0

Otro nombre común que recibe la alopecia androgénica es “pérdida capilar de patrón femenino”, el tipo de calvicie más prevalente entre las mujeres. Aunque la calvicie presenta similitudes en ambos géneros, lo cierto es que afecta de forma diferente a hombres y mujeres. Es normal que las mujeres empiecen a experimentar cierto nivel de pérdida capilar a medida que envejecen, y sobre todo después de la menopausia. En las mujeres, la alopecia suele estar vinculada a un historial familiar de pérdida capilar, el cual puede provenir de cualquiera de los padres. Es decir, es probable que las mujeres experimenten pérdida de cabello de patrón femenino si cualquiera de sus padres ha sufrido pérdida capilar.

La pérdida de cabello en las mujeres también puede ser resultado de un problema de salud subyacente. Si empiezas a notar cualquier forma de pérdida capilar, visita a tu médico o dermatólogo. Un tricólogo puede ayudarte a determinar la causa del problema, y prescribirte el mejor tratamiento para la calvicie. Cuanto antes recibas tratamiento, mayores serán las probabilidades de detener la calvicie y de hacer que el cabello vuelva a crecer.

Los tratamientos para la pérdida capilar ayudan a las mujeres a recuperar su confianza

Existen diferentes opciones para tratar la alopecia androgénica o pérdida capilar femenina, incluyendo medicamentos tópicos como el Rogaine, la cirugía y diversas terapias. En esta sección del artículo vamos a repasar diferentes tratamientos, y veremos cómo pueden ayudarte a combatir la caída del cabello.

Minoxidil

Fue el primer medicamento tópico en ser aprobado por la FDA (Agencia de Alimentos y Medicamentos) para tratar la caída del cabello. Se vende bajo diversas marcas genéricas, como Rogaine, y se puede comprar sin necesidad de receta. El minoxidil estimula el crecimiento y el grosor del cabello, además de reducir la calvicie y la pérdida dispersa del cabello. Si utilizas minoxidil por primera vez, es posible que experimentes una pérdida de cabello mayor, pero esto normalmente se detiene tras unos pocos meses de tratamiento, a medida que el cabello se fortalece.

El minoxidil viene en forma líquida o en espuma, y está disponible en soluciones al 2% y al 5%. La solución al 2% se aplica sobre el cuero cabelludo dos veces al día, y ha demostrado ser la solución más eficaz para el tratamiento de la pérdida capilar. La solución de minoxidil al 5%, por su parte, se aplica sólo una vez al día.

El minoxidil debe aplicarse cuidadosamente en el cuero cabelludo, evitando áreas como la frente, el cuello y otras partes del cuerpo, porque puede hacer que crezca vello en esas zonas. Si pasas varios meses usando el minoxidil y notas que ha sido efectivo y que no te ha generado ningún efecto secundario adverso, tendrás que seguir usándolo de forma continua, o el cabello se te empezará a caer nuevamente.

El minoxidil no suele producir efectos secundarios, y cuando lo hace, éstos son muy leves. De todas formas, es posible que te provoque irritación o alguna reacción alérgica, ya que el producto tiene ingredientes como el alcohol y el propilenglicol. Para no agravar las irritaciones o los efectos secundarios del minoxidil, es mejor no cambiar de marca con frecuencia.

Ketoconazol

Este también es un medicamento tópico que se usa para tratar la pérdida de cabello. Es un medicamento antimicótico que, según diversas investigaciones, ha demostrado ser eficaz para estimular el crecimiento del cabello y para reducir la pérdida del mismo. El ketoconazol puede ser usado para tratar la alopecia androgénica causada por la inflamación de los folículos pilosos. Reduce la inflamación de los folículos, ayuda a mejorar la fuerza del cabello y promueve su crecimiento.

Suele estar disponible en forma de champú, y puede adquirirse sin receta médica. El champú de ketoconazol de Nizoral es una de las mejores opciones. Sin embargo, este champú tiene una concentración de ketoconazol baja (los porcentajes más altos requieren una prescripción médica). Se ha demostrado que la solución de ketoconazol al 2% tiene efectos terapéuticos sobre la alopecia androgénica, o pérdida capilar de patrón femenino.

Terapia con Láser

La terapia con láser es otra opción de tratamiento eficaz para tratar la alopecia. Aunque esta alternativa no es suficiente para tratar por completo la pérdida capilar por patrones, se puede utilizar para potenciar los efectos de otros tratamientos, como el minoxidil. Si se usa este tratamiento combinado con el minoxidil al 5%, podemos darle un gran impulso al crecimiento del cabello. El tratamiento con láser se puede administrar en la comodidad del hogar, o en una peluquería que haya sido certificada para LLLT. Los dispositivos de terapia de luz vienen en forma de peine o de gorra, y emiten ondas que estimulan el crecimiento del cabello. Esta terapia promueve la circulación, estimulando a los folículos capilares a producir cabello. La LLLT también ayuda a fortalecer las hebras capilares. Este método de restauración capilar es ampliamente aceptado por su seguridad, pues no genera efectos secundarios.

Trasplante capilar: una solución permanente

En muchos casos de alopecia por patrones, el trasplante capilar es el procedimiento más popular y exitoso. También se ha convertido en una gran alternativa en caso de que los tratamientos más convencionales no resulten efectivos. Este trasplante consiste en la extracción de folículos capilares de las áreas más gruesas del cuero cabelludo. La zona de extracción se conoce como área donante. Luego, los folículos extraídos se implantan en las zonas del cuero cabelludo que presentan calvicie (zona receptora). Este tratamiento capilar es eficaz para la alopecia androgénica, siempre que el paciente no haya perdido el cabello por completo. A diferencia de algunos tratamientos tópicos, el trasplante capilar es una solución permanente. Después de la cirugía, sólo será necesario hacer un mínimo mantenimiento en las áreas afectadas.

La realidad de la caída del cabello

Atrás quedaron los días en que las mujeres tenían que aceptar la pérdida del cabello como una parte más de la vejez. Hoy en día tenemos muchas opciones de tratamiento, desde los medicamentos sin receta hasta la cirugía de trasplante capilar. Sin embargo, antes de empezar a usar cualquier producto para combatir la caída del cabello, es necesario saber cuál es la raíz del problema. Los expertos en restauración capilar de Vinci Hair Clinic pueden ayudarte a identificar la causa, y pueden recomendarte el tratamiento más adecuado para tu caso en particular. Empieza la aventura que te llevará a tener un cabello más sano, y reserva tu consulta hoy mismo.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Copyright Vinci Medical Group 2006 - 2020

Images included in this and any Vinci Hair Clinic website, especially images of Vinci Hair Clinic clients, are the property of Vinci Hair Clinic and not to be reused by any third party without the express permission of Vinci Hair Clinic

X