0

El uso frecuente de champú despoja al cuero cabelludo y al cabello de sus aceites naturales, lo que obliga a las glándulas sebáceas a producir más grasa, para poder rehidratar el cuero cabelludo. Sin embargo, ese exceso de producción de grasa puede hacer que el cabello se ponga grasoso. Algunas enfermedades de la piel, como la psoriasis y la dermatitis seborreica, también pueden hacer que esa oleaginosidad excesiva se convierta en una condición permanente.

Para determinar si ese exceso de grasa es el resultado de alguna afección cutánea, debes consultar a un dermatólogo cuanto antes. ¿Y si no tienes ninguna de esas enfermedades de la piel, pero sigues sufriendo de un cuero cabelludo grasoso? Bueno, hay maneras de entrenar a tu cabello para que sea menos grasiento.

Las causas del cabello graso

Son muchos los factores que pueden provocar una producción excesiva de grasa en el cuero cabelludo. Puede presentarse una combinación de diversos factores. A continuación explicaremos cuáles son las causas más comunes de este problema.

Estrés y residuos

Los productos a base de aceite o silicona hacen que el cuero cabelludo y el cabello se vean más grasosos, sobre todo si te aplicas capas o usas demasiados productos, sin antes eliminar cuidadosamente los residuos del día anterior.

Estos productos pueden crear un revestimiento alrededor de las hebras, que actúa como una barrera alrededor del cabello y el cuero cabelludo, poniéndolo más resistente al aire y al agua, y bloqueando el sebo. Cuando esto sucede, los aceites que se encuentran en la parte superior de la capa no pueden penetrar en el cabello, por lo que las hebras se ven y se sienten más grasosas.

Además de la acumulación de residuos, el uso de cepillos sucios y otras herramientas de peinado también puede provocar una producción excesiva de grasa. Para reducir el contacto con sustancias grasosas, siempre debemos limpiar adecuadamente los cepillos, peines y herramientas de peinado que vayamos a usar.

Tocarse el pelo con demasiada frecuencia

Frotarse el cuero cabelludo o tocarse el pelo con demasiada frecuencia también puede provocar una producción excesiva de grasa. Cuando nos pasamos la mano por las hebras, movemos los aceites por toda la cabellera. El uso de sombreros también puede hacer que aumente la producción de sebo en el cuero cabelludo, ya que el sombrero atrapa los aceites, y mantiene las hebras cerca del cuero cabelludo.

Además, la aplicación incorrecta de productos de peluquería puede hacer que el cuero cabelludo y el cabello se pongan más grasosos, ya que estos productos suelen contener emolientes. Por eso debemos evitar los aceites, las ceras y las cremas en la medida de lo posible.

Cómo entrenar al cabello para que sea menos grasoso

Algunos tipos de cabello son propensos a la acumulación de grasa, pero tu cabello puede seguir luciendo un brillo natural de todas formas. A continuación te explicamos lo que puedes hacer para que tu cuero cabelludo y tu cabello vuelvan a la normalidad.

Verduras y moderación

Lavarse el pelo en exceso no es bueno para el cuero cabelludo, ya que se puede poner más grasiento todavía. Si sufres de pelo graso, no debes usar champú más de dos veces por semana.

No es necesario que hagas cambios significativos de inmediato. Prueba a lavarte el pelo con champú tres veces por semana, y luego reduce la frecuencia a dos veces por semana, cuando ya te hayas acostumbrado. Luego, cuando estés preparada, puedes probar a reducir la frecuencia a solo una vez por semana.

Los alimentos con alto contenido de grasas también pueden hacer que el cabello y el cuero cabelludo se pongan más grasosos. Las verduras, las frutas y el agua pueden ayudar a mejorar la situación. El consumo de alimentos ricos en vitamina B6 y B2, como la col rizada, las algas y las espinacas, también puede ayudarnos a reducir la producción de sebo.

Saber qué productos usar y cuáles evitar

Usa un acondicionador con propiedades hidratantes. Los champús clarificantes también nos pueden ayudar a eliminar los residuos que se adhieren al cabello. Pero este tipo de productos son potentes, así que solo debes usarlos dos veces por semana. Si prefieres los champús tradicionales, es fundamental que evites los productos que le añaden peso al cabello. Opta por fórmulas ligeras y translúcidas en vez de las cremosas, y evita los productos que contengan silicona, proteínas o aceites.

El champú en seco también puede ayudarte a entrenar a tu cabello para que sea menos grasoso. Si tus hebras empiezan a tener un aspecto mantecoso, el champú en seco puede ayudarte a eliminar ese brillo excesivo. Además, te ayudará a evitar el lavado con champú por más tiempo.

La temperatura del agua también puede afectar a la grasa y la salud de tus hebras. Lo mejor es usar agua caliente para abrir las cutículas del cabello, y luego cambiar a agua fría para volver a cerrarlas. Los cepillos de cerdas de jabalí te pueden ayudar a distribuir los aceites a lo largo de tu cabellera.

Trata a tu cabello con productos naturales

El vinagre de sidra de manzana puede eliminar la grasa del cabello. Añade tres cucharadas del vinagre a una taza de agua, y aplícate la solución sobre el cabello y el cuero cabelludo. Deja que el cuero cabelludo absorba la solución por entre cinco a diez minutos, y luego enjuágate con abundante agua.

También puedes utilizar bicarbonato de sodio. Añade dos cucharadas de bicarbonato de sodio a un cuarto de taza de agua, y aplícate la solución sobre el cabello húmedo. Deja que el cuero cabelludo absorba la solución por entre cinco a diez minutos, y luego enjuágate con agua fría.

Para obtener los mejores resultados, hazte este tratamiento una o dos veces por semana. La sal marina también absorbe el sebo, y facilita el peinado entre cada lavado.

Estos ingredientes naturales se pueden encontrar fácilmente en el supermercado.

Conclusión

El cabello graso es difícil de peinar y mantener, pero puedes entrenar a tus hebras para que estén menos grasosas. Si sigues los consejos anteriores, podrás hacer que tu cabello vuelva a la normalidad. Si no notas ningún resultado, puede que sea el momento de acudir al dermatólogo.

Vinci Hair Clinic te puede ayudar a encontrar las mejores soluciones a los más diversos problemas capilares. Reserva tu consulta gratuita y sin compromisos hoy mismo, para que pongas a tu cabello en las manos de los mejores profesionales del mercado.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Copyright Vinci Medical Group 2006 - 2020

Images included in this and any Vinci Hair Clinic website, especially images of Vinci Hair Clinic clients, are the property of Vinci Hair Clinic and not to be reused by any third party without the express permission of Vinci Hair Clinic

X