0

No puedes evitar emocionarte cada vez que te arreglas o pintas el cabello en el salón de belleza. Querer mejorar la apariencia de nuestro cabello es algo fantástico. Sin embargo, si lo haces con demasiada frecuencia, puedes terminar causándote daños muy significativos. Mientras más acudas al salón de belleza, más seco y apagado se te puede poner el pelo. Además, corres el riesgo de que se produzcan roturas.

Lo mejor que puedes hacer es evitar arreglarte demasiado el pelo. Sin embargo, si ya has cometido ese error, todavía estás a tiempo de revertir las consecuencias. Ahí es donde entra en juego la tecnología bonding.

Lo que necesitas saber sobre la tecnología bonding

Para entender en qué consiste la tecnología bonding, primero tienes que saber un poco sobre los componentes químicos del cabello. Las proteínas le dan estructura al cabello, y se mantienen unidas entre sí por enlaces químicos. Estos enlaces tienen diferentes propósitos, como fortalecer o añadirle textura al cabello. La tecnología bonding trabaja sobre esos enlaces.

¿Qué le hace la tecnología bonding a tu cabello?

Los productos para el cuidado capilar basados en la tecnología de fortalecimiento de enlaces actúan en la estructura misma del cabello, en vez de solo hacerlo sobre su superficie. Los ingredientes activos localizan a los enlaces que necesitan ser reconstruidos, y actúan sobre ellos para reducir o reparar el daño que tengan. Por esa razón, es importante que uses productos que fortalezcan los enlaces capilares.

¿Qué hace que la tecnología bonding sea tan efectiva?

La tecnología bonding fortalece el cabello haciendo uso de ciertos componentes que están presentes naturalmente en las hebras. Es un trabajo parecido al que hace la queratina (entre otras proteínas) y es un proceso mucho más natural. Ofrece una solución desde el interior, y por lo tanto no se conforma con reparar la superficie o la cutícula solamente.

¿Qué resultados puede ofrecer la tecnología bonding?

Muchas personas están convencidas de que la tecnología bonding ha mejorado diametralmente la calidad de su cabello. Sin embargo, hay que tener en cuenta que los salones de belleza pueden ofrecer resultados mucho más profesionales que los que brindan los productos caseros. Esto se debe a las diferencias en la tecnología y en la fórmula, y es una muestra de lo importante que es que sepamos escoger nuestros productos. Para obtener los mejores resultados, es recomendable buscar la asesoría de un especialista, preferiblemente alguien que ya te haya tratado el cabello con anterioridad.

Lávate y masajéate el cabello

Hay algunos champús que están especialmente formulados para fortalecer los enlaces. ¡Esos son los que deberías usar! Asegúrate de utilizar champús que sean adecuados para tu tipo y textura de cabello. Aplícate el producto sobre el cabello mojado, y masajéate suavemente el cuero cabelludo con él.

Aplícate el acondicionador evitando las raíces

Como el champú de reparación de enlaces tiene que ser masajeado sobre el cuero cabelludo, es mejor evitar hacer lo mismo en el caso del acondicionador, para que no se acumulen los residuos. Cuando te apliques el acondicionador, deja unos dos centímetros de separación respecto a las raíces. Mantén el producto en tu cabello por unos tres minutos, y después enjuágalo con agua tibia. También hay una amplia variedad de acondicionadores que brindan fortalecimiento de enlaces. Solo tienes que elegir el que te convenga más.

Protégete el cabello cuando te lo peines

Cuando termines de aplicarte champú y acondicionador en el cabello, solo te faltará peinarlo. Sin embargo, debes recordar que si estás haciéndote todo ese tratamiento bonding, es precisamente porque no quieres dañarte el cabello. Por lo tanto, si tienes que usar herramientas de peluquería que generan calor, úsalas con el ajuste más bajo posible, y rocíate protector contra el calor en el cabello antes de hacerlo.

Conclusión

La tecnología bonding se destaca particularmente en dos aspectos. En primer lugar, ayuda al cabello a recuperarse del estrés y del maltrato. En segundo lugar, hace que el cabello se vea más robusto y saludable. Actúa desde adentro. Si el cabello se siente liso después del tratamiento, puedes estar segura de que no solo está actuando en la superficie del mismo. Para hacértelo puedes acudir al salón de belleza, o comprar los productos de reparación de enlaces por tu cuenta, para aplicártelos en casa.

Si estás experimentando una pérdida capilar inexplicable o un daño en el cabello causado por tus preferencias de peinado, Vinci Hair Clinic te puede ayudar. ¡Reserva una consulta gratuita con nosotros hoy mismo, para que puedas tener un cabello más saludable!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X