecuadamente, el crecimiento del cabello puede volver a sus niveles normales.

Cinco consejos para reducir la caída del cabello en casos de psoriasis

La Dra. Warren nos ofrece algunos consejos para ayudarnos a controlar eficazmente los síntomas de la psoriasis del cuero cabelludo, y reducir las posibilidades de sufrir una pérdida de cabello irreversible.

  1. Evita rascarte o retirarte las escamas

El cuero cabelludo es una parte especialmente sensible de la cabeza. Si ejercemos presión sobre esa zona, rascando o hurgando en ella, las hebras podrían perder fácilmente su fuerza, hasta caerse. Cuando las ganas de rascarse se vuelvan irresistibles, frótate la superficie del cuero cabelludo lenta y suavemente con la parte blanda de tus dedos.

  1. Recórtate las uñas regularmente

La segunda medida preventiva para evitar dañar el cuero cabelludo es mantener nuestras uñas bien cortas. “A veces se nos hace imposible resistir la tentación de rascarnos, pero si tenemos las uñas bien cortas, podemos hacerle menos daño a la piel y al pelo”, explica la Dra. Warren. En pocas palabras, las uñas bien cortadas nos protegen de la caída del cabello.

  1. Peina y cepilla con cuidado

Cuando te peines, ten cuidado de no raspar las escamas de la psoriasis con las cerdas. Evita los peinados excesivamente estirados, y ejerce una presión mínima al lavarte o peinarte. ¡Trata a tu cabello con suavidad y delicadeza!

  1. Opta por champús aprobados por expertos

Los especialistas capilares pueden recetar champús adecuados para las personas que padecen psoriasis del cuero cabelludo. También podemos comprar productos eficaces de venta libre, la mayoría de los cuales contienen ácido salicílico, el cual sirve para ablandar las escamas de forma que se caigan. “El ácido salicílico rompe parte de esas escamas, que son básicamente células cutáneas muertas”, dice la Dra. Warren.

  1. Evita el secador

La psoriasis hace que el cuero cabelludo se ponga más seco, y que el cabello esté más quebradizo. Además, hay champús que pueden hacer que el cuero cabelludo se reseque todavía más. Por eso hay que tener cuidado con el secado. Tu cabello no necesita más calor, ni mucho menos recibir aire caliente. Según la Dra. Warren, lo mejor es dejar que el cabello se seque al aire libre.

Conclusión

La caída del cabello puede ser causada por muchos factores, tanto genéticos como no genéticos. La mayoría de los factores no genéticos son tratables. Los trastornos autoinmunes, como la alopecia y la psoriasis, también pueden causar la caída del cabello. No confundas el picor del cuero cabelludo con la caspa. Si el picor persiste y tu champú no te ayuda, tal vez sea el momento de hablar con un especialista. Vinci Hair Clinic les ofrece consultas gratuitas a sus clientes nuevos. ¡Reserva tu cita! Ponte en contacto con nosotros hoy mismo.