0

La foliculitis es un trastorno cutáneo bastante común, que surge como consecuencia de una inflamación de los folículos pilosos. Puede ser causada por infecciones bacterianas, virales o fúngicas (hongos). La inflamación provoca pústulas (bultos llenos de pus) en el folículo piloso. El desencadenante también puede ser algún pelo encarnado que esté tratando de atravesar la piel. La foliculitis puede aparecer en cualquier parte del cuerpo donde crezca pelo, pero cuando se trata del cuero cabelludo, puede causar la pérdida temporal o permanente del cabello. Aunque puede parecer alarmante, la foliculitis tiene su tratamiento, y el mismo dependerá de la gravedad de la afección. En este artículo hablaremos de la foliculitis del cuero cabelludo.

¿Cómo se identifica la foliculitis?

La foliculitis aparece en el cuero cabelludo en forma de pequeñas protuberancias rojas, o granos de color blanco. Las protuberancias pueden producir mucho picor y escozor. También pueden aparecer en forma de llagas, con una costra amarillenta que puede contener pus. Alrededor de la zona afectada suele presentarse sensibilidad y dolor. Aunque tengas ganas de rascarte, debes hacer lo posible para no hacerlo, ya que eso sólo hará que se formen costras sobre los bultos previamente irritados. Cuando no se trata, la foliculitis puede extenderse y convertirse en un problema crónico, y el pelo se puede empezar a caer.

Si la foliculitis se desarrolla en la base del cuero cabelludo, es posible que estemos ante un caso de acné queloidal. Si afecta a la línea anterior del cabello y al cuero cabelludo, es posible que el paciente sufra de acné necrótico.

Acné queloidal

La causa exacta de esta enfermedad sigue siendo un misterio para la medicina. Comienza con la formación de protuberancias que generan prurito en la línea de inicio del cabello, en la nuca o parte posterior del cuello. Con el tiempo, estas protuberancias se convierten en cicatrices que hacen que se caiga el pelo de los alrededores. A continuación, las cicatrices empiezan a agrandarse y a endurecerse, elevándose por encima de la piel, adoptando un aspecto similar al de los queloides.

Esta afección es más común en los hombres, sobre todo en los de ascendencia africana, así como en los que tienen el pelo rizado y tieso. Suele aparecer en los primeros años de la vida adulta. Los niveles elevados de testosterona también tienen una gran influencia en esta afección. Es probable que padezcas acné queloidal si tu historial familiar te predispone para ello.

Ciertos medicamentos se han relacionado con el desarrollo de esta enfermedad, así que debes ponerte en contacto con tu médico de confianza si sospechas que tienes acné queloidal. Así podrás examinar los posibles efectos secundarios de los medicamentos que estás tomando, y tendrás la oportunidad de evaluar las distintas opciones de tratamiento para tu caso en particular.

Acné Necrótico

También conocido como acné frontal, es una forma más grave de foliculitis del cuero cabelludo. Se da sobre todo en los hombres adultos, y menos en las mujeres, apareciendo específicamente en la línea capilar frontal. Se desarrollan grandes pápulas, que se inflaman de manera tan rápida que se forman costras negras alrededor de ellas. Al final, las pápulas se curan formando cicatrices irregulares, parecidas a las que deja la viruela, y dejan unas desagradables marcas en la piel, que pueden llegar a ser permanentes. Este tipo de foliculitis suele ser difícil de tratar en casa, por lo que es muy importante que visites a un dermatólogo si sospechas que puedes tener la condición.

¿Cómo se trata la foliculitis?

Tratamientos caseros

Tómate un tiempo para reflexionar sobre los hábitos que pueden haber influido en la aparición de tu foliculitis. Por ejemplo, el uso excesivo de productos capilares puede terminar obstruyendo los folículos pilosos, así que debes tratar de evitarlos. A muchos hombres les gusta raparse la cabeza, pero es necesario dejar pasar un buen tiempo entre cada afeitado, para evitar las irritaciones y los pelos encarnados que suelen dejar las maquinillas de afeitar. Las trenzas son atractivas, pero no hay que llevarlas demasiado apretadas, y lo mismo ocurre con las colas de caballo que halan del pelo. Pero lo más importante es aprender a mantener las manos quietas. ¡No te rasques!

  • Aceites esenciales – Para controlar la foliculitis, utiliza aceites esenciales que tengan propiedades antibacterianas y antifúngicas. El aceite de árbol de té, el aceite de eucalipto y el aceite de manzanilla, entre otros, pueden tener un efecto calmante sobre la zona afectada.
  • Compresas calientes – Si de vez en cuando aplicas una toalla caliente sobre la zona afectada, a modo de compresa y durante algunos minutos, podrás calmar el cuero cabelludo y aliviar el picor.
  • Buena higiene – Es imprescindible practicar una buena higiene. Lava suavemente toda el área, para reducir la infección. Sécate el cuero cabelludo con una toalla limpia, y lava todas las toallas después de usarlas. Hazlo siempre con las manos limpias.

Tratamientos médicos profesionales

#Esteroides

El uso de cremas, jabones y lociones con corticoides prescritos puede aliviar los síntomas de la foliculitis, sobre todo el picor, la inflamación y el enrojecimiento.

#Ungüentos antimicóticos tópicos

Es posible que desees utilizar un antifúngico especialmente recetado para la foliculitis grave. Deberías consultar regularmente a un médico, para que supervise el progreso del tratamiento.

#Antibióticos

Puede ser necesario usar un limpiador antibacteriano para contener la foliculitis. En el mercado existen antibióticos tópicos muy conocidos, que ayudan a combatir el picor. En los casos graves, el médico puede recetar antibióticos orales para tratar las infecciones más profundas de la piel, sobre todo cuando el sistema inmunitario del paciente está comprometido. Estos medicamentos también pueden resultar útiles en los casos de foliculitis recurrente.

#Terapia de Luz

La fototerapia elimina las bacterias y los hongos del cuero cabelludo.

#Incisiones y Drenaje

Cuando se forman pápulas grandes, puede ser necesario hacer una pequeña incisión para drenar el pus y aliviar la presión bajo la piel. Este procedimiento alivia el dolor y acorta el periodo de recuperación.

Mantente informado…

Aunque la foliculitis del cuero cabelludo no pone en peligro la vida, las infecciones bacterianas pueden provocar una sepsis si no se tratan a tiempo, o si se tratan de forma incorrecta. Sin embargo, estos casos son poco frecuentes. Si eres propenso a tener problemas médicos que te hagan susceptible a las infecciones, no esperes y acude a tu médico o dermatólogo de inmediato, para que te hagan un chequeo completo. Mientras tanto, mantén tu cuero cabelludo limpio y seco, evitando las irritaciones y abrasiones.

La foliculitis puede desencadenar varias complicaciones. En esos casos, siempre debemos buscar ayuda médica profesional. Una visita al tricólogo te ayudará a controlar la situación, antes de que el riesgo para el cabello sea demasiado grande. En caso de tener cualquier problema de pérdida capilar, ponte en contacto con Vinci Hair Clinic para que reserves tu consulta gratuita hoy mismo.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Copyright Vinci Medical Group 2006 - 2020

Images included in this and any Vinci Hair Clinic website, especially images of Vinci Hair Clinic clients, are the property of Vinci Hair Clinic and not to be reused by any third party without the express permission of Vinci Hair Clinic

X