¡Bienvenidos a Vinci Hair Clinic!

  • Español
  • Español

¿Qué es una gorra láser? ¿De verdad necesito una?

Si eres una de esas personas afortunadas que tienen un cabello denso y grueso, seguramente la pérdida o el adelgazamiento del cabello no te parezcan un problema tan serio. Cualquiera puede perder un poco de pelo, ¿y eso qué? Nadie se ha muerto por eso, ¿verdad? Es fácil adoptar esa actitud cuando no se está en el otro extremo de la experiencia. Para los que tienen que sufrirla, la caída del cabello puede resultar traumática, y puede minar seriamente nuestra confianza y autoestima.

Afortunadamente, vivimos en una época en la que no hay que tomarse en broma la caída del cabello. Hay muchas formas de abordar el problema, desde la medicación oral y tópica hasta los trasplantes capilares. En este artículo vamos a ver un tratamiento que ha ayudado a miles de personas a resolver su problema de pérdida capilar. Nos referimos nada menos que a la gorra láser.

Gorras láser y terapia de láser de baja intensidad (LLLT)

Las gorras láser, también conocidas como cascos o gorros láser) son un buen ejemplo de la tecnología avanzada que se utiliza actualmente para combatir la caída del cabello. Estos dispositivos se basan en la terapia de láser de baja intensidad (LLLT), también conocida como terapia de luz roja, para estimular el crecimiento del cabello y detener su caída. Esto se logra mediante un proceso llamado fotobiomodulación. Este es el término científico que se usa para referirse al uso de la luz para estimular los cambios bioquímicos dentro de las células. Es un proceso que tiene similitudes con la fotosíntesis en las plantas.

El proceso funciona aumentando la producción de trifosfato de adenosina (ATP). El ATP es un ingrediente activo que proporciona energía para impulsar muchos procesos en las células vivas. Actúa sobre los folículos pilosos, prolongando el ciclo natural de crecimiento del cabello y frenando su caída. La LLLT también estimula la circulación sanguínea en el cuero cabelludo, lo que a su vez hace que el oxígeno y los nutrientes puedan llegar a los folículos pilosos de forma más eficaz.

¿Las gorras láser de verdad funcionan?

El tratamiento con las gorras láser no puede ofrecer resultados inmediatos. Se necesitan al menos tres sesiones semanales de siete minutos cada una, durante varios meses, antes de que aparezcan mejoras visibles. La constancia en el uso es fundamental para el éxito de este tratamiento. Como sucede con cualquier tratamiento capilar, las posibilidades de éxito aumentan si se combate la caída del cabello en una fase temprana.

Una revisión bibliográfica publicada en 2020 concluyó que “la TLV parece ser eficaz en el tratamiento de la caída del cabello, tanto en hombres como en mujeres”. Sin embargo, señaló que algunos de los estudios examinados estaban relacionados con la industria interesada, por lo que no podían considerarse como totalmente independientes.

Sin duda, hay que seguir investigando, pero podemos afirmar con cierta certeza que las gorras láser son eficaces en el tratamiento de la calvicie por patrones en fase inicial, también conocida como alopecia androgénica, tanto en hombres como en mujeres.

Eficacia junto a otros tratamientos

La gorra láser también se puede utilizar en combinación con otros tratamientos. Por ejemplo, después de un trasplante capilar, ayuda en la cicatrización del tejido cutáneo en la zona implantada. También puede usarse junto a medicamentos orales, como el Minoxidil.

¿Debería comprarme una?

Las gorras láser son un tratamiento seguro y no invasivo, que busca estimular los folículos pilosos. Además, es indoloro, y no tienen efectos secundarios conocidos, aunque las mujeres embarazadas deberían consultar a su médico antes de iniciar el tratamiento. Se ha demostrado que funcionan en las primeras fases de la alopecia, haciendo que el cuerpo empiece a producir un cabello más grueso y abundante. Teniendo en cuenta todo esto, ¿por qué no comprarse una?

Uno de los aspectos negativos es la cantidad de tiempo que requiere el proceso. Un tratamiento completo puede durar seis meses. El paciente debe pensar si tiene la paciencia y el dinero necesarios para completarlo. Y aunque las gorras láser tienen un buen historial, su éxito nunca está garantizado.

Estos aspectos negativos deben sopesarse frente a la posibilidad de detener o ralentizar la caída del cabello, y restaurar el pelo perdido. Solo usted puede decidir si esa perspectiva hace que valga la pena su costo en tiempo y dinero.

¿Dónde puedo encontrar una?

Las gorras láser se pueden comprar en Internet o en una clínica de confianza. Si una clínica le recomienda someterse a un curso de TLV, es probable que le brinden una gorra láser como parte del mismo. Estas gorras son pequeñas, ligeras y cómodas de usar, y ofrecen una cobertura total del cuero cabelludo. La portabilidad es una de sus mayores ventajas, ya que cualquiera puede usarla en casa.

Conclusión

La caída y el debilitamiento del cabello se producen por muchas razones. A la hora de buscar un tratamiento eficaz, el primer paso es identificar la causa subyacente del problema. Una vez que lo hayamos hecho, podremos averiguar cómo tratarlo. Las gorras láser ofrecen una solución para todos los que sufren un patrón de pérdida capilar en fase inicial.

Si cuentas con ayuda profesional, podrás identificar la causa de tu calvicie con mayor facilidad. En Vinci Hair Clinic contamos con algunos de los mejores especialistas en restauración capilar de todo el mundo. ¿Qué mejor lugar para acabar con tus inquietudes? A todos nuestros clientes nuevos les ofrecemos una consulta gratuita y sin ningún compromiso. ¡Ponte en contacto con nosotros y reserva tu cita hoy mismo!