Call Us
0

Los cambios de estación son mucho más que un simple cambio de color en las hojas. En otoño los días son más cortos, y la temperatura es más fresca. Esta estación también puede hacer que se desencadenen cambios importantes en el cuerpo humano. No te asustes si estás dejando más pelo de lo normal en la almohada o en la ducha. Lo más probable es que sólo sea una fase de la pérdida de cabello estacional. En este artículo aprenderás sobre este fenómeno, sus causas, y qué puedes hacer para mantener la salud de tu cabello a pesar del cambio de estaciones.

Causas de la pérdida de cabello estacional

Cada vez aparecen más pruebas del vínculo que existe entre la llegada del otoño y la aceleración de la caída del cabello. Los dermatólogos creen que la densidad capilar es importante en los meses de verano, porque sirve como protección contra el sol. Pero a medida que se acaba el verano y entramos en el otoño, el cabello empieza a caerse… Y se produce un aumento generalizado en los casos de pérdida capilar.

Otra creencia muy popular entre los profesionales es que el cabello se cae en otoño para que después puedan aparecer cabellos más gruesos, que son más adecuados para el invierno. Según esta creencia, el pelo entra en la fase telógena a inicios del otoño para que luego se pueda producir un aumento en el crecimiento capilar en los meses de invierno. También puede tener algo que ver con el hecho de que en invierno los días son más cortos y se recibe menos luz solar.

Sea como sea, lo cierto es que la pérdida de cabello estacional sucede en la vida real, y afecta a millones de personas en todo el mundo. Ahora que hemos arrojado algo de luz sobre este fenómeno, cabe preguntarse si hay alguna forma de detenerlo. Sigue leyendo para que aprendas más sobre los pequeños cambios que puedes hacer para mantener un cabello saludable y reducir su caída.

Consejos para tener un cabello más saludable en otoño

No debes mantener la misma rutina de cuidado del cabello todo el año, así como no debes llevar el mismo vestuario en cada estación. Es aconsejable preparar el cabello para los meses más fríos, haciendo algunos cambios en la rutina.

Mantén tu cabello hidratado

La hidratación y la humedad son aspectos esenciales para el mantenimiento del cabello, sobre todo cuando bajan las temperaturas. Una máscara de acondicionamiento profundo te ayudará a retener humedad en el cabello. Además, es recomendable reducir el uso de aparatos de peluquería térmicos, para ayudar a retener la humedad.

También recuerda beber suficiente agua, para mantener tu cuerpo hidratado. Esto repercutirá en tu cabello también.

Suplementos para fortalecer el cabello

La biotina es un excelente suplemento que favorece la salud del cabello. Es una vitamina B, y aunque los suplementos no detienen la caída excesiva del cabello, sí te ayudan a mantenerlo saludable. La biotina ayuda a prevenir los quiebres en las hebras capilares, y hace que el pelo se vea más grueso.

La vitamina C es otro nutriente que resulta crítico para la salud del cabello. Contribuye con la formación de colágeno, un componente esencial de la estructura capilar. La vitamina C también favorece la absorción de hierro en los intestinos.

Protege tu cabello de los elementos

El frío y la humedad son dos de los peores enemigos del cabello, y en otoño e invierno el clima es más frío y húmedo. La mejor protección es mantener el cabello cubierto con una gorra o sombrero, para que esté más caliente. Sin embargo, recuerda que tu cuero cabelludo también necesita respirar, así que debes asegurarte de que tu gorro no esté demasiado apretado. La mala circulación no es nada buena para tu cabello.

Cabe señalar que si usas un gorro puedes sudar más, causando irritación en el cuero cabelludo. Si usas gorros o sombreros, debes hacerlo con moderación.

Recortar regularmente

Una de las formas más efectivas de mantener la salud del cabello consiste en deshacernos de las puntas abiertas. Por lo tanto, recortar las puntas es vital si quieres prevenir el daño ocasionado por el clima. Un cabello seco y quebradizo tenderá a romperse con facilidad, y si tienes las puntas secas estarás favoreciendo ese problema. Por lo tanto, es bueno que vayas al peluquero, aunque solo te hagan un leve recorte.

Préstale atención a tu cabello

Si te acostumbras a prestarle la debida atención a tu cabello, podrás darte cuenta cuando se esté poniendo más fino o cuando la línea media empiece a hacerse más ancha. ¿Se te está cayendo el pelo, o solo se te está rompiendo? En otoño e invierno, el aire suele ser más seco. Al ponerte y quitarte sombreros de lana, se genera una carga estática. Eso, junto con la fricción, puede favorecer la fractura del cabello. Aunque no se trate de una caída de cabello estrictamente hablando, las fracturas pueden contribuir a la caída del cabello. Lo bueno es que se trata de un efecto estacional, y por lo tanto temporal. Tu cabello volverá a crecer cuando sea el momento adecuado.

Qué hacer si no es una pérdida estacional

Es indiscutible el impacto que tiene el cambio de estación sobre el cabello. Sin embargo, si sospechas que tu condición es más seria que una muda temporal, es aconsejable que tomes medidas de inmediato. Vinci Hair Clinic ofrece una variedad de tratamientos para combatir la caída del cabello. Una consulta con uno de nuestros especialistas te ayudará a llegar a la raíz del problema, y así podrás encontrar el tratamiento adecuado. Ponte en contacto con nosotros hoy mismo, para reservar tu consulta y empezar la aventura que te llevará a tener ese cabello fantástico con el que siempre has soñado.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Copyright Vinci Medical Group 2006 - 2020

Images included in this and any Vinci Hair Clinic website, especially images of Vinci Hair Clinic clients, are the property of Vinci Hair Clinic and not to be reused by any third party without the express permission of Vinci Hair Clinic

X