0

Es normal que el cuerpo desarrolle cierta tolerancia a los productos que usamos con más frecuencia. Por ejemplo, los medicamentos, el alcohol y la cafeína empiezan a perder eficacia, a menos que aumentemos la dosis o la frecuencia de uso. Por eso no es descabellado pensar que el pelo también pueda desarrollar tolerancia a los productos que le aplicamos. ¡A veces parece que esa eficacia disminuye de la noche a la mañana!

Tal vez hayas encontrado un champú que te deja el pelo suave y brillante, tal como lo querías. Al principio funcionaba muy bien, pero luego empezó a perder eficacia, y ahora te deja el pelo seco y opaco. ¿Será que tu cabello desarrolló tolerancia a la fórmula?

Tal vez no sea tan sencillo. Sigue leyendo para que descubras las verdaderas razones por las que tus productos capilares dejan de funcionar. También te vamos a explicar cómo puedes sacarles el máximo partido a tus productos.

Cuatro razones por las que tus productos de cuidado capilar dejan de funcionar (y cómo solucionarlo)

Si tu champú y tu acondicionador ya no te están ofreciendo esos resultados que tanto deseas, tal vez es porque ocurrió algún cambio. Hay factores internos o externos que pueden desencadenar cambios en el estado y las necesidades del cabello. Vamos a echarle un vistazo a esos posibles culpables.

Cambios en el clima

Es bien sabido que los días húmedos y calurosos afectan a la textura del cabello, provocando encrespamiento. Sin embargo, lo que mucha gente no sabe es que el frío puede ser igual de perjudicial. El aire frío y seco puede deshidratar el cabello, evitando que retenga suficiente humedad, lo que deja a las hebras más secas y frágiles. Por lo tanto, no es raro tener que lidiar con las hebras quebradizas durante el invierno.

Cómo solucionarlo: ¡Cambia tu rutina! Tu cabello necesita diferentes niveles de protección y cuidado de acuerdo con la estación del año. Por lo tanto, debes cambiar tu rutina capilar en función de las condiciones climáticas. Por ejemplo, durante el verano debes hacer hincapié en la hidratación y en la protección contra los rayos ultravioleta (UV), para proteger a tu cabello y a tu cuero cabelludo de las inclemencias del clima. En los meses fríos, es conveniente que uses tratamientos de acondicionamiento profundo, para asegurar que tu cabello tenga una hidratación adecuada.

Cambios en el peinado

A menudo, las diferentes longitudes de cabello y los diferentes peinados pueden requerir diferentes tipos de fórmulas, para satisfacer las necesidades de las hebras. Por ejemplo, los procedimientos químicos como la permanente, el alisado, las mechas y los tintes pueden afectar las estructuras fundamentales del cabello, y si no llevas a cabo los cambios correspondientes en tu rutina de cuidado, podrías terminar dañándote el pelo. ¡El cabello se te puede poner opaco, débil y apagado!

Cómo solucionarlo: Si te has sometido a alguno de esos procedimientos, es posible que tengas que incluir un tratamiento de acondicionamiento profundo en tu rutina. También deberías considerar la posibilidad de añadir aceites naturales, para aumentar el brillo y la hidratación. Por supuesto, siempre es buena idea que escojas un champú y un acondicionador que estén especialmente formulados para cabellos procesados químicamente. Así podrás mantener la salud y la suavidad de tu cabellera a lo largo del año.

Acumulación de residuos

Si tus productos capilares de confianza ya no están mostrando la misma eficacia, es posible que no te estés lavando el pelo correctamente. La acumulación de residuos puede evitar que los productos surtan efecto. Todo en exceso es malo, como dice el refrán. Esto es particularmente cierto en el caso de los productos para el cuidado del cabello, sobre todo si hablamos de los que le añaden peso a las hebras. Con el tiempo, los productos pueden acumularse en el cuero cabelludo, haciendo que el cabello se sienta pesado, pegajoso y grasoso.

Cómo solucionarlo: Utiliza un champú clarificante una o dos veces al mes, para eliminar la suciedad, la acumulación de residuos y el exceso de grasa, tanto en las hebras como en el cuero cabelludo. Las fórmulas que contienen ceras, siliconas y aceites son más propensas a causar acumulaciones. ¡Lávate el pelo regularmente!

Cambios en el cuerpo

Tal vez te lavas el pelo con regularidad, pero tus productos capilares se han vuelto ineficaces de todos modos. Si no has experimentado cambios de importancia, ni en tu peinado ni en las condiciones climáticas, entonces tal vez deberías hacerte un chequeo de salud. La edad y las hormonas son factores que afectan el crecimiento, la calidad y la textura del cabello.

Cómo solucionarlo: No tiene sentido cambiar de producto si no se ha presentado ningún cambio en los factores externos que hemos analizado. En algunos casos, el problema no tiene nada que ver con los productos que utilizas, sino con tu edad, tus hormonas y tu estado de salud.

Conclusión

Si te has dado cuenta de que los productos que has usado por años han perdido su eficacia, deberías analizar los cambios en tu entorno, tus estilos de peinado y tu estado de salud, para ver cómo puedes solucionar el problema.

¿Has experimentado pérdida o debilitamiento del cabello? ¡Vinci Hair Clinic te puede ayudar! A todos los clientes nuevos les ofrecemos una consulta totalmente gratuita y sin compromisos. ¡Ponte en contacto con nosotros y reserva tu cita hoy mismo!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Copyright Vinci Medical Group 2006 - 2020

Images included in this and any Vinci Hair Clinic website, especially images of Vinci Hair Clinic clients, are the property of Vinci Hair Clinic and not to be reused by any third party without the express permission of Vinci Hair Clinic

X